14 de septiembre de 2020

Hacer periodismo en tiempos de pandemia, caiga quien caiga

 El fin de semana transcurrió sin mayores sobresaltos, excepto por un grupo de inadaptados que el pasado domingo salieron en caravana a dar vueltas al pedo en moto, con escape libre, por supuesto. Estos muchachos han visto demasiadas películas y se creen que son Easy Rider. Hoy publiqué una nota sobre el cierre del Sanatorio al ingreso de nuevos pacientes. Me llamaron para desmentirlo. Lo hice, pero a la persona que habló conmigo le dije las fuentes que me brindaron la información, ya que no soy un improvisado en esto. Una persona o institución puede desmentir o aclarar lo que desee, y en tal caso merece su derecho a réplica. Pero debo decir que con respecto al COVID en Lobos, existe un ocultamiento de la información más que notorio. A los medios, todos los días nos envían un comunicado por la mañana. Y eso es todo. Quisiera saber quiénes son los que lo confeccionan y redactan, porque muchas veces tomamos conocimiento de casos positivos que no aparecen en los informes oficiales. Este gobierno, que declama "decir la verdad" y hace un alarde de la "honestidad", no ha logrado aún sincerarse frente al Coronavirus. Hoy hubo una reunión de las autoridades políticas con el Equipo Intersectorial y con los concejales, pero dejó sabor a poco. No se tomarán medidas por el momento para restringir la circulación. "Siga, siga", decía el árbitro de fútbol. Es lo mismo que estamos viendo ahora. 

Muchos funcionarios, de ayer y de hoy, deberían saber que la verdad siempre triunfa, aun contra sus deseos. Porque son los propios vecinos quienes expresan al periodismo lo que está pasando. Y como sostengo siempre, nuestro deber es ser esclarecedor en la polémica, en lugar de agigantarla sin sentido. No se me cae el sombrero por retractarme o decir que la información publicada es inexacta o imprecisa. Lo haré todas las veces que sea necesario. A río revuelto, ganancia de pescadores. Dejen de culpar a la prensa y háganse cargo. La gente se los va a agradecer. Dejen de mirar la paja en el ojo ajeno y asuman la responsabilidad que les cabe. Porque nadie los obligó a ocupar un cargo, ustedes eligieron hacerlo. 

De más está decir que hacer periodismo en estos tiempos no es nada fácil. Pero uno sigue en la pelea, porque es una pasión, es para lo que nos formamos y capacitamos. Entonces vos, si querés que me retracte y sos gerenciador de una institución, mandame un comunicado memebretado y firmado, y ahí podemos empezar a hablar. No antes. Con el diario del lunes, es fácil hablar. En tiempos del periodismo digital, nosotros nos adelantamos y ya tenemos "el diario del domingo". Yo soy editor y director de un medio de prensa, el resto que haga lo que quiera, me hago responsable de mis notas y si están ajustadas a la realidad de los hechos, eso es lo que verdaderamente importa, y no perder tiempo en desmentidas mientras vecinos nuestros siguen contagiándose y muriendo a consecuencia de la pandemia. Punto final.  



No hay comentarios.:

Adiós domingo

Domingo por la tarde en Lobos: Una jornada más, ya casi por dar comienzo a la segunda quincena de abril, y pasada por agua. Hace como tres d...