9 de octubre de 2013

Le deseo una pronta recuperación

Ya se ha hablado y escrito todo sobre la salud de la Presidenta. Mi deseo es que, más allá de mis ideas políticas, pueda recuperarse prontamente y retomar sus funciones. Ante estas situaciones no tiene la menor importancia a qué partido político pertenezca cada uno, de una vez por todas hay que dejar de lado mezquindades y oscuros intereses para tener una democracia más sana. Me refiero a que CFK debe concluir su mandato para el cual fue elegida, y todos los argentinos debemos hacer lo posible para que eso suceda. No podemos seguir pensando en 2015 cuando los acontecimientos se suceden tan rápidamente. Sigo sosteniendo mis diferencias con el Gobierno, pero las mismas resultan irrelevantes cuando está en juego la salud de la máxima autoridad del país. Sería bueno que, de una vez por todas, aprendamos a comportarnos con sensatez cuando ocurren estas cosas, tratando de evitar hacer política de la desgracia ajena. Hemos tenido experiencias muy lamentables cada vez que los argentinos nos hemos dejado llevar por el fundamentalismo y esa suerte de división en la sociedad que incita al odio, a la violencia y al rencor. No tenía previsto redactar este post, pero me veo en la necesidad de hacerlo como una manera de llamar humildemente a la cordura, sobre todo cuando esta triste noticia de la Presidenta internada por una hematoma se produce en plena campaña electoral. Ojalá que tanto el oficialismo como la oposición eviten manipular una situación semejante para obtener un rédito político. Sería una buena señal de que, después de tantos años de desencuentros, algo hemos aprendido como sociedad. Punto final.

Barco a la deriva

  Frío comienzo de semana en la ciudad. En el contexto actual, cuesta ser innovador o creativo: Los hechos que merecen ser difundidos se rep...