25 de mayo de 2017

¿Qué versión del 25 de Mayo preferís?

Jueves por la mañana, con pronóstico de lluvia. Resulta interesante indagar qué representa para cada uno de nosotros el 25 de Mayo. Las reseñas históricas se repiten todos los años en los actos escolares, pero los chicos (ni los adultos), no comprenden que la Revolución de Mayo no fue un hecho aislado, sino la manifestación de un proceso que culminaría mucho tiempo después, incluso más allá del 9 de Julio. Hubo muchas luchas internas, al igual que ahora, y recién con la Constitución de 1853 por fin se consolidó la idea de las "Provincias Unidas del Río de La Plata", luego de cruentos enfrentamientos entre unitarios y federales. Se abolió la esclavitud, pero persistió el exterminio de los pueblos originiarios, de los legítimos dueños de la tierra, los indios, la particular visión que Sarmiento tenía de los gauchos, y así vemos que despojados de los monumentos y del bronce, los próceres que hoy honramos fueron ante todo seres humanos, no salieron de una novela de ciencia ficción.

También es lamentable el poco apego que tenemos a preservar nuestro patrimonio, dado que el Cabildo actual que todos conocemos cuando vamos a Buenos Aires dista mucho de la edificación original, fue mutilado para construir calles, avenidas (como la Av. de Mayo o la Diagonal Roca), o vaya uno a saber con qué propósito. El edificio que vemos sobre la calle Bolívar fue resconstruido en la década del '40 y es víctima de actos de vandalismo en cada manifestación de la Plaza de Mayo, con grafittis de aerosol, al igual que la Catedral. Recuerdo también el slogan kirchnerista de que "La Patria es el otro". No, la Patria somos todos, definir el significado de "Patria" para quienes no somos historiadores puede resultar complejo. Pero en principio, a mi modo de ver, es algo que nos cobija a todos, y lo que nos hace una Nación, no un montón de personas desperdigadas por un territorio cualquiera. El locro, los churros, el chocolate, y toda esa suerte de "gatronomía de actos patrios" no nos hacen ni más ni menos argentinos, es tan argentino quien come una hamburguesa como aquel que prepara una olla de locro. Lo que nos hace argentinos, más allá del hecho obvio de haber nacido en el mismo suelo, es sentir que nuestro esfuerzo no es individual, que estamos laburando o militando en una agrupación política por el bien común. Los inmigrantes contemporáneos, pese a no haber nacido aquí, ponen también su mejor empeño para adaptarse a una nueva cultura, que quizás no los representa del todo, pero que es parte del hecho de irse a vivir a otro país donde los usos y costumbres son diferentes. Y esos ciudadanos bolivianos o paraguayos, seguramente tienen hijos que van a escuelas públicas argentinas, porque la educación es un derecho universal, y se ese modo las nuevas corrientes migratorias se encuentran con un modo de enseñar y aprender distinto al de sus países de origen. Por eso, insisto en que el 25 de Mayo puede tomarse como un feriado más, o puede tratarse de un día para hurgar en nuestra historia reciente, que está plagada de contradicciones y de confrontaciones estériles. Punto final.

24 de mayo de 2017

Mitad de semana y reencuentro

Luego de algunos días de transición, vuelvo a encontrarme con ustedes, mis lectores, que son la principal motivación para escribir. Lo que debemos recuperar los lobenses, como dijo un dirigente político, es el espíritu de comunidad, de pueblo. No hay que avergonzarse por vivir en un pueblo chico. Ya sabemos las reglas del juego, los pro y los contra que trae aparejado esto. Aquel que no se sienta a gusto o prefiera una ciudad con más habitantes y atractivos,  seguramente tendrá la posiblidad de irse. Muchas veces fantaseé con la idea de irme a vivir a otro lugar, sin embargo para tomar una decisión de ese tipo primero habría que tener un laburo asegurado para hacerlo. Lobos brinda oportunidades de empleo para un determinado segmento, de operarios de fábrica, técnicos electromecánicos, o cosas por el estilo, pero si yo tuviera que radicarme en otra ciudad con mi currículum de Periodista, se me haría bastante cuesta arriba obtener un lugar, o hacerme un lugar. 

Que seamos un pueblo chico, no impide que sucedan hechos aberrantes, como casos de presunto abuso sexual, o presuntos secuestros, y ponen en vilo a la comunidad. Por no mencionar el siempre vigente "cuento del Tío", que se centra en estafar jubilados y personas mayores. Lo que pretendo mencionar, es que nuestra condición de pequeña localidad del Interior no nos hace permanecer ajenos a lo que sucede en las grandes urbes. Estamos a 100 km. de Buenos Aires, y aunque se ha vuelto costoso viajar, basta con hacerlo de vez en cuando para comprobar el ritmo frenético de los porteños, los contrastes:  la marginalidad por un lado y la opulencia y el lujo por el otro. Tenemos una colectividad importante de inmigrantes de países limítrofes, y cada tanto reaparece el debate sobre si hay que endurecer o no los controles, las fronteras, o impedir el ingreso de aquellos con antecedentes penales. Lo concreto es que se habla durante unos meses o semanas, opina todo el mundo, y luego todo vuelve a "foja cero", de hecho si nuestros diputados y senadores no se dignan en tomar cartas en el asunto modificando las leyes migratorias, no habrá avances en ese sentido. No es más que una cortina de humo el "debate" que se pretende instalar, en la medida que distrae la atención de cuestiones más urgentes, y nadie quiere sincerarse y decir lo que realmente piensa. Si uno es xenófobo, o si es de extrema derecha, por lo menos sería positivo saberlo. Gente, que tengan un buen 25 de Mayo, y que disfruten de esa joranda patria. Punto final.  

19 de mayo de 2017

Aquellas calles que me vieron crecer

Viernes por la noche. Después de la tormenta siempre llega la calma...hoy, transcurrida la mañana, no volvió a llover con intensidad y fue una buena ocasión para salir a desandar las calles de esta ciudad que me ha acompañado toda mi vida, a gastar un poco la suela de los zapatos, en medio del barro que tardará en irse. El trajín pueblerino ha ido mutando, cada vez se ven más autos, lo cual hace que el peatón debe extremar los cuidados para que los psicópatas al volante no te lleven puesto. Se ven muchos carteles en los negocios de "liquidación por cierre", y otros que rezan "cambio de firma". 

Por lo general, no miramos al cielo, excepto cuando el pronóstico presagia algún aguacero. En rigor, no miramos más allá de nuestra estatura, y hay edificios imponentes que se erigen, mientras otros se haya sumidos en la decadencia y el abandono.

Debería trabajarse en serio en embellecer la calle 9 de Julio, que cuando yo era chico daba gusto transitar. Hoy está bastante devaluadam, ya sea porque quieren arreglar todo con dos mangos metiendo durlock, o bien porque el costo de un local en la principal calle de Lobos te limita un poco la posibilidad de  hacer mejoras. Lo único que ha hecho lucir a esta tradicional arteria es el Cine Italiano, orgullo de todos los lobenses, que logró recuperar buena parte de la actividad cultural y los grandes espectáculos que siempre pasaban de largo y había que viajar para poder presenciarlos. 

También se advierte que el Centro, lentamente se va expandiendo, porque la proliferación de bares, restaurantes, locales de telefonía celular, hace que la gente concurra a esas calles que otrora eran un páramo y que hoy tienen una aceptable vida comercial. En fin, me propuse escribir un texto corto, y a modo de conclusión, puedo decir que Lobos debe contar con una oferta gastronómica a precios razonables para recibir al turismo, ya sea en el Casco Urbano o en la Laguna. Punto fina.

Una luz de esperanza

¿El Gobierno de Macri se está quedando "sin pilas"? ¿Podrá torcer la historia y convertirse en el primer Presidente post-democracia no peronista en terminar su mandato? Hay motivos para pensar que sí, no obstante la población ya acusó el golpe del "tarifazo" en la luz y el gas, y otras medidas impopulares que no benefician a los sectores más postergados. El programa "Precios Cuidados" tiene muchos menos productos que en los años K, y a veces ni siquiera se consiguen, hay una empresa láctea líder (SanCor) al borde del quebranto económico, e insisto que para potenciar los anuncios verdaderamente positivos, Macri debe hacer uso de la Cadena Nacional. Quizás por diferenciarse del gobierno anterior, no ha sabido llegar con las medidas al alcance de toda la sociedad. Pero claro está que este es un año electoral, y la suerte de Cambiemos para los próximos dos años estará condicionada a lo que el pueblo decida en octubre. 

Como mencioné en otras oportunidades, la estrategia comunicacional de Facebook o Twitter no tiene suficiente llegada, excepto para quienes adhieren públicamene al macrismo. Las visitas oficiales a países europeos o asiáticos buscando alentar inversiones, hasta ahora son sólo expresiones de buenos deseos, o se han firmado acuerdos bilaterales que nosotros desconocemos. ¿Quién aceptará invertir un sólo peso en un país en recesión? ¿Y quién se hará cargo del endeudamiento con los órganos financieros internacionales? Podemos debatir si el consumo ha repuntado o no, pero en cualquier caso es tan leve que no resulta notorio o significativo. Por supuesto que no estoy diciendo nada nuevo, lo que considero una maniobra perversa es argumentar que ahora hay un "sinceramiento" de los índices de pobreza e indigencia porque se cuentan con estadísticas confiables del INDEC. En vez de preocuparse por paliar el problema, difunden cifras que dan espanto: 30 % de los argentinos son pobres. Y la gran mayoría que tiene trabajo, es no registrado o "en negro". Generar trabajo genuino no es una tarea fácil, ya que venimos de décadas de precarización laboral y patoterismo sindical. 

Pero, como siempre sostengo, todavía estamos a tiempo. No estamos en "tierra arrasada", sino viviendo una coyuntura muy difícil que no sabemos cuánto tiempo más deberemos afrontar. La situación de los países vecinos (Brasil, Venezuela), tampoco ayuda. Macri se define como lo contrario al "populismo", del cual trata de diferenciarse en cada entrevista. El problema no es el populismo en sí, porque el Presidente de EE. UU. también lo es, con esa actitud demagógica y golpes emocionales. Lo que aquí hay que dejar de hacer, es escudarse en los 12 años kirchenirstas, y pensar que el momento es aquí y ahora. Dar vuelta de página: si la gente la pasaba mal antes y votó por un cambio, dar respuestas a las demandas del electorado. De lo contrario, cuando lleguemos a 2019, obtendremos un magro balance de una gestión de Gobierno que llegó como un aire nuevo en la política pero que no sabe o no puede "despegar". Punto final.

16 de mayo de 2017

No seamos fanáticos

Hay gente a la cual el esfuerzo personal que uno haga parece no bastarle. Hagas lo que hagas, te van a criticar. Y creo que cada uno desde su laburo muchas veces siente lo mismo. Por ejemplo, todos aquellos que están al salto para ver cuando te equivocás, ¿Por qué no salen a la calle con un grabador y una cámara a hacer notas? Por suerte, tengo bastante asimilado el hecho de que no puedo dejar conformes a todos, y tampoco sería bueno que sucediera. La inmediatez de la información, la necesidad de publicar noticias lo más pronto posible, puede llevar a cometer errores, pero si hay algo que puedo afirmar, es que nunca tergiversé ni cambié los dichos de un entrevistado. Si no me convence lo que dijo, no lo voy a forzar a hacer declaraciones que nunca hizo. Por supuesto, cada uno se hace cargo de sus dichos, para eso se graba, para que nadie argumente "yo no dije esto".

Ayer, lunes, hubo muchísimos vecinos que se acercaron a la Oficina de Empleo por una búsqueda laboral. Nosotros informamos, pero había cada pregunta absurda que demostraba que no habían comprendido un carajo. Si vos titulás: "Don Satur incorporará operarios en Lobos", y luego alguien te dice "¿Dónde es? ¿es en Lobos?", quiere decir que no leíste la nota, o que algo tan sencillo como una información de un párrafo no lo podés procesar. Se brindaron todos los datos posibles, en principio porque entendemos que hay mucha gente sin trabajo que está interesada en conseguirlo. Pero ya con leer la noticia es suficiente para saber dónde ir, a qué hora, a qué lugar. Evidentemente hay gente que pretende que les den todo servido, me refiero a que no son capaces de leer un texto que es claro y comprensible para todos. Porque uno no escribe para un estrato social determinado, sino para un público amplio. Por eso, la nota publicada en LOBOS 24 tuvo más de 3.500 visitas, siendo hasta ahora la más vista dentro de la corta vida de mi diario digital. 

Si leés un diario impreso, te va a suceder lo mismo: con leer el título (muchas veces engañoso o malicioso), no vas a enterarte de lo que realmente pasó, y si todos los medios tuvieran solamente un par de frases sueltas, nadie entendería nada. El título sintetiza lo más destacado de la nota, pero no es el todo, y considero que así nos pasa en otros ámbitos, buscamos soluciones mágicas, que algo sea breve y no no demande mucho tiempo. Todo lleva su tiempo. A mí, el hecho de escribir la nota, y al lector, el hecho de recibir la información. Es cuestión de sentido común, si querés informarte de verdad debés leer varios medios, y verás que cada uno hace un abordaje distinto de los hechos. Eso contribuye a que vos formes tu opinión o tu juicio de valor, y no a tomar lo que dice Juan o Pedro como la verdad absoluta. Punto final.


13 de mayo de 2017

Un efecto residual de un sistema perverso

Llegó el fin de semana, cesaron las lluvias, pero persiste el reclamo de muchos vecinos por las calles inundadas. O los desagües no funcionan como corresponde, o las calles no están en el nivel adecuado, con lo cual el agua que encajonada formando una "pileta". También está la polémica acerca de si los frentistas deberán pagar o no por el nuevo pavimento. Lo que sucederá, más tarde o más temprano, es que deberán pagar, más allá de lo que sostenga la oposición. Por otra parte, me pregunto por qué la empresa EDEN no se preocupa más en mejorar el tendido eléctrico en lugar de organizar espectáculos musicales, que son muy buenos por cierto, pero todos los vecinos padecemos la baja de tensión durante los meses de verano, los cortes de luz, hay postes podridos o a punto de caerse en distintos sectores de ejido urbano, lo que representa un peligro para todos los que transitan por el lugar. Las tarifas son cada vez más altas y ello no se refleja en una mejora del servicio. Recuerdo que cuando comenzaron las privatizaciones en los '90, los funcionarios de entonces aseguraron que habría inversiones, que las prestaciones a los usuarios mejorarían, pero esto no se ve en los hechos. En el caso de la ex Entel, hubo una inversión inicial que sí se pudo apreciar, porque se acortaron los plazos para que el cliente pudiera disponer de una línea. Pero Telefónica se durmió en sus laureles y en los millones que embolsó con el curso de los años. Me parece inadmisible que ni siquiera quieran gastar para enviarte la factura en papel, con el pretexto de cuidar el Medio Ambiente, y que tengas que acceder a Internet, imprimirla, y pagarla. No todos pueden o desean adherirse al débito automático, porque te sacan guita de tu cuenta bancaria y si te cobraron de más, reclamar por el cobro indebido es más engorroso aún. 

No todos tienen una conexión a Internet, y quienes sí la tienen con Speedy, comprobarán que es demasiado lenta, no han invertido un sólo centavo en los pueblos del interior, tercerizan las reparaciones, y quieren desprenderse del mayor número posible de empleados. Fue así, como todos recordamos que florecieron las remiseras o los kioscos, porque a la gente la echaban, cobraba una indemnización y trataba que rebuscárselas de alguna manera para tener un emprendimiento que les siga generando ingresos. 

Hoy, veo que poco ha cambiado, porque cada vez pagamos más en concepto de impuestos, y ayer leía una publicación en La Nación que hay 80 ñoquis en la Legislatura que venían cobrando sueldos de $ 40.000 para arriba. Todos nosotros estábamos pagando a esos tipos que no iban a trabajar nunca, y seguramente habrá otros que los reemplacen, muchos de ellos asesores de diputados o senadores, que fomentan el monumental aparato del empleo público que no aporta a una  mejor calidad de vida. Nuestros legisladores van al Congreso cuando quieren, se duermen en sus bancas, negocian votos a cambio de favores espurios, y se llevan una "dieta" que supera los $ 100.000, además de tener en el futuro el privilegio de jubilarse con haberes mucho más altos que el común de los argentinos. Si el ANSES les diera 6.700 pesos a cada uno, hay que ver cómo se las arreglarían para sobrevivir, cuando se necesita más de 12.000 pesos para no caer en la línea de pobreza. Punto final.

10 de mayo de 2017

Para que quede en claro

A los políticos les incomodan las preguntas. Es como meterles el dedo en...bueno, ya sabés dónde. Ellos buscan gente que agache la cabeza y les diga todo lo que ellos quieren escuchar,  personas manipulables digamos, pero conmigo eso no va. No soy Superman, pero tengo el poder suficiente para hacerlos mierda con una simple pregunta. No voy a claudicar, ni con este Gobierno ni con los que vengan, en primer lugar porque nosotros transmitimos información, que consideramos de interés público. Al menos, eso es lo que yo hago. Y lo seguiré haciendo mientras me dé el cuero. Muchos de los que hoy ostentan cargos públicos no saben ni dónde están parados. Es hora de que se den "un baño de realidad" y comprendan que las necesidades de la gente no se resuelven en una oficina o en un despacho. Y es también un ejercicio de autoestima, de amor propio, darse cuenta de que nadie te puede pisotear, porque laburás en un medio de comunicación. Sin compromisos políticos con nadie. Seguramente, como sostengo siempre, tengo mucho por aprender, pero a esta altura de mi vida me tocó afrontar muchas cosas que me dieron temple y ganas de seguirla peleando. 

Nunca milité en ningún partido político por preservar mi independencia periodística. Por otra parte, ninguno me convence del todo. Algún día, quizás cuando esté retirado a cuarteles de invierno y las cosas cambien, si hay una alternativa seria lo pensaré. Hoy por hoy, necesito laburar todos los días, como cualquiera que se gana la vida. Pero laburar no a costillas del Estado, sino interpelando al Estado. Y de más está decir que todos quienes así lo deseen, en un marco de respeto, pueden publicar sus ideas. Yo no censuro a nadie, salvo cuando es propaganda política. La propaganda se paga, es como la publicidad. Y yo no estoy para hacerle favores a nadie. 

Ni siquiera me importa quién ganará las próximas elecciones, sólo espero que podamos expresarnos en el voto por un futuro mejor para todos. Punto final.

Habrá internas en el PJ lobense?

Mitad de semana en la ciudad, típica jornada otoñal. ¿Habrá internas en el peronismo local? Todo parece indicar que sí, según las fuentes que pude consultar. En concreto, se enfrentarían el sector vinculado a Randazzo (que tiene en el Movimiento Evita un importante anclaje y aliado), contra el kirchnerismo "puro", que conduce el ex Intendente Sobrero. Hasta el momento, los esfuerzos de ambos bandos por conformar una lista de unidad no hay prosperado, y de ser así, esto favorecería a Cambiemos, que también deberá negociar los nombres de la lista entre UCR y UVC. Con el tiempo, veremos si dejan de ser meras especulaciones para plasmarse en los hechos. 

El oficialismo en nuestra ciudad tiene una adhesión dispar, hay vecinos que están conformes con el tan pregonado "cambio" y con los eslóganes de campaña de 2015, aunque si revisamos el archivo, hay muchas contradicciones. La disputa feroz por las candidaturas se da en toda fuerza política, aunque algunos intenten disimularlo con el famoso "consenso". Sí, llegado el momento se llegará a un consenso cuando den a conocer la lista, pero en todo ese proceso habrá gente que se siente merecedora de un lugar, por militancia o por lo que fuere, y que será excluida. Inclusive, por una cuestión elemental: no todos los militantes podrían entrar en la boleta. 

Massa y Stolbizer coquetean para llegar a un acuerdo, y el tigrense va sumando puntos con ello, porque le conviene tener a una fuerza progresista que lo apuntale y a una persona de conducta intachable como Margarita. Carrió, hoy por hoy, no tiene lugar en este escenario, la mayoría de la sociedad respalda sus denuncias contra la corrupción pero carece de propuestas para "depurar" la política. Tampoco tiene un referente de peso en Lobos. 

Para concluir, podríamos afirmar que del mismo modo que los políticos se rasgan las vestiduras y hacen lo imposible para posicionarse, internas hay en todos lados. En tu lugar de trabajo, en las operaciones de prensa que buscan vender "pescado podrido" (información falsa), en los gremios que pugnan por migajas de poder y cada vez están más desligimitados. La diferencia, es que estamos hablando de nuestros posibles representantes, en una elección de medio término, que es una bisagra en la cual la ciudadanía decidirá si para los dos años que restan desea continuar con este rumbo o dar un golpe de timón. Punto final. 

6 de mayo de 2017

Todo sigue igual

"Nosotros integramos un espacio político plural", dicen nuestros dirigentes. En realidad, llaman a uno o dos que ven que mide bien en las encuestas para ganar las elecciones. Ya no se habla de partidos, sino de "espacios", como si estuviera todo en una nebulosa, y por supuesto, olvidate de los principios, de la plataforma electoral, de las convicciones. Cada uno para en el colectivo que mejor lo deja. Ahora hablan de progresismo, y no tienen la menor idea de lo que es. Entre otras cosas, está relacionado con un Estado de Bienestar, un Estado presente, que sostenga a sus ciudadanos con un buen sistema de salud y educación. Los hechos demuestran que no tenemos ninguna de las dos cosas. Obviamente, esto no es nuevo: la decadencia de la cosa pública lleva varias décadas, y como lo que es público es "de todos", a nadie le importa hacerse cargo. Por eso, además, tenemos espacios verdes que se caen a pedazos, estaciones de ferrocarril que dan vergüenza, y los propios trenes que en su gran mayoría datan de 1960. Por eso, cuando todavía había teléfonos públicos en la ciudad, insertaban en la ranura donde iban las monedas cualquier porquería con el sólo hecho de hacer daño, total el que venga después que se joda. Cuando hay que pagar por algo, a determinada gente ello le otorga cierta jerarquía, porque "vale", pero si el mismo espectáculo o lo que fuere resultara gratuito, parece que para algunos no tiene el mismo nivel. 

Nos quejamos de todo, y con razón, sobre todo cuando nuestros impuestos van a parar a algún "agujero negro" y vemos que todo sigue igual, porque no debería existir un "Fondo de incentivo docente". No es la solución para hacer "caja" crear un nuevo impuesto, tasa o como les guste llamarlo. Si el Estado no tiene recursos, que se las arregle como pueda, no al "estilo Robin Hood". Para eso hay aportes del Tesoro Nacional, fondos coparticipables, subsidios, y una serie de herramientas que permiten equilibrar las cuentas públicas. Si una provincia se gasta la guita que le manda la Nación en hacer propaganda y someter a los pobres con el empleo estatal, nunca vamos a salir adelante. Lo peor de todo es que ellos, los Gobernadores, lo saben, y lo seguirán haciendo en la medida que les continúe dando votos. Hay provincias feudales como San Luis o Neuquén que se sostienen porque los empleados públicos los votan, por miedo a perder el trabajo. Andá a hablarles a estos señores de voto electrónico. Está claro que no les conviene, porque sería mucho más difícil para los punteros seguir con la nefasta práctica de repartir mercadería a cambio de votos. Está perfecto que se proponga bajar el IVA a los alimentos, pero hay que ver cómo impacta en la recaudación, porque es el único impuesto que no se puede evadir. Antes de hacer propuestas para la tribuna, traten de pensar 2 minutos si es viable o no. Punto final.

4 de mayo de 2017

Las cosas por su nombre

Mediodía de jueves. Una semana atípica, en la cual hubo que comenzar redactando e informando todo lo acontecido en las Olimpíadas, y luego entró en una meseta. Pero es lo  mejor, porque te permite salir un poco del círculo vicioso de las conferencias de prensa, y empezar a hacer producción periodística propia. Salir a la calle a entrevistar a referentes políticos, artistas locales, y toda aquella persona que tenga algo interesante para contar o decir. 

Muchas veces no es sencillo coordinar horarios o llegar a un acuerdo, del mismo modos que hay quienes creen que un medio de prensa es una suerte de ONG. No es así, por supuesto que somos parte de la comunidad, pero nos sostenemos con publicidad. Y tiene un precio. Quien no esté dispuesto a pagarlo, dentro de las tarifas que cada uno maneja, no merece tener un lugar para promocionar un evento privado. Es algo que hasta el día de hoy, parece que no se entiende. Todo aquello que sea a beneficio de una causa noble, se publica sin cargo, porque estamos hablando de vecinos que recaudan fondos para otro que padece una enfermedad y necesita tratamiento, hay un fin solidario de por medio. Ahora bien, si querés promocionar un negocio, ya sabés lo que tenés que hacer. Esto es así aquí y en todas partes, no es posible conformar a todos ni ser funcional a un determinado comercio que no paga un centavo por publicidad. Ese es mi modo de ver las cosas. 

A diferencia de los diarios impresos, donde además de tener que pagar para comprarlo, los medios reciben publicidad, los medios digitales no cobramos nada por que nos lean. Internet es de libre acceso, y así debe ser. Pero no por ello deja de ser un emprendimiento, donde hay un fin de lucro. Sustentar toda una estructura no es fácil: hay insumos que reponer, gastos de combustible, miles de cosas. Por todo eso, no acepto ser "usado". Es lo mismo que la radio: vos no pagás nada por sintonizar una determinada FM (a diferencia del diario en papel), por lo tanto es lógico que se sostenga con la publicidad. 

Por otra parte, en cuanto a los mails o mensajes que cada uno de nosotros recibimos como parte de nuestro trabajo, nos reservamos el derecho de publicarlo o no, sobre todo en cuestiones sensibles donde no está claro quién es el remitente, no hay un DNI que no identifique, se escribe desde el anonimato. No es casual que aparezcan "cuentas truchas" de Facebook, y que muchos usuarios tengan que denunciar que les han usurpado la identidad. Es lamentable, porque cada avance tecnológico, parece traer consigo un abuso, le buscan la vuelta para embarrar todo. Tampoco es casual que ayer, cuando el servicio de WhatsApp se interrumpió varias horas, muchos lo vivieran como una tragedia nacional. Es hora de que cada uno se fije sus prioridades y dejemos de estar tan pendientes del celular, del boludeo constante. Punto final.