28 de febrero de 2015

Los amigos


Yo sí creo en la amistad entre el hombre y la mujer. Es un viejo debate, objeto de charlas de café y filosofía barata. Pero tengo amigas, y por el momento no tengo intenciones de avanzar más allá de eso. Una amiga no es para cog..., no creo en esa estupidez de los "amigos con derechos" que son propias de los yanquis. La amistad es un concepto mucho más arduo de abordar que el de una relación de pareja. En un noviazgo, lo normal es que dos personas se conozcan se enamoren, eventualmente se casen o tengan hijos, y listo. Ser amigo/a de alguien, implica aceptar las "bases y condiciones", esto es: aceptar al otro tal cual es. Si no te agrada su manera de ser, das media vuelta y te vas. Esto en los matrimonios no suele ocurrir, porque los cónyuges se soportan mutuamente y así pueden permanecer 30 años o más, mientras piensan en la universidad y el futuro de sus hijos, o juegan con sus nietos. 

Sentarse a tomar un café con un amigo, por el contrario, no implica nada de lo expuesto anteriormente. Es más libre, te podés pelear y dejar de hablarte con la otra persona. O incluso, no hablarte nunca más, con lo cual ya sería un ex amigo. Lo que pasa es que está todo tan distorsionado, los vínculos son cada vez menos sólidos, que es muy difícil pensar que alguien pueda sentir cariño o admiración por otro por un tiempo duradero. Y si bien es cierto que uso el chat y todas las boludeces que la tecnología nos impone, no hay nada mejor que hablar por teléfono, que ir a un bar, porque esas son  las cosas que te hacen sentir libre. Punto final.

Barco a la deriva

  Frío comienzo de semana en la ciudad. En el contexto actual, cuesta ser innovador o creativo: Los hechos que merecen ser difundidos se rep...