19 de diciembre de 2023

El desafío de seguir adelante como sea

Martes por la noche en la ciudad. Tardé unos días en escribir esto porque quería encontrar la forma adecuada de expresarlo. Desde hace varios años que no registrábamos un temporal tan feroz como el que azotó durante todo el fin de semana a buena parte de la Provincia. Por suerte, en Lobos no hubo que lamentar consecuencias personales, voladura de techos, o que los árboles cedieran y terminaran desplomándose sobre algún vehículo. El Barrio FONAVI sigue sin ningún tipo de solución cada vez que cae una lluvia intensa, y las calles se inundan sin que nadie se haga cargo, para lógica indignación de los vecinos. 

Sin embargo, si uno observa arterias de la zona céntrica (puedo citar la esquina de Salgado y Las Heras), no es necesario que se registren varios milímetros para que se vuelva intransitable, sobre todo para los peatones, y si pasa algún auto, debés tener mucho cuidado porque si pretendés cruzar de vereda cuando pasa por el badén te puede dejar cubierto de barro. Consecuencia natural de que la Salgado haya sido asfaltada donde existía el empedrado, y de no haber tomado correctamente los niveles.

Pero hubo un apagón desde las 2 o 3 de la madrugada del domingo, afectando a muchos vecinos, sobre todo quienes viven detrás de las vías del ferrocarril, en la zona aledañas al Hospital y al Club Madreselva, por citar algunos puntos de referencia. Esos lobenses estuvieron sin luz por casi 15 horas, lo cual es inadmisible desde todo punto de vista, por más que se haya tratado de un fenómeno meteorológico inusual y de gran magnitud. No se puede vivir así, privado de un servicio esencial. Pensemos que la poca comida que uno puede comprar hoy en día y que necesita refrigeración, se pudre irremediablemente en la heladera. No hay forma más triste de tirar la plata en una coyuntura que no da lugar a que eso ocurra.

 Esta vez zafé, en casa tuvimos un corte aquella madrugada, no recuerdo cuánto tiempo pasó, habrán sido una o dos horas como mucho. Lo único para rescatar es que se produjo en un horario donde uno ya se dispone a dormir, y el uso de energía en el hogar se reduce al mínimo.

Esto me hace reflexionar sobre algo mucho más abarcativo, como es nuestra capacidad para reaccionar ante distintas situaciones que se nos presentan. En Bahía Blanca hay gente que lo ha perdido todo, pero el Presidente priorizó ir a votar para las elecciones en Boca y luego hizo un paso fugaz por la zona afectada "para la foto", vestido con un uniforme militar que lo vuelve doblemente ridículo (y estúpido). Y es inevitable pensar: Nos tomamos demasiado en serio hechos que ni siquiera merecen ser considerados problemas dado que (al menos en mi punto de vista) no ponen en juego aspectos realmente importantes de la vida, como la salud. No soy precisamente una persona tranquila, pero no nos va a quedar otra que serenarnos. Es evidente que estas dos semanas del nuevo Gobierno han provocado un cimbronazo sin precedentes. Habría que remontarse a 1975 para encontrar un escenario similar, el famoso "Rodrigazo". Es más, yo creo que si cambiamos las fechas y los nombres de lo que pasó hace ya 48 años, sería lo mismo. Sólo que el desquicio económico de aquella época no hizo más que precipitar el final y acrecentar el malestar social que derivó en el Golpe del año siguiente.  

Más allá de lo enunciado en los párrafos anteriores, estoy sentado frente al monitor, y como las ideas que pretendía esbozar se me ocurren generalmente por la noche, antes de dormir, buena parte de ellas se han esfumado de mi mente, como se te borran todos los datos cuando tenés que formatear un disco rígido. En estos momentos estos leyendo dos libros que a priori parecen interesantes : Uno de ellos es "En busca de uno mismo", del filósofo Jaime Barylko, y el otro es un ensayo histórico titulado "Argentina 1930-1960", publicado por Editorial Sur, que dio nombre a la famosa revista literaria donde escribieron las plumas más notables de la Argentina.

Este blog nació en 2005, los lectores seguramente lo saben. Y desde 2006/2007, todos los textos que ustedes pueden ver ha sido escritos por mí. Al principio publicaba colaboraciones que me enviaban, porque lo pensé como un espacio abierto, y lo sigue siendo. Por lo tanto, cualquiera que desee enviarme un relato, una poesía, o una nota de opinión no tiene más que hacérmelo llegar por mail (firmado con su nombre real). Fuera de eso, he tratado siempre de aumentar la cantidad de posteos por mes. Cuando no fue posible, ha sido porque no tenía tiempo o no me sentía bien para escribir algo que merezca ser leído. No lo tomo como un trabajo, en líneas generales me siento a gusto haciéndolo. El día en que ya no tenga motivación, dejaré este blog en "stand by", lo borraré para siempre, o lo que sea.

Tema 2: Es interesante observar a la gente que concurre a un gimnasio. Muchos van para tonificar su cuerpo y sentirse mejor, otros sólo buscan "levantar kilos" pero me da la impresión de que se pasan de rosca, ellos sabrán lo que hacen. Sumar cada vez más kilos, tanto en los distintos elementos como en las pesas o mancuernas, no está mal si es que lo consultás antes con el instructor para evitar lesiones. Algunos van vestidos como si fueran a competir en el Mundial de Fisicoculturismo, con muñequeras, rodilleras, zapatillas caras, y todo eso. Otros van simplemente con ropa cómoda para hacer una rutina de ejercicio, tal es mi caso. Cuando voy al gimnasio, trato de concentrarme y despejar la cabeza en el tiempo que estoy ahí, de lo contrario no me sirve, esa es la razón principal por la que yo voy. Está bueno tener la sensación de cansancio cuando llegás a tu casa, te das una ducha, y considerás que estás haciendo algo por vos mismo. Correr 15 ó 20 minutos en una cinta, es algo que ya no hago, pero es también útil para olvidarse transitoriamente de las preocupaciones cotidianas. En fin, cada uno llega con un objetivo definido y se dedica a cultivar ese propósito, lo cual es totalmente válido. 

Lo importante es no perder continuidad, siempre que tus ocupaciones te lo permitan. Para eso se requiere un mínimo de voluntad, y quizás ahí está la clave, se trata de un espacio que te desafía y te interpela como una forma de medir tu capacidad de asumir un compromiso con una actividad a la cual no estás obligado. No hay que dejarse estar, así de simple. Nos estaremos viendo pronto. Punto final. 

No hay comentarios.:

Adiós domingo

Domingo por la tarde en Lobos: Una jornada más, ya casi por dar comienzo a la segunda quincena de abril, y pasada por agua. Hace como tres d...