13 de septiembre de 2008

De nuevo en contacto

Hola, amigos, cómo están pasando este fin de semana? Seguramente cada uno en lo suyo, algunos trabajando, otros disfrutando del ocio, y habrá aquellos que podrán gozar de los encantos de alguna dama. En fin, hoy es sábado y la noche de Lobos, a pesar de que tiene sus altibajos, sigue siendo una de las más lindas de la zona. No tanto por la variedad de locales nocturnos, sino por ese encontrarse con amigos, disfrutar de un poco de buena música, contemplar los contornos y las formas de la anatomía femenina, enredarse en esas discusiones de café que son tan inútiles como divertidas.
Es muy probable que todo esto uno lo pueda encontrar en cualquier ciudad del planeta, pero Lobos es mi lugar, aunque más de una vez reniegue de muchas cosas que no puedo concebir ni entender. Precisamente, esa indignación está motivada porque creo que Lobos tiene potencial y está para dar mucho más de lo que en este momento ofrece, tanto a visitantes como a locales. A veces, es simplemente una cuestión de actitud. De ser una ciudad "amable". Vale decir, de tratarnos bien entre nosotros, porque eso te eleva por encima de la mala onda y te hace sentir que el lugar donde estás viviendo no es un agujero con cinco cuadras de centro sino un lugar onda "Cheers". Where everybody knows your name.

No hay comentarios.:

Barco a la deriva

  Frío comienzo de semana en la ciudad. En el contexto actual, cuesta ser innovador o creativo: Los hechos que merecen ser difundidos se rep...