9 de octubre de 2015

Messi es único

Anoche, la Selección dejó una imagen lamentable en la primera fecha de las Eliminatorias, y cayó 0-2 ante el modesto representativo de Ecuador. Sin Messi, el equipo es otro, y se nota. Se gustaría escuchar los argumentos de quienes sostenían que "La Pulga" era pecho frío, que no tenía huevos, entre otros calificativos. Messi es el conductor indiscutido de la Selección, precisamente por ello, cada vez que juega lleva la cinta de Capitán. Pero además, aunque no juegue al 100 %, mete pases imposibles, brinda asistencias, genera espacios de juego... pero no hay caso, parece ser que para algunos no da con "el gusto argentino". Creo que se merece mucho más reconocimiento del que tiene, y no me importa ese argumento de que en Barcelona mete 2 o 3 goles por partido y acá ninguno. El tipo se baja de un avión, llega a Ezeiza unos días antes, y entrena con jugadores que apenas conoce, ¿qué pretenden? En un club cuyo plantel se mantenga relativamente estable como es el caso del Barcelona, esto no es así, he aquí el detalle. 

Pero si lo trasladamos a otros ámbitos, cuando algo nos sale bien y es aplaudido por el mundo, los argentinos seguimos disconformes, criticamos con dureza a quienes triunfan en el Exterior, y tenemos esa mezquindad que siempre nos ha caracterizado, el famoso "enano fascista", esos comentarios de peluquería o de vieja en chancletas que no aportan nada. Uno no se da cuenta de lo importante y valiosas que son las personas hasta que ya no están. Fíjense lo que pasó con Piazzolla, cómo lo criticaron, cuando fue un adelantado, un innovador. Seguimos con la misma mentalidad de hace dos siglos. Y esto no tiene nada que ver con la política, puesto que hoy decidí abocarme a otro tema, a ver si nos damos cuenta que siempre vemos la paja en el ojo ajeno. No hay nada que nos venga bien. Los que dominan la pantalla de TV son todos frívolos, inútiles y drogadictos. El talento genuino, ese que resulta inmediatamente reconocible porque es una caricia a la inteligencia, no aparece por ningún  lado, porque no "vende". Y esto no lo cambia ningún político, ya está en nuestro ADN, parece ser. A ver si cambiamos a tiempo antes de que nos tape el agua. Punto final.

Barco a la deriva

  Frío comienzo de semana en la ciudad. En el contexto actual, cuesta ser innovador o creativo: Los hechos que merecen ser difundidos se rep...