8 de agosto de 2013

Nosotros y los miedos

Jueves por la tarde en la ciudad. Aprovechando el escaso tiempo libre disponible, me propuse actualizar el blog. No me gusta dejar pasar muchos días sin escribir aunque sea algunas líneas. Entramos en la recta final de las PASO, y ninguno de los candidatos (o precandidatos) me convencen. Los spots publicitarios, los afiches, los pasacalles, los globitos, los panfletos, no son más que mero cotillón. Y en cuanto a las propuestas, hasta aquel vecino que no es candidato a nada puede tener una buena idea. La cuestión es que digan cómo lo van a concretar, de dónde saldrán los fondos, con qué instituciones van a articular, etc. La seguridad nos preocupa a todos, más aún cuando no sólo se meten a robar en tu casa, sino que además te golpean y amenazan a tu familia. Nunca fui víctima de un hecho semejante, y espero que nunca me ocurra algo así, pero no hace falta ser demasiado perspicaz para darse cuenta del shock emocional que un atraco semejante le produce a cualquier persona. 

Creo que nos estamos acostumbrando a vivir con miedo, a enrejar  los frentes de las casas, a instalar alarmas o cámaras, y si bien es cierto que somos un pueblo chico, el delito ha asumido modalidades propias del Conurbano. Estamos acostumbrados también a ver cómo la Policía detiene a dos "perejiles" con unos gramos de marihuana encima, pero se muestra incapaz de dar con los responsables de los grandes delitos. Me parece que tenemos que replantearnos por qué hay personas que delinquen, si lo hacen por necesidad o si para ellos ya es casi una forma de vida. Acá en Lobos ya no contamos con el Foro de Seguridad, y es probable que no se vuelva a organizar en un corto plazo, luego del escándalo que trajo aparejado su disolución. Nadie va a querer comprometerse representando a una institución para que luego lo acusen de querer "politizar" al Foro. Por eso es que a veces digo, pongamos las cosas en su lugar. Cuando llegue el momento de meter el sobre en la urna, no importa a quién votes, pero sí que lo hagas convencido de que es la mejor alternativa posible. Dejemos de ser rehenes de las grandes estructuras políticas, dejemos de votar a dinosaurios, busquemos candidatos con los cuales no sintamos identificados en algo. Ya sea en su pensamiento o en su plataforma electoral, ¿no les parece lo más acertado? Punto final.

Barco a la deriva

  Frío comienzo de semana en la ciudad. En el contexto actual, cuesta ser innovador o creativo: Los hechos que merecen ser difundidos se rep...