31 de diciembre de 2013

Risas y lágrimas de un año que se va

Todo llega en esta vida. Hoy, 31 de diciembre, tenía muchas ganas de escribir un post, pero realmente no se me ocurre cómo redactarlo ni qué decir. Hacer un compendio de todo un año en un texto breve es casi imposible. El 2013 no fue uno de mis mejores años, pero hubo un par de hechos que me ayudaron a que "rankeara" un poco en la calificación final. Cada vez que me lo preguntan, digo que mis peores años fueron 2002 y 2012, por lo menos que yo recuerde. Siempre digo lo mismo, pero los motivos los mantengo en reserva.
Pero me estoy yendo de tema: lo que sucede es que, con la vorágine en que vivimos, nos cuesta pensar en lo acontecido en nuestras vidas durante cada mes. En 2013 se cumplieron 10 años de kirchnerismo. Y más allá de los indicadores económicos, de las cifras, de los índices de pobreza, de la inflación, los argentinos tuvimos motivos para pensar que las cosas podían ir mejor. Yo rescato muchas cosas de los primeros años del gobierno de Kirchner, y luego mostré mi desacuerdo con otras al igual que muchas personas. Como no milito en ningún partido político, eso me da la libertad para disentir cuando algo no me "cierra" sin sentirme encorsetado en una ideología política. 

2013 fue un año en el cual se dieron un par de hechos importantes: murió Chávez en Venezuela y Mandela en Sudáfrica, la ciudad de La Plata se inundó ocasionando 80 muertos, Cristina debió ser intervenida quirúrgicamente, el Papa "argentino", Jorge Bergoglio, llegó al Vaticano...y a esta escueta lista cada uno podría sumarle hechos que considera significativos.

Diría que lo más complicado para mí ha sido siempre la transición entre un año y otro, que coincide con el verano, el calor y la falta de entusiasmo. Ya para marzo los melones se acomodan solos y uno se pone las pilas de nuevo, en parte porque no queda otra alternativa que seguirla remando. Ojalá, aunque resulte una utopía, podamos construir entre todos una argentina mejor. Punto final.

Barco a la deriva

  Frío comienzo de semana en la ciudad. En el contexto actual, cuesta ser innovador o creativo: Los hechos que merecen ser difundidos se rep...