1 de octubre de 2015

Una hoja menos en el calendario



Primer día de octubre. Primer día de un mes que sin lugar a dudas será muy agitado por los hechos de público conocimiento, pero debemos entender pese a ello que es una instancia necesaria. Que los partidos políticos hagan proselitismo no me molesta, lo que me fastidia es que prometan cosas que ellos mismos saben que son totalmente utópicas. Yo estoy tranquilo y en paz con mi alma, ya los conozco a todos los candidatos, "los tengo bien calados" como se dice en la jerga, y sé quién presenta un proyecto viable y quién no. Porque sería bueno que nos expliquen a los vecinos de dónde van a sacar la plata para crear tantas Secretarías y dependencias del Ejecutivo, como muchos pregonan. Me parece que esto es fundamental, porque si no somos capaces de discernir entre algo concreto y algo que está "en el aire", nos vamos a dejar guiar por los cantos de sirena de quienes se creen con derecho a subestimar nuestra inteligencia. Los lobenses estamos hartos de "propuestas", lo menos que pedimos es que nos muestren cómo las van a plasmar en los hechos. 

No es nada descabellado lo que la gente pide: saber de dónde va a salir la plata para el parque industrial, para la Secretaría de Seguridad, y otras propuestas que andan circulando por ahí. Lo que sí me parece fundamental, y creo que en ello todos estamos de acuerdo, es el control del gasto público. No importa si el próximo Gobierno es oficialista u opositor, lo que realmente importa es que los agujeros del Presupuesto no los terminemos pagando los contribuyentes con los siderales aumentos en las tasas de los servicios públicos, ya que como es sabido, por un lado el Gobierno niega la inflación pero por el otro aplica tarifazos que impactan directamente en nuestro bolsillo. Es hora de que sepamos distinguir la paja del trigo, lo que se hizo bien y lo que se hizo mal, una gestión buena de otra deficiente, para así estar en condiciones de emitir un voto convencidos de que hicimos lo correcto. Punto final.

Barco a la deriva

  Frío comienzo de semana en la ciudad. En el contexto actual, cuesta ser innovador o creativo: Los hechos que merecen ser difundidos se rep...