1 de mayo de 2015

DÍA DEL TRABAJADOR, NUBLADO Y CON FRÍO

Hoy por la mañana, como lo hago habitualmente, sintonicé AM Radio Rivadavia, para escuchar el excelente programa de Rosario Lufrano. Entre otras cosas, Rosario empezó a reflexionar, con buen tino, sobre la crisis de los partidos políticos. Que en realidad entre las alianzas y acuerdos que se tejen, ya no se denominan tales: los dirigentes han optado por calificar a su lugar de pertenencia como un "espacio político". Acto seguido, tras exponer lo que acabo de mencionar, entrevisto al ex Canciller Jorge Taiana. Un hombre probo, respetable, moderado (en el buen sentido), y que no necesita de ningún exabrupto para sostener una opinión. A diferencia del impresentable de Aníbal Fernández, por ejemplo. La cuestión es que Taiana, sin apartarse del "ideario K", explicó algo que es muy simple y con lo cual Lufrano coincidió: el "crack" económico-social de la Argentina en 2001, obligó a los partidos políticos (aún aquellos con mayor afiliados, como la UCR y el PJ), a replantearse su rol ante la sociedad, a reinventarse. Reitero, a pararse delante del electorado de una forma distinta. 

De hecho, el propio Néstor Kirchner, quien tuvo buena parte de responsabilidad para rescatarnos del abismo, forjó el Frente para la Victoria (FPV). En rigor, pocos saben que el FPV no es "peronismo puro", si es que cabe el término. Para decirlo en otros términos: Kirchner no fue Cafiero, aunque ambos se decían peronistas. En el FPV confluyen organizaciones sociales, agrupaciones filomarxistas, y algunos sectores que Néstor logró seducir y que estaba vinculados a los piquetes como forma de protesta social. Qué se yo, sin perjuicio que lo que vaya a suceder en el corto plazo, dentro de unos años me gustaría ver las boletas del PJ Y DE LA UCR, claramente identificadas, sin ninguna alianza o "frente" de ninguna índole. Probablemente me esté equivocando, el tiempo lo dirá. Punto final.

Adiós domingo

Domingo por la tarde en Lobos: Una jornada más, ya casi por dar comienzo a la segunda quincena de abril, y pasada por agua. Hace como tres d...