4 de octubre de 2011

De nuevo en contacto!

Aquí tienen el primer post de octubre, un poco demorado quizás, pero surgieron algunas complicaciones que me mantuvieron alejado de la blogósfera. Yo creo que los blogs siguen vigentes, aunque algunos digan que Twitter está poniendo freno a su expansión. En primer lugar, son dos cosas distintas. Leer un blog común y corriente requiere un mínimo de concentración, tiene un entorno gráfico diferente basado en la plantilla que su creador haya elegido, y está orientado a buscar un espacio de expresión que no se puede hallar en una web convencional. Twitter, en cambio, impone el límite de 140 caracteres, y nadie lo utiliza como un medio para escribir algo serio. Por lo general, son boludeces cotidianas, al estilo de "me estoy preparando para salir", o "qué rica estuvo la cena de anoche". Si los blogueros queremos jerarquizar lo que hacemos, hay que empezar por mejorar los contenidos. Esto es, escribir desde una perspectiva que resulte interesante para el lector, explotar al máximo las posibilidades que brinda un blog, confesar lo que nos pasa, sin que terminemos escribiendo un diario íntimo.

En esta noche de martes, me siento con ganas de seguir adelante con el blog, en un mes que será muy particular por las elecciones presidenciales. De más está decir que el resultado no deparará sorpresa alguna, pero no por ello deja de ser un hecho destacado en un país donde todavía no nos tomamos en serio el hecho de ir a votar. Y aunque Cristina tenga al reelección en el bolsillo, vivimos de un modo tan impredecible que nadie puede pronosticar qué sucederá en el segundo mandato, y cuáles serán las reglas de juego. La economía está atravesando por una etapa muy volátil, y nadie sabe bien cómo vamos a afrontar la crisis global y la devaluación del real en Brasil. Aunque mis conocimientos sobre economía sean limitados, no hace falta ser un gurú para darse cuenta de que estamos navegando en aguas turbulentas.

No hay comentarios.:

Barco a la deriva

  Frío comienzo de semana en la ciudad. En el contexto actual, cuesta ser innovador o creativo: Los hechos que merecen ser difundidos se rep...