31 de diciembre de 2012

Vísperas de Año Nuevo

Ultimo día de 2012. Un año intenso, en el cual comencé a estudiar un Profesorado, y dediqué buena parte de mi tiempo a ello. No estoy seguro de si voy a dedicarme a ejercer, hay momentos en que siento que la carrera no es lo que yo pensaba o buscaba, pero tengo todo el verano para decidir qué decisión tomaré al respecto. Este 31 de diciembre nos sorprendió con una fuerte tormenta por la mañana, al igual que hace 7 días atrás, en aquella sofocante Nochebuena con 44º C de sensación térmica. Dicen que la sensación térmica es un invento, pero puedo asegurar que aquel día fue agobiante como pocos que yo recuerde en los últimos años. 

Nos espera un año complicado, con inflación, aumentos en las tarifas, y una gran presión fiscal. Un año electoral, en el cual aparecerán como por arte de magia fondos destinados a la obra pública para arreglar calles, plazas, cloacas o desagües. Detesto la política, y no creo que aceptara una candidatura a algún cargo si me la ofrecieran. Soy un ciudadano común, no tengo ningún tipo de privilegios, y veo a diario cómo mis ahorros se evaporan cuando tengo que recurrir a ellos para las compras diarias en el supermercado. Pero la raza humana se ha caracterizado por su voluntad de progresar, por ese optimismo que nos lleva a pensar que el futuro será mejor. Por todo ello, hagamos lo mejor posible para tener un buen 2013, sin odios ni rencores. Porque si algo ha dominado este año es el resentimiento, la envidia hacia el otro, quizás como consecuencia de las desigualdades sociales. Es cierto que estamos mejor que en el 2001, pero no podemos estar eternamente refugiándonos en ese consuelo. Unos de mis anhelos es que no se reforme la Constitución, si es que dicha reforma incluye la reelección indefinida como pretende el oficialismo. Si no respetamos la Constitución actual y vemos cómo constantemente se vulneran nuestros derechos, poco sentido tiene convocar a una nueva reforma. Dejemos atrás los fantasmas del pasado y aprendamos a crecer como sociedad. Castiguemos a los corruptos con el voto. Hagamos oír nuestra voz sin violencia. Y por sobre todas las cosas, tengamos un 2013 en paz. Punto final.

28 de diciembre de 2012

Entre oportunistas y traidores

El Gobierno parece decidido a llevar la puja con el Grupo Clarín por la Ley de Medios hasta las últimas consecuencias. Pero el multimedios aspira a ganar tiempo hasta las elecciones del año próximo presentando sucesivas medidas cautelares que declaran la inconstitucionalidad de determinados artículos de la citada Ley. El oficialismo ya sufrió un duro revés ayer, cuando la Corte Suprema rechazó el pedido de "per saltum" por considerarlo "inadmisible". Pero como dijo algún dirigente de la oposición, en caso de que entre en vigencia la Ley de Medios, estaríamos pasando de un monopolio privado (como el que proclaman los K), a un monopolio estatal, con nuevos empresarios afines al Gobierno que se apoderarán de las licencias de radio y televisión vacantes. Era necesaria una nueva Ley de Medios, que se adecuara a los  nuevos contenidos que se emiten por radio y TV, y que tuviera en cuenta la aparición de Internet. Lo que ocurre es que esta Ley no fue concebida con esa intención, sino con el propósito de fragmentar al Grupo Clarín. Los K prefieren olvidar que fue el propio Kirchner quien dio su visto bueno a la fusión de Cablevisión y Multicanal, en 2007, pocos días antes de que asumiera Cristina.

Esta semana, además, la Justicia condenó por corrupción a la primera funcionaria K: la ex Ministra de Economía, Felisa Miceli, por la famosa bolsa de dinero que hallaron en el baño de su oficina. Miceli no supo explicar el origen de los fondos y se contradijo en varias oportunidades cuando intentó hacerlo, motivo que no convenció a los magistrados de su inocencia. El resultado: una condena de 4 años de prisión y 8 años de inhabilitación para ejercer cargos públicos. Como suele suceder, los abogados de Miceli ya anunciaron que apelarán el fallo ante la Cámara de Casación, y como la sentencia no quedó firme, la ex funcionaria seguirá en libertad hasta que ello suceda. No obstante, es un paso alentador en medio de tantas historias de traiciones y sospechas. Por ejemplo, todavía nadie puede explicar con argumentos sólidos por qué el líder de los Camioneros, Hugo Moyano, rompió su alianza con CFK. Ambos parecían ser funcionales al mismo proyecto, y de un día para otro lo vemos a Moyano compartiendo la mesa con Mauricio Macri. Definitivamente, la política, la mala política, es el arte de lo posible. Si no pregúntenle a Menem, que sigue como una momia petrificada ocupando una banca en el Senado para ampararse en los fueros y zafar de las causas penales de pesan en su contra. ¿Algún día aprenderemos a no ser tan ingenuos cuando tengamos que ir a votar? Punto Final.

24 de diciembre de 2012

Saqueos con sabor a pólvora

Ni más ni menos que un Deja Vu. Lindo preludio de Navidad tuvimos este año. Saqueos, pedradas, corridas, gases lacrimógenos, heridos y muertos. Qué casualidad, ¿no? Que la violencia y el caos hayan dominado buena parte del país el 20 y el 21 de diciembre, como hace 11 años, cuando De la Rúa tuvo que renunciar. Los punteros de siempre fueron los que marcaron la cancha y arengaron a la gente de los barrios humildes a arrasar con todo. Pero como muchos observaron por los canales de noticias, el botín preferido de los saqueadores no eran los alimentos, sino los televisores y electrodomésticos. Alguien podrá argumentar que eligieron los objetos de mayor valor para luego venderlos en el mercado negro, pero qué lejos estamos de los saqueos del gobierno de Alfonsín, cuando la gente se llevaba arroz y aceite, entre otros comestibles. 

Tardé mucho en redactar este post, porque me invadían sensaciones encontradas: por un lado, la violencia es contagiosa, es como una epidemia. Una horda de antisociales, conscientes de su impunidad, incentiva a distintos grupos etarios a proceder del mismo modo. Yo no sé si detrás de este "Far West" estuvieron involucrados Hugo Moyano y sus secuaces de la CGT disidente, lo que sí puedo afirmar es que estos hechos no surgieron de una necesidad espontánea de los sectores más postergados de la sociedad. Podríamos dibujar sobre el pizarrón decenas de teorías conspirativas, pero a esta altura de los acontecimientos, ¿qué importa quiénes fueron los instigadores? Lo increíble es que la Argentina parecía un país incendiado, arrasado, y reinaba una anarquía total al punto tal que la Policía se vio completamente desbordada. El pedido de envío de Gendarmes tuvo una respuesta rápida en la Bariloche K, pero nunca llegó a efectivizarse en la Rosario socialista. Como solía decir un conocido ex Presidente: "Para los amigos, todo. Para los otros, ni Justicia". Punto final.  

17 de diciembre de 2012

Reflexiones a la hora de la siesta

Hacía tiempo que no actualizaba el blog, al menos para lo que estoy acostumbrado. Pero acá estoy, detrás de la trinchera, como lo vengo haciendo desde hace 7 años. Es inevitable, cuando vamos llegando a diciembre, pensar en qué hemos hecho, o qué ha sucedido en nuestras vidas durante el año. Uno siempre se propone metas que nunca llega a concretar, quizás porque son demasiado ambiciosas o porque no tuvimos la voluntad suficiente para lograrlo.

 Detesto el calor y el verano, tal vez porque no pueda irme a ninguna playa a mojarme un poco las patas en el mar. Son meses de transición, también en lo profesional. Hay pocas noticias de relevancia desde enero, digamos, hasta marzo. Ahora nos encontramos con brindis de fin de año, actos escolares de fin de curso, todo va finalizando, en definitiva. Y las Fiestas se nos vienen encima, la gente entra en un estado de paranoia para comprar regalitos, fuegos artificiales y boludeces, con lo cual no hay momento para el goce, para el disfrute de compartir la mesa con la familia o los seres queridos. Porque en la mayoría de los casos que conozco todo podría resumirse en la vanidad propia del ser humano, en esa estúpida fiebre consumista, en cambiar el auto aunque para poder pagarlo tengas que comerte el revoque de las paredes... A todos nos gusta acceder a determinadas cosas y progresar económicamente. O mejor dicho, todos aspiramos a eso. Pero conozco personas que tienen todos los bienes que quisieran y viven una vida miserable, sin amigos, quejándose de todo y sin hacer nada para cambiar las cosas. Yo soy bastante quejoso (debo reconocerlo), pero al menos trato de disimularlo y de no hacer pasar un mal momento a los demás cuando algo me indigna o me subleva. Hay adultos que actúan como chicos y no se hacen responsables de sus propias vidas, siempre necesitan una tablet, un smartphone, un televisor de miles de pulgadas....dejame de joder! Esa no es mi idea de vivir, siendo esclavos de cada nuevo producto que aparece en el mercado. Y para no seguirme quejando, termino el post de manera sencilla. Punto final.  

Disco recomendado del día:

Vox Dei, "La Biblia" (Disc Jockey, 1971)

9 de diciembre de 2012

Otra vez por aquí!!!

Domingo por la noche. Creo que ya lo comenté alguna vez, pero detesto la "hora de la siesta". Podría ser un momento de descanso si pudiera dormir y despertarme renovado, pero eso no sucede a menudo. A las tres de la tarde, por ejemplo, son pocas las cosas que se pueden hacer en pleno verano si uno no tiene pileta o alguna otra comodidad. Yo me tiro en la cama y trato de relajarme, mientras se van consumiendo los minutos. Casi siempre pongo un disco en la compactera y escucho música un rato pero por momentos siento el hastío que agobia, y busco algo en la radio. Necesito escuchar gente hablando, y extraño grandes programas de la radiofonía vernácula como el de "Pepe" Eliaschev. Por suerte todavía nos queda Lanata en Radio Mitre, que aporta un poco de sensatez en medio de tanto desconcierto. 

Espero transitar este verano lo mejor posible, si tenemos en cuenta que no dispongo de recursos para irme de vacaciones y además tengo que seguir trabajando. Supongo que veré a mis amigos esporádicamente, no como antes, porque estamos en una etapa en que cada uno hace la suya y cuesta combinar un horario para encontrarse a tomar unos mates. 

Tengo que bajar unos cuantos kilos. Aunque me cueste admitirlo, estoy gordo y ya me lo han hecho saber varias personas, algunas con malicia y otras casi como al pasar. Lo cierto es que no recuerdo cuándo fue que comencé a aumentar de peso, creo que ya para mediados de este año la panza prominente era imposible de disimular. Lo peor de todo es que los alimentos más sabrosos son los que más calorías tienen, y no sé si tengo fuerza de voluntad para hacer una dieta en serio. Veremos cómo le va al gordito. Punto final. 

6 de diciembre de 2012

Una tarde de lluvia

Estamos a un día del famoso "7 D", y todo parece indicar que el Gobierno se saldrá con la suya en su puja con el Grupo Clarín, que es lo que más le preocupa. La división de poderes ha sido groseramente vulnerada, y basta con leer las declaraciones del Ministro de Justicia para develar la ofensiva del Ejecutivo sobre los jueces, inclusive con actos de intimidación. Considero positivo que el Grupo Clarín inicie un proceso de desinversión, y que ceda los cientos de licencias de radio y TV que posee. Pero así, a las atropelladas, no vamos a ningún lado. Si hablamos de TV por cable, el servicio que brinda Direct TV es notablemente superior al de Cablevisión, y ya no hay tanta diferencia en el costo del abono mensual como hace unos años. Y yo no soy ingenuo: está claro que el canal de noticias TN oculta información, o minimiza determinados hechos, para no perjudicar a Macri y a determinados sectores que tiene como aliados. Del mismo modo, otro canal de noticias, concretamente C5N, se ha vuelto abiertamente oficialista de la peor calaña, un poquito por debajo del ultrakirchnerista CN23. 

Quisiera explayarme en otras cuestiones, pero como no soy abogado, no conozoco en profundidad la jerga jurídica, como así también los efectos de los Recusos de Amparo y las medidas cautelares. Clarín no es un medio objetivo, porque obnubilado en su enfrentamiento con el Gobierno se ha vuelto opositor acérrimo. En la otra vereda tenemos productos periodísticos similares a un panfleto o un pasquín, como Tiempo Argentino o Miradas al Sur. Lo que sí debo reconocer es que la Revista Veintitrés no es "taaan.." oficialista como suponía. Justamente hoy compré un ejemplar y si bien es cierto que baja línea en favor del Gobierno y tiene abundante publicidad oficial, también cuenta con notas de interés general que están muy bien escritas. Nos han hecho ver a este 7 de diciembre como la cuenta regresiva hacia una fragmentación del monopolio. ¿Será así en realidad? Punto final. 

3 de diciembre de 2012

Volvemos a encontrarnos!!!

Y llegó diciembre nomás. Extrañaba este encuentro con los lectores pero, por sobre todas las cosas, conmigo mismo. Estoy dejando de fumar y me siento mejor. En lo que va del mes, reduje notablemente la cantidad de cigarrillos que consumo, al punto que el 1º/12 no fumé en absoluto. Desde luego, todos los fumadores sabemos como es esto: es probable que sufra alguna recaída y quizás por ello, hasta que transcurra por lo menos un mes, no quiero cantar victoria y proclamar triunfal mi ruptura total con el vicio: simplemente la estoy remando. Espero no aumentar de peso, ya estoy más de 5 kilos por encima de mi peso ideal y el hecho de dejar el tabaco sumará más números en la balanza. Me da por las bolas que me digan que estoy más gordo (sobre todo cuando lo hacen con una sutil malicia), y ahora entiendo a las personas que sufren de obesidad y que son discriminadas por su condición. 

Diciembre: días calurosos, de humedad, de chaparrones, de siesta... días para escuchar el último disco de No Doubt ("Push and Shove"), y quizás para indagar un poco en la lectura de libros que por distintos motivos nunca tuvimos oportunidad de exprimirlos, de sacarles todo el jugo. Por ejemplo, entre la lista de clásicos que debería leer se me ocurren "París era una fiesta" (de Ernest Hemingway), y "A sangre fría" (de Truman Capote). Leo bastante en Internet, pero aunque conozco personas que me han hablado de las bondades de los "e-books", todavía me resisto un poco. Es algo similar a la diferencia que para mí existe entre un archivo de MP3 y un CD. A esta altura de mi vida ya casi no compro discos porque su valor supera mis posibilidades y además porque estoy conforme con la pequeña colección que tengo. Pero eso no quita que siempre esté bueno escuchar bandas nuevas (hace unos días un amigo me pasó en un pendrive el último álbum de "The Shins", un grupo indie que se formó allá por 1997 en Yanquilandia). Cambiando de tema, no creo que me vaya de vacaciones a ningún lado porque mi trabajo no me lo permite, y además no se me ocurre un lugar que realmente esté a mi alcance y que tenga ganas de conocer. En fin, tengo todo el verano para pensar qué hacer al respecto. Punto final por hoy.




26 de noviembre de 2012

La casita de mis viejos

Me mudé a la casa donde actualmente vivo el 10 de enero de 2004. A decir verdad, no recuerdo demasiado lo que ocurrió aquel día, tan sólo tengo presente la fecha. Mi anterior domicilio era más alejado del Centro, en inmediaciones del Parque Municipal, y fue mi hogar y el de mi familia durante casi toda mi vida.

Siempre que uno se tiene y empieza a ordenar todo en cajas que mudar descubre objetos que creía perdidos, otros tantos inútiles, y por lo general opta por deshacerse de muchos de ellos. El traslado de los muebles es todo un tema, sobre todo si son pesados y tienen cajones. Con el fletero hicimos varios viajes desde la casa vieja a la nueva morada, en una camioneta que se caía a pedazos, para poder completar la mudanza. Como todo en la vida, uno se va acostumbrando a un lugar diferente. Al principio, cuesta ubicarse en tiempo y espacio: el baño no está en el mismo sitio, hay pasillos que en la otra casa no había, escaleras que parecen maravillosas pero que transcurridos los años uno se cansa de subir y bajar infinitas veces. Mi casa es mucho más confortable que la anterior, pero uno no deja de extrañar los momentos que vivió en cada habitación, el color de las paredes y el lugar donde estaban colgados los cuadros, los árboles frondosos, el patio amplio y el galpón de las herramientas. Pienso que mudarse implica, de algún modo, envejecer, no es un sentido negativo sino como parte de esa línea de tiempo, por momentos caótica y veloz,  que es nuestra existencia y que (si tenemos suerte) nos conduce a una mejor condición de vida, si tomamos como un indicador esencial de ello una nueva vivienda que seguramente tiene comodidades que no tenía la anterior. Punto final.

22 de noviembre de 2012

Un día sin televisión

Ayer estuve todo el día sin TV porque me olvidé de hacer la recarga de Direct TV y debo admitir que extrañé la televisión. He despotricado demasiado contra ella, y en rigor de verdad siempre veo los mismos cuatro o cinco canales. Pero la cuestión era otra: estaba almorzando o cenando con mi familia, y el televisor ya estaba casi incorporado a la mesa. Ver la pantalla negra del aparato apagado y tener que consolarme con una radio a pilas no resultaba muy satisfactorio. Descubrí que más que estar viendo TV, necesito algo que esté haciendo ruido mientras estoy comiendo, ver imágenes, boludear con el control remoto como ocurre en la mayoría de los hogares. La música la reservo para la noche, cuando estoy en la cama y quiero olvidarme de todo. Pero a la hora en que todos nos reunimos para comer o para lo que fuere, queremos ver noticias, series, algún partido de fútbol (como el amistoso Argentina-Brasil), y creo que en esencia la función de la tele pasa por ahí. La TV no fue concebida para educar, como creen algunos pedagogos que son fundamentalistas del Canal Encuentro. ¡Cuánta ingenuidad! La televisión persigue otros fines, mayormente comerciales, y es como una caja de Pandora en la que se puede encontrar de todo. Desde las peores miserias y bajezas hasta las películas más aclamadas en la historia del cine. Eso es todo por hoy, simplemente quería contar, a modo de anécdota, cómo me sentí en un día sin televisión.

18 de noviembre de 2012

Domingo de noviembre

Tenía ganas de escribir algo para despuntar el vicio, aunque sin nada premeditado, simplemente por el placer de estar en contacto. A veces pienso cómo sería mi vida en otra ciudad, en otro entorno, y creo que con el tiempo voy a experimentar esa sensación. Lobos cansa un poco, es siempre lo mismo, las mismas caras, la rutina, y seguramente todo lo que acabo de mencionar se sentirá aún más cuando comience el verano y a las tres de la tarde las calles estén completamente desiertas, con mucha gente yéndose de vacaciones a la Costa a pesar de que durante todo el año lloran miseria, como suele suceder. 

Se va terminando este 2012... para mí, un año de cambios, de nuevos proyectos, de búsqueda... como todos saben, ya no soy un adolescente y el paso de los años me pesa bastante, aunque trato de aceptarlo como algo natural de la vida. Todos envejecemos, la vida en sí misma es un viaje y nunca sabemos qué nos irá a deparar el destino. Yo creo que las cosas pasan por algo, pero también creo en el azar. Qué contradicción. ¿Difícil de entender, verdad? Es que a veces nos ocurren hechos imposibles de explicar, y ojo que no hablo de nada "paranormal". Me refiero a situaciones cotidianas que nos sorprenden y nos hacen reflexionar acerca de que esta sociedad no evoluciona. Todos viven pendientes del celular, de Twitter, de Facebook, de la boludez, de lo efímero. ¿Cuándo aprenderán esas personas a hacerse cargo de sus vidas? ¿Qué sucederá en la Argentina si quienes nos gobiernan son unos inescrupulosos y cínicos que desconocen la realidad? Hay gente que vive en countries o en barrios privados y que nunca vio a un pobre, excepto por televisión. Están inmersos en una "burbuja", tienen sus propios colegios, clínicas, canchas de tenis, golf, y todo lo que uno pueda imaginarse. La pobreza y la marginalidad nos están llevando a una generación que tendrá una concepción muy diferente del mundo respecto de la que tuvimos nosotros. En fin, me puse a divagar y creo que me fui de tema, pero tengan presente que la paciencia de los sectores más vulnerables y desprotegidos tiene un límite. El pueblo no se deja dominar por fabuladores o déspotas. Ojalá alguien entienda el mensaje. Punto final.

13 de noviembre de 2012

Qué pasó después del 8-N?

Como todos saben, había una gran expectativa en la sociedad respecto de lo que podía suceder el 8 N. En rigor de verdad, más que pensar en la protesta, se especulaba en la reacción del Gobierno. Y, para decepción de los millones de personas de fueron con sus cacerolas a cuestas, desde el oficialismo se optó por descalificar, por agredir, por no reconocer los errores que propiciaron que esa marea humana se volcara a las calles de todo el país. La indiferencia irrita aún más, porque demuestra que no se tomó nota de los reclamos de la gente, que por otra parte tampoco son nuevos ni desconocidos para el propio Gobierno.

 Cada vez cuesta más conversar con una persona abiertamente kirchnerista, porque se cree un soldado en defensa del modelo, cuando en realidad no es más que un fundamentalista que no puede entender que el otro piense distinto. El remanido argumento del triunfo de Cristina por el 54 % está comenzando a desmoronarse, porque no le sirve ya para sostener las demandas de los argentinos, que son "aquí y ahora", no hace un año atrás cuando ganó las elecciones. Como dijo Bartolomé Mitre, "la victoria no da derechos". Yo le agregaría que, por el contrario, genera al ganador más obligaciones, redoblar el compromiso, y darnos cuenta de que el tan famoso "odio" es de ambas partes. Argentina fue uno de los primeros países de América Latina en contar con un nicho social denominado "clase media", que se va diluyendo cada vez más. Ahora sólo quedan los pobres y los que tienen mucha guita. Los demás luchan por no perder lo poco o mucho que supieron conseguir. Punto final (y abrupto) para este post.

8 de noviembre de 2012

A horas del 8-N

Dicen que la convocatoria al cacerolazo del 8-N no fue espontánea. Es rigurosamente cierto, de hecho está demostrado que determinados partidos de la oposición arengaron a sus seguidores a participar de la protesta. Ahora bien, ¿Acaso eso importa o le resta legitimidad al reclamo? Cada uno es libre de decidir si concurrir a la Plaza o no, nadie lo va a apuntar con una pistola para que vaya por más opositor que sea. Creo que la sociedad está hastiada de un Gobierno autoritario, que ha conseguido progresos o conquistas sociales (no lo niego) pero que muestra un nivel de corrupción alarmante. Basta con observar cómo se ha incrementado el patrimonio de los funcionarios desde que asumieron y cómo tratan de ocultar sus bienes con sociedades anónimas o testaferros. 

Si hay algo que logró este Gobierno es fomentar la división entre los argentinos, hacer creer a un indigente que una persona de clase media es su enemigo, por ejemplo. Además, ya ha transcurrido bastante tiempo desde que Marx y Engels postularon la lucha de clases en el Manifiesto Comunista. Y este Gobierno ni siquiera lo es! La ANSES dilapida recursos en programas como Fútbol para Todos y después dice que no tiene plata para pagarle el 82 % móvil a los jubilados. Atacan al socialismo santafesino por las sospechas de coimas de su jefe policial y éste apenas se encuentra procesado, ya recuperó su libertad y aún nadie presentó pruebas contundentes que lo incriminen. Y luego hablan de "campaña sucia".... Pero volviendo al 8-N, siempre va a haber infiltrados o gente que tiende a desvirtuar el reclamo, como sucede con toda manifestación masiva. Yo quiero que la Presidenta termine su mandato, como corresponde, por eso me molesta que a quienes protestamos de una u otra manera nos tilden de "destituyentes". Es momento de medir las palabras y de pensar un poco antes de decir las cosas. Punto final. 

4 de noviembre de 2012

Escuchando a Michael Jackson

Todavía no empezó el verano, pero la empresa EDEN ya estrenó la "temporada de cortes de luz". En efecto, hoy domingo durante buena parte de la tarde la ciudad estuvo sin suministro. En muchos hogares se está evaluando la posibilidad de comprar un grupo electrógeno, dado que como todos recordarán, el verano pasado fue terrible y nada hace pensar que la situación vaya a mejorar. 

Además, pónganse a pensar en esto: encima de que el domingo es un día bucólico y perezoso, que muchas personas detestan, nos quitan toda alternativa de distensión: TV, radio, DVD, computadora, Internet. Justamente hoy me propuse continuar viendo la segunda parte de "El Padrino", y llegué hasta 1 hora 40 minutos de película antes de que se cortara todo. Me va a costar terminar de verla, porque es una película que dura más de tres horas, pero con algunas pausas lo voy a lograr. Sé que vale la pena hacerlo, al menos por lo que pude ver hasta ahora. 

Me compré la edición 25º aniversario del disco "Bad", de Michael Jackson (1987). El set contiene el disco original tal como fue lanzado al mercado hace un cuarto de siglo, más otro CD con demos y rarezas. En algunos aspectos, me parece que "Bad" supera al tan aclamado "Thriller" (1982), y marca una etapa de consolidación del reinado de Jackson como ícono pop de los '80. Se especula con que Michael dejó mucho material inédito en el estudio de grabación y como suele suceder en estos casos, todo ello será usufructuado por sus herederos. Punto final para el post de hoy!

Disco recomendado del día: 

Michael Jackson, "Bad 25" (2 CD, 2012, Sony Music)


30 de octubre de 2012

Querido octubre de 2012

Se va terminando este 2012...que para algunos trajo muchas satisfacciones y para otros sólo frustración y desconsuelo. Debo decir que el año se me pasó bastante rápido entre el trabajo y el estudio (que finalmente no concluí porque no me convenció la carrera). En las últimas semanas me encontraba viviendo una vorágine bastante intensa con el tema de los parciales, que se suceden casi sin dar respiro. Tenía ganas de escribir algo antes de que termine octubre, por ningún motivo en particular, sino por el hecho de seguir en contacto aunque quizás no haya mucho para decir. Tuvimos muchos días de lluvia últimamente, de hecho, el registro de lluvias interanual duplicó al de 2011. Probablemente sólo recordemos todo lo bueno y lo malo que nos sucedió en este año cuando los noticieros, los días previos al brindis, ofrezcan su tradicional "anuario" con los hechos más sobresalientes. Sin lugar a dudas, uno de ellos ha sido los Juegos Olímpicos de Londres, pero habrá muchos más que la memoria va desdibujando en el paisaje de lo cotidiano. Todavía me parece un chiste pensar que Argentina fuera nominada para ser sede de los JJ. OO., durante los años del menemismo, mientras la gente se cagaba de hambre, y muchos de nosotros -hay que reconocerlo- vivíamos "en una burbuja". Si se gastaron fortunas para el Mundial '78, imagínense lo que hubiera significado adaptar las instalaciones de la ciudad de Buenos Aires para el mayor evento deportivo del mundo. Los años del menemismo los recuerdo con nostalgia, porque era un adolescente y aún no estaba en conocimiento de los que realmente estaba sucediendo. La primera vez que voté, de hecho, fue en 1997, y no lo hice por el Turco. Nadie nos enseñaba nada, ni a cortar boleta, ni sabíamos a quiénes estábamos eligiendo. Pero lo que sí recuerdo, es que para 1998 la recesión se empezó a notar, y si bien la "joda" siguió un par de años más, cada vez había más gente sin laburo. Yo mismo necesitaba trabajar, y con 18 o 20 años la gente se aprovecha de vos y te explota, te paga dos mangos, o lo que sea. Hay excepciones, por supuesto, pero son sólo eso: excepciones.



Bueno amigos, me estoy durmiendo, así que seguimos filosofando otro día. Punto final. 

26 de octubre de 2012

Ultimas horas de descanso...

Viernes por la noche en la ciudad. Aproveché buena parte del día de hoy para descansar, aunque siempre queda la sensación de que el día se termina demasiado rápido. El fin de semana será complicado: tengo que cubrir notas (hay muchas actividades previstas, algunas más importantes que otras), y estudiar para un nuevo parcial. Mi objetivo de hoy, más que tirarme en la cama a escuchar música o boludear por Facebook, fue relajarme. Bajar la velocidad antes de que el "auto" entre en la curva. Descubrí que, más allá de todo lo que pueda llegar a pasar, me hace bien ir a cursar: por lo menos me mantengo ocupado aprendiendo algo y no me quedo encerrado en mi casa. Como ayer estuvieron pintando las paredes de mi dormitorio, tengo todos los muebles y papeles revueltos y todavía no pude conectar la tele o el DVD para ver alguna película. De todas maneras, todos ustedes saben que mi paciencia con las películas es muy limitada. 

La vida cotidiana transcurre cebando unos mates, tomando un café, o comiendo una medialuna. Me molesta cuando se habla peyorativamente de la clase media, y se la señala como usina de los "cacerolazos". Aunque esto fuera cierto, la clase media en la Argentina siempre tuvo una importancia distinta a la de otros países para definir modelos o tendencias. Hagámonos cargo como clase media de haber votado a Menem en los '90 por la famosa "estabilidad" y el "uno a uno", pero también sepamos ver los aciertos de un estrato social que está al borde del colapso. Punto final.  

21 de octubre de 2012

Domingo lluvioso y con Bill Evans

Domingo por la tarde, Día de la Madre. Para alivio de los lectores del blog, hoy voy a cambiar mi actitud ante ciertas cosas: optaré por no renegar sobre mis dificultades para estudiar, en definitiva es algo de lo que debo hacerme cargo y no queda otra alternativa que intentar lidiar con el desánimo, la pereza y la falta de concentración. Ayer traté de distenderme con la TV, pero cuando quise acordar me encontré haciendo zapping como un primate durante dos horas sin encontrar absolutamente nada que valiera la pena ver. Tampoco tengo mucho tiempo para leer libros que no sean del Profesorado, y ver una película implica situarse en un lugar donde no te jodan, sin distracciones, para poder seguir la trama con tranquilidad. Cuando puedo, por ejemplo, estoy viendo de a ratos la segunda parte de "El Padrino" (1974) en DVD, con una actuación magistral de Al Pacino. Si me pongo a pensarlo bien, me resulta mejor actor Al Pacino que Marlon Brando, aunque pertenecen a distintas generaciones. 

También recomiendo, como una forma de relajarse, escuchar buen jazz. Ya comenté una vez que  me gusta mucho el piano, por eso para mí es un tesoro tener discos de Bill Evans o de Thelonious Monk. Recuerdo que cuando tenía nueve o diez años mis padres quisieron que tomara lecciones de piano, pero los resultados no fueron muy buenos, en parte porque detestaba aprender solfeo y además yo quería agarrar el piano y empezar a tocar, no me interesaba la teoría. Pero como es sabido, los autodidactas son una minoría: el resto de los mortales tenemos que tomar clases para aprender algo. Como decía Baglietto en una que sus más celebradas canciones: "actuar para vivir".

13 de octubre de 2012

Humor e Historieta

Hoy tuve la oportunidad de asistir al Encuentro Nacional del Humor y la Historieta que se está desarrollando en el SUM del Industrial. Ayer, que fue la apertura, me hubiera gustado ir, pero estaba a punto de ir a cursar y no iba a llegar a tiempo. En fin, les sigo contando: eran las cinco de la tarde (hora pautada para el comienzo de la jornada) y la Escuela estaba cerrada, de hecho había gente esperando en las adyacencias para presenciar el evento procurando refugio del intenso calor. Finalmente llegó el Director con la llave, abrió las puertas y pudimos ingresar. El panorama era desolador. Había varios paneles con ilustraciones de reconocidos dibujantes, pero... ningún dibujante de carne y hueso. Es cierto que quizás era muy temprano y acá en Lobos no estamos muy acostumbrados a ser puntuales con los horarios, pero me dio por las bolas porque tenía otras cosas que hacer y quería cubrir periodísticamente el Encuentro. Habrán pasado veinte minutos cuando la gente empezó a acercarse al Salón, y la cosa parecía tomar color, mientras un grupo desconocido pugnaba por conectar los cables para proyectar un audiovisual. De más está decir que a mi criterio el Encuentro del año pasado fue mejor a éste, en particular por la presencia de figuras notables como Horacio Altuna y Juan Sasturain. Pero no quiero que se me malinterprete: sé que ha habido gente que ha hecho mucho esfuerzo para que este evento tenga continuidad, porque como es sabido hubo que reprogramar la fecha y estuvo a punto de no realizarse. No obstante, si bien mañana es el día de cierre y resultaría prematuro hacer algún análisis, me parece que no se lució como en años anteriores. No sé qué rol habrá jugado el Municipio en todo esto, si habrán aportado dinero para hacer el Encuentro posible, o si se hizo "a pulmón". Por eso quiero ser cuidadoso en mi juicio de valor. De todas maneras, todo podría haber salido mejor, sin grandes erogaciones, simplemente logrando que los dibujantes de renombre, aquellos que publican en los grandes diarios y que todos esperábamos ver, pudieran asistir. Punto final. 

Disco recomendado del día:
 Soda Stereo, "Me verás volver CD # 1" (Sony, 2007)

10 de octubre de 2012

Delirium Cósmico

Estoy escuchando el último disco de la banda local "Delirium Cósmico" y debo decir que quedé gratamente sorprendido. El álbum lleva por título "La vuelta al mundo", y en apretada síntesis reúne 20 canciones en 77 minutos. Machingo (Waky Toky), el vocalista, le va encontrando la vuelta de a poco, y es un gran "frontman". Tiene mucha actitud en el escenario, más allá de que no aún no sea un virtuoso con su voz.

 En "Delirium" hay energía, hay huevos, y un promisorio futuro por delante. Sus cuatro integrantes generan una música ecléctica: ¿acaso vale la pena etiquetarlo? ¿Es punk/rock? ¿Tiene atisbos de hard rock? En fin, lo que hace que el disco tenga un valor superlativo es que resulta inclasificable. Tiene muy buenos arreglos, está bien grabado, suena muy profesional. Si bien es una edición independiente, cuenta con su correspondiente booklet y arte de tapa, como todo disco que se precie de tal. Si me tengo que imaginar una situación para escuchar este disco, me imagino un viaje en la ruta, con el stereo del auto a todo volumen. Escuchando el CD uno percibe mucha efervescencia, y esa ambición que tiene la juventud de llevarse al mundo por delante. Cada acorde, cada línea de bajo, cada solo de guitarra es, en la jerga del boxeo, un gancho directo al hígado. Con Delirium Cósmico no hay espacio (ni tiempo) para titubear. Son jóvenes, tienen actitud, están buscando un estilo, y tienen 20 variopintas canciones para ofrecer en un sólo disco. Qué más se le puede pedir a la escena del rock lobense? 

8 de octubre de 2012

Feriado horrible y sin sentido

Hoy, 8 de octubre, por obra y gracia de nuestros legisladores, es Feriado Nacional, en conmemoración del Día de la Raza (12 de octubre). En rigor de verdad, actualmente ni siquiera se lo denomina Día de la Raza, sino "Día de la diversidad cultural" o algo parecido. La cuestión es que fue un día choto, gris, aburrido, y del aburrimiento que tuve me puse a fumar más de la cuenta. Pero bueno, uno sufre alguna recaídas en este proceso de "desintoxicación tabáquica". Me levanté a media mañana (no recuerdo la hora exacta, serían las 9:30) y después del almuerzo me dediqué a hojear algunos apuntes de cátedra que no había tenido de leer en su momento, y creo que fue lo más provechoso que hice porque lo sentí como un día desperdiciado, con muchos comercios cerrados, esa sensación de abulia, de apatía, y por sobre todas las cosas una modorra general que se notaba en la calle. Si venís de una semana agitada, estos días están buenos para descansar, pero de lo contrario, mejor continuar viviendo con el ritmo propio de los días hábiles. 

6 de octubre de 2012

Luchando por dejar el humo

Con el tiempo, hay cosas que uno deja de hacer, ya sea obligado por las circunstancias o por propia voluntad. Por ejemplo, dejé de frecuentar los boliches (en realidad nunca me gustaron demasiado), no salgo los fines de semana a la noche, y disfruto más quedándome en casa boludeando con Internet o viendo una película. Mi próximo objetivo será dejar de fumar, aunque dudo que pueda lograrlo en un corto plazo. A veces tiro los dos últimos cigarrillos que quedan del paquete para evitar fumarlos, porque me conozco, pero al otro día vuelvo a comprar. Además de ser "perjudicial para la salud" (como reza la marquilla), fumar te deja un aliento horrible en la boca, te mancha los dientes, hace que tu ropa apeste de olor a humo y ante determinadas situaciones te genera ansiedad. En definitiva, no trae aparejado ningún beneficio, pero por algo es adictivo: convengamos que provoca placer fumarse un pucho de vez en cuando, aunque los agobiados pulmones sufran el vicio. En fin, tengo la convicción de que algún día voy a abandonar el cigarrillo (no voy a fijarme plazos por ahora) y hasta tanto eso suceda compraré chicles con nicotina o buscaré la manera de paliar la ausencia de los Philip Morris en la mesa de luz. Como alguien dijo alguna vez, comprar cigarrillos es plata quemada. Punto final.

4 de octubre de 2012

Original y copia

Supuestamente, fotocopiar libros es un delito pues constituye una violación de la Propiedad Intelectual. Pero yo quisiera que alguien me explique, con argumentos sólidos, qué sentido tiene comprar un libro original (cuyo costo no baja de cien pesos) para leer sólo un capítulo. Además, manipular una fotocopia representa un comportamiento diferente al que uno tiene con el libro. Porque el libro impone respeto: no se lo subraya, no se lo marca con resaltador fluorescente, no se hacen notas al margen. En cambio, como la copia es mucho más barata, uno puede tomarse esas atribuciones que, dicho sea de paso, facilitan el estudio de un texto académico. 

En un sentido amplio, lo de los objetos truchos es todo un tema, porque soy fáciles de conseguir en cualquier parte. No hace falta siquiera viajar hasta La Salada u otras "megaferias" de lo ilegal. Nadie quiere pagar más por algo que se asemeja al objeto original y que cumple la misma función de manera eficiente. Yo no me compraría un par de zapatillas truchas, por ejemplo, porque camino mucho durante el día y necesito un calzado durable. Pero las películas truchas en DVD, por ejemplo, han destruido a las cadenas de videoclubes como Blockbuster. Los mismo sucede con la industria discográfica. En la Argentina, al menos por ahora, nadie va a pagar un centavo por bajar un tema en mp3, como ocurre con el servicio que brinda Itunes. Hay músicos que consideran que la piratería es la encarnación del demonio y otros que aceptan y permiten que se pirateen sus discos. Definitivamente, aceptar pagar por algo que se puede conseguir gratis no suena muy razonable, salvo que dicha acción sea ilegal o que disminuya la calidad del producto. No les parece? Les dejo la pelota picando para que lo piensen.


2 de octubre de 2012

Bienvenido octubre!

Faltan dos meses para que termine el año (si optamos por ignorar las "profecías mayas"), y en la calle se percibe otro ritmo. Hay más agitación, más movimiento. Como el nuestro es un país altamente impredecible, en dos meses puede suceder cualquier cosa, pero de todas maneras cada uno, en su fuero íntimo, está pensando cómo se nos fue el año, qué rápido pasa el tiempo, y todas esas cosas que solemos decir en estas ocasiones. Los estudiantes, con sus fotocopias y apuntes a cuestas, seguramente estarán rindiendo parciales, preparando materias, agotados ya por lo que implica el segundo cuatrimestre. Los asalariados, por su parte, estarán pensando en cómo hacer para que sus ahorros (si es que los hay) no se evaporen a velocidad fugaz. Todos los meses llega la "revistita" de Hendel o de Peralta y la gente mira los electrodomésticos haciendo números, viendo si puede comprar algo en cuotas. Renovar el lavarropas que está todo oxidado, o la heladera que ya no enfría una mierda. No faltará mucho para que empiecen a promocionar ventiladores y equipos de aire acondicionado. 

Este verano será duro para quienes deseen irse de vacaciones. Además del quilombo del dólar, los alquileres de departamentos en la Costa Atlántica sufrieron  un importante aumento. Para aquellos que tengan la posibilidad de hacerlo, una buena opción sería agarrar el auto y salir hacia circuitos turísticos no tradicionales, pueblitos perdidos en el medio de la nada, tranquilos... desenchufarse, salir del chusmerío, de la mufa, de la mala onda, de la gente envidiosa, de todo lo que nos hace mal. Ese es mi humilde consejo. Punto final. 

Disco recomendado del día: 

Juanes, "MTV Unpluggued" (2012, Universal Music)

29 de septiembre de 2012

Papelón en Harvard?

Hola, gente! Pasó un "tiempito" sin que actualizara el blog, pero en mi defensa puedo decir que estuve rindiendo parciales y que preferí concentrarme en ellos antes que esbozar alguna idea en este espacio. Porque en definitiva, acá es donde me siento cómodo y relajado: puedo quejarme, comentar discos o películas, e intentar de trazar un análisis sobre hechos de actualidad. 

Todavía resuenan los ecos de la visita de la Presidenta a la Universidad de Harvard (ocurrió lo mismo en Georgetown), y está visto que la polémica continuará. Es natural que suceda: Cristina se vio obligada a responder a los estudiantes de la Universidad preguntas que nunca contesta a los periodistas argentinos. Pero el común denominador sigue siendo la negación de la realidad. Aparentemente, estamos bien, vamos bárbaro, y como diría Duhalde, "estamos condenados al éxito". Ingenuamente, Cristina creyó que apabullando a los estudiantes con cifras y estadísticas lograría dar la imagen de un país en crecimiento. Estadísticas que, dicho sea de paso, son manipuladas prolijamente al punto tal que no son tenidas en cuenta por los principales medios internacionales. Pero las preguntas fueron puntuales y directas. Las respuestas, en cambio, no. Por ejemplo, eludió pronunciarse sobre su re-reelección y sólo dijo que la Constitución no lo permite. Lo cual es algo que sabe cualquier joven argentino que haya cursado Construcción de la Ciudadanía o (en otros tiempos) Instrucción Cívica.La mentira genera rencor, impotencia, frustración, y hasta violencia. Yo no pretendo que Cristina diga que Argentina es un país signado por la marginalidad y las desigualdades sociales, pero que al menos establezca un puente entre la realidad y la ficción antes de que "el relato oficial" empiece a hacer agua. Punto final. 

23 de septiembre de 2012

Domingo cansador

Domingo por la noche en la ciudad. Pasaron pocos minutos de las diez y estoy agotado. Dediqué buena parte del día a estudiar para un parcial de Didáctica, y por más esfuerzos que hice, no puedo asegurar que haya comprendido todos los conceptos. Mucho palabrerío, propio de un texto académico, pero a mi criterio innecesario. Se pueden explicar las teorías del aprendizaje de un modo sencillo sin que ello implique desvirtuar el sentido o el significado de ellas. Subrayé y marqué tanto la fotocopia que se me gastó el resaltador de texto y tuve que ir a comprar uno. Siempre me parecieron muy útiles para destacar la información que uno considera relevante. 

Hoy estuve un ratito en "Rock al Parque", me cagué de calor, saqué unas fotos a las bandas que tocaron, hice notas a la gente de la Casa de la Cultura y me volví a encerrar a estudiar. Hubiera querido quedarme, pero tenía que terminar de leer todos los apuntes para hoy fuera como fuera. De este modo, mañana lunes (feriado inventado por Kristina) voy a poder hacer un repaso general de los textos con más tranquilidad, sabiendo que al menos mi cerebro ha logrado retener una mínima porción de información. Quizás los apuntes no eran difíciles, pero sí engorrosos: se citan muchos autores, se plantean hipótesis, y la introducción  de cada capítulo carece de todo sentido (al menos para mí) porque el autor se va por las ramas y empieza a divagar con largos y tediosos prolegómenos. El estudiante necesita definiciones concretas: aprendizaje es esto, enseñanza es aquello. No empiecen a complicarnos la vida citando fragmentos de otros autores o planteando ejemplos que constituyen una pérdida de tiempo porque no aportan nada. Para mí, el subrayado de un texto es fundamental para rescatar lo que vale la pena leer. No puedo andar haciendo zigzag por la fotocopia, que encima es de pésima calidad porque las letras aparecen borrosas o desteñidas. En fin, no me quejo más porque ni yo mismo soporto mi malhumor. Punto final. 

19 de septiembre de 2012

Toxic TV!!!!

La televisión me está intoxicando cada vez más. Ya sé, quienes frecuentan este blog me dirán que esta queja hacia la "caja boba" ya la he esbozado antes, pero llega un punto en que te encontrás haciendo zapping como si fueras un piloto de Fórmula 1 esquivando autos. No encontrás nada, repito: NADA que valga la pena. Hasta los documentales caen en la banalidad y en el reduccionismo. Para que el conocimiento de algo se haga masivo y susceptible de ser transmitido por TV, buscan simplificar cosas o fenómenos que no son aptos para ese formato. 

Los noticieros agobian, son su diaria crónica de robos, asaltos, violaciones y accidentes callejeros. Los videoclips de las bandas "mainstream" son torpes, sin buen gusto, un insulto a la inteligencia. Se bastardea el debate, se tratan con liviandad temas sensibles, como por ejemplo ese programa de mierda "Los Unos y los Otros" en el cual (al mejor estilo "Televisión Verdad"), un tipo se hace un ADN para comprobar si es el padre de una  mujer que está narrando la historia de una infancia ausente. La TV es sinónimo de distensión, de entretenimiento, y (por ejemplo) debo reconocer que disfruté viendo la pelea de Sergio "Maravilla" Martínez por el título mundial de boxeo. Y de vez en cuando una buena película subtitulada nos ayuda a pasar 90 minutos olvidando nuestros problemas.
 Pero lo que predomina es la mediocridad. No hay otra palabra para definirlo. Punto final, señores.

16 de septiembre de 2012

Después del cacerolazo

Domingo por la tarde en la ciudad. Preferí que pasaran unos días del cacerolazo masivo del jueves último antes de referirme al tema porque no quería escribir nada "en caliente". Desde el oficialismo insisten en que los manifestantes y las "corporaciones" quieren que la Presidenta se vaya. En realidad, creo que sería bueno para todos que cambie su forma de ejercer el poder. En las últimas encuestas, cuando se le preguntó a la gente que era lo que más cuestionaba de Cristina, la mayoría mencionó su soberbia. Las programas de TV y de radio oficialistas hablaron de odio, de agresión. A mi modo de ver, la sociedad siente bronca e impotencia por no poder hallar en el Estado la satisfacción de sus necesidades que no sólo tienen que ver con el otorgamiento de un plan social. 

En toda protesta masiva siempre habrá infiltrados, y siempre habrá desubicados, como aquellos que maliciosamente entrevistaron los noteros de "6,7,8". Pero no se puede desconocer el reclamo, es de una necedad total, y la reacción del Gobierno ante el descontento no hace más que generar más indignación. Porque no se trata sólo de viajar al exterior, de poder comprar dólares. Se trata de que todo está tan mal que si te entran a robar tenés que agradecer que no te maten. Y así vivimos el día a día, masticando bronca, preguntándonos cuándo cambiará esto, si alguien del Gobierno se dará cuenta de que existimos. Otro argumento fue que en  la marcha "había gente de clase media, bien vestida". ¿Qué estupidez es ésa? ¿Acaso tenés que ir vestido con andrajos para tener derecho a protestar? ¿Cuál es la obsesión que tienen los intelectuales K con demonizar a la clase media? ¿Todavía no se bancan que Macri sea Jefe de Gobierno? Y para que quede claro, no simpatizo con las ideas de Macri, me parece tan necio como la Presidenta, pero tiene la misma legitimidad que ella que proviene del voto. A ver si nos dejamos de joder de una buena vez y nos damos cuenta de que cuando hay guita y espacios de poder en juego, las ideologías se desvanecen. Si no me creen, mirénlo a Moyano reunido con la cúpula de la UCR. Punto final.

Discos recomendados del día: 

Jennifer Lopez, "Dance again: The Hits" (CD + DVD, Sony, 2012).


Slash, "Apocalyptic Love" (Icarus Music, 2012).

11 de septiembre de 2012

Una anécdota más

En marzo de este año, tuve que cambiar mi teléfono celular porque el aparato anterior ya me estaba causando demasiados problemas. Lo había llevado a arreglar dos veces, y el problema seguía siendo el mismo: se trababa la tecla de acceso al Menú, lo cual me impedía ver los íconos para enviar mensajes o para las funciones más simples de todo celular actual. Quienes me conocen saben que soy un  poco impulsivo cuando se trata de comprar algo, pero el teléfono anterior (un Samsung SGH f250) me había dado tantas satisfacciones que me daba pena cambiarlo por uno nuevo, además, me había durado casi cuatro años soportando golpes y caídas sin problemas. Al final, con un dejo de resignación, me propuse como meta comprarme un equipo que tuviera teclado QWERTY gastando menos de $ 1.000, y de una marca que me asegurara al menos unos años de buen funcionamiento. Fue así que me decidí por un Nokia C 3, que no es gran cosa, pero que parece ser un teléfono destinado a los segmentos medios. Con esto me refiero a que no es un "smartphone" ni tiene la famosa pantalla táctil que tanto detesto. Es un equipo que tiene Wi-Fi y todas esas boludeces que ni siquiera uso, pero extraño un poco al Samsung, era más intuitivo y creo que para su época, allá por 2008, fue un gran teléfono con todo lo que había que tener. En fin, espero que este Nokia me dure lo suficiente como para justificar el dinero gastado porque no pienso volver a invertir una suma similar en algo como un celular, que no es precisamente una de mis prioridades.   

Hace unas semanas leí en el diario que el argentino promedio cambia su celular cada 15 meses. Una locura! Sinceramente no me cabe en la cabeza esa fascinación por la conectividad, las redes sociales, y todo lo que los nuevos modelos ofrecen. Los jóvenes y adolescentes son quienes más rápido se deshacen de sus "antiguos" celulares, pero seguramente hay padres complacientes que les dan el dinero para comprarlos. Con esa plata, bien podrían comprarse un par de zapatillas o un libro de Cortázar o Fontanarrosa que no sea para juntar pelusa en la biblioteca. 

4 de septiembre de 2012

Otro ladrillo en la pared

Hace unos años, escribí un post sobre los hornos de ladrillos en Lobos que, hasta el momento, es el más leído del blog. Siempre me pregunté el motivo de esa popularidad, porque era un texto sencillito y sin demasiadas pretensiones. Quizás haya mucha gente que escribe eso en Google y entre los resultados de la búsqueda aparece mi blog. 

Lo cierto es que los hornos de ladrillos siguen siendo un submundo dentro de Lobos, están muy alejados de la zona urbana. La mayoría de los trabajadores son de nacionalidad boliviana y ocasionalmente se los puede ver por el Centro cuando vienen en busca de provisiones. Pero no me quiero ir del tema: he escrito muchos textos que, modestamente, me parecieron mejores, y sin embargo la gente sigue eligiendo ése. De no ser por el contador de visitas que tengo y que  me brinda esa información, nunca me hubiera percatado de ello. 

Ese "ida y vuelta" que se da entre el que escribe y el que lee ha sido objeto de múltiples teorías que sería largo enumerar, pero lo que quiero decir es que yo no sé para quién escribo. Y eso es bueno, de algún modo, porque de lo contrario me condicionaría y me cuidaría más de decir ciertas cosas porque sé que Fulano de Tal lee mi blog. 

Como vivimos en un pueblo chico, uno se siente muy expuesto y ni siquiera en un blog chiquito como este puede expresarse con completa libertad. Es así, pero lo bueno es que uno conoce los límites, hasta dónde puede llegar. Puedo comentar acá sobre mi colección de CD's, sobre una película que vi, y eso me hace feliz. Pero quizás si tuviera que pronunciarme políticamente sobre un tema sensible lo pensaría dos veces, sobre todo si se trata de un tema muy local que puede afectar a terceros. 

Por los testimonios que uno recoge se va dando cuenta de que este blog tiene aceptación, de que la gente (poca o mucha) lo lee, pero lo más importante es que sea leído y comentado por aquellos amigos que me siguen a la distancia, y que encuentran en este espacio una forma de conocer otra mirada de las cosas, quizás no muy original, pero sí personal. Punto final. 


3 de septiembre de 2012

Alguien debe decir basta

¿Qué es esta locura de promover el voto a partir de los 16 años? ¿Cómo podemos pretender que exista un grado de compromiso y participación ciudadana entre los jóvenes si los adultos no dan el ejemplo y buscan cualquier excusa para no votar? Quiero esbozar algunas reflexiones, que no implican de ninguna manera subestimar a los adolescentes. La cabeza de un pendejo de 16 años está en otra cosa, y es lógico que así sea, porque está en pleno despertar sexual y descubriendo el mundo que se abre ante sus ojos. Ni siquiera conoce los nombres de los candidatos, y tampoco tendría por qué hacerlo. Liberemos a los chicos de una responsabilidad innecesaria y oportunista. Y digo que es oportunista porque el kirchnerismo sabe que con su discurso demagógico cosecha mayores adhesiones en los sectores juveniles. Dudé mucho antes de redactar este post porque no quería que se malinterpretara. No estoy diciendo que los chicos de 16 carezcan de conciencia cívica, porque seguramente la tienen. Pero los adolescentes viven perdidos en su mundo, piensan en el último modelo de celular, en que llegue el sábado para salir al boliche, etc. Y ESTA PERFECTO QUE ASI SEA, porque por algo son adolescentes. Esta es una de las maniobras más perversas del kirchnerismo para fogonear la re-reelección de Cristina. Algunos podrán pensar que estoy equivocado, pero dejemos que los "pendex" disfruten de esa maravillosa etapa de la vida sin manipularlos con campañas electorales que ya de por sí resultan insoportables para los adultos. Punto final. 

30 de agosto de 2012

Cables pelados (parte 2)

En el día de hoy, ocurrió un hecho bastante particular, al menos para mí. Durante alrededor de cinco horas, estuvimos incomunicados. Se cortó la conexión a Internet, el teléfono fijo no tenía tono y el celular no tenía señal. Excepto por el teléfono fijo, que existe desde hace décadas, todo lo demás es relativamente reciente y su ausencia no debería provocarnos demasiados sobresaltos. Sin embargo, tomar el celular para enviar un mensaje o llamar a un amigo es casi un acto reflejo. Y boludear por Facebook, leer los diarios online, también. 

Fue entonces cuando me puse a pensar en cómo ha cambiado la forma de comunicarnos en los últimos tiempos, y cómo una tecnología va sustituyendo a la otra de un modo cada vez más rápido. Yo renegaba del celular hasta que al final, cuando se hizo masivo, no me quedó otra que seguir al rebaño y comprarme uno, y así ocurre con todo. Otra cosa que me vino a la mente es cómo soportaría una persona vivir sin televisión, sin la demonizada "caja boba". La televisión en sí misma en un medio de comunicación y no podemos culparla de nada en absoluto, lo que resulta lamentable son los contenidos. La apología de la marginalidad, de la plata fácil, del "no esfuerzo". Qué se yo, podría decirse que tuve cinco horas sin ningún contacto con el mundo exterior como para pensar en la falta que nos hace tomar un café con un amigo, encontrarnos, recuperar el valor del contacto personal. 


Disco recomendado del día: 

Joss Stone, "The soul sessions Vol. 2" (Warner, 2012)

26 de agosto de 2012

Reflexión de domingo

Deberemos resignarnos, finalmente, a que la corrupción es inherente a la política? Sucederá también que cada vez que un funcionario sea acusado de un hecho de corrupción lo atribuya a una "operación de prensa"? Yo sé lo que son las operaciones de prensa. Las conozco y me parecen una manera relativamente fácil de destruir el buen honor de una persona. Pero no es posible suponer que toda la guita que circula sin rendir cuentas sea consecuencia del periodismo. 

Estos boludos de La Cámpora, que hacen militancia en las escuelas, deberían tener en cuenta que un establecimiento educativo no es un comité ni una unidad básica. O al menos, no debería serlo. De todos modos, creo que lo que hacen está lejos de convertirse en un "adoctrinamiento" como se lo calificó desde el gobierno porteño. 

Cada vez que asume un nuevo presidente uno guarda la secreta esperanza de que algo cambie, pero por lo general se produce un fenómeno bastante curioso: desahacen todo el andamiaje del gobierno anterior y adoptan un giro de 180 grados. No hay coherencia en la gestión. No hay políticas a largo plazo. Y como están hinchando las pelotas con la reforma constitucional, me permito decir que se puede lograr una continuidad en la gestión sin eternizarse en el poder. Así ocurre en los países desarrollados. Podemos creer que no estamos tan mal como en 2001 y seguir pregonando el mismo discurso, pero ya pasaron más de 10 años y es hora de buscar argumentos más sólidos. No les parece?

21 de agosto de 2012

Re-reelección?

Aquello que la sociedad decía aborrecer del menemismo (entre otras cosas, el intento de una re-reelección) hoy ha vuelto a instalarse como tema de debate con nuevos protagonistas. Para forzar un tercer mandato de Cristina, habría que reformar la Constitución, pero no parece ser un impedimento demasiado inexpugnable: quedó demostrado que aquella arenga "vamos por más" o "vamos por todo" era rigurosamente cierta. Los pseudointelectuales de Carta Abierta impulsan este mamarracho jurídico, esta aberración hacia la democracia, y como la sociedad tiene una apatía tan grande hacia los políticos en general no sería extraño suponer que consumaran su propósito. Además, hay que reconocer la ineptitud de la oposición, que no ha logrado perfilar un sólo candidato en condiciones de disputarle el  liderazgo y la iniciativa política a la Presidenta. Seguramente hay dirigentes opositores con buenas intenciones y determinación para poner punto final a este ciclo de decadencia y clientelismo, pero no tienen la representatividad suficiente como para lograr tener peso político propio. 

Para concluir, quisiera comentar que los programas de radio o TV que critican al Gobierno con alevosía y sin rigor periodístico, como el de Mariano Grondona, me parecen una muestra más de la vieja oligarquía que se resiste a perder sus privilegios ante un cambio de paradigmas. Y esto no es una contradicción con lo que expresé más arriba: no me gusta la obsecuencia, pero tampoco la descalificación sin fundamentos como hacen estos señores que acostumbran frecuentar embajadas y foros internacionales para defender sus propios intereses. De más está decir que no conocen lo que es la pobreza más allá de los fríos números de las estadísticas.

17 de agosto de 2012

Basta de lluvia!

Qué tiempo de mierda! Ya llevamos casi una semana de lluvia ininterrumpida y todo parece indicar que el fenómeno seguirá por lo menos hasta mañana. Pero hoy es viernes, y quizás por eso uno se siente más relajado y tranquilo. Es decir, más dispuesto a tolerar ciertas cosas. Estoy leyendo el libro "Noticias bajo fuego" (Editorial Planeta), cuyo autor es Gustavo González, ex Director de la Revista Noticias. Una publicación que ciertamente ha decaído mucho en los últimos años, al menos para mí. Cada vez tiene más notas frívolas, el papel es de mala calidad, y encima casi la mitad de las páginas son de publicidad. Con lo cual, no se encuentra mucho para leer. En fin, en el libro que les estoy comentando, Fontevecchia y su grupo de periodistas aparecen como "héroes" librando una batalla contra el poder corrupto. Por favor! Si todos sabemos quién es Fontevecchia, y cómo se benefició durante la década menemista... esto no quiere decir que no tenga espíritu emprendedor (fundó dos veces el diario Perfil) , pero me molesta que se lo quiera colocar en un lugar protagónico dentro del periodismo cuando es más un empresario que un cronista.

Discos recomendados del día: 

Adele, "21" (Sony, 2011)


The Rolling Stones, "Voodoo Lounge" (Virgin, 1994)



12 de agosto de 2012

Un domingo cualquiera...

Domingo por la noche en la ciudad. No estaba demasiado convencido de escribir un post hoy. No me sentía motivado a hacerlo, en realidad. Pero como todo en la vida, el placer se obtiene tras el esfuerzo, o (al menos) luego de un momento de labor artística. Pesa sobre mis espaldas el inminente reinicio de mis estudios a partir de mañana, y veremos cómo me va con eso. Voy a tratar de aprovechar al máximo lo que resta de este día, algo que debería haber hecho durante las vacaciones en lugar de renegar por pasar demasiado tiempo al pedo. 

Con una ceremonia impactante, hoy concluyeron los Juegos Olímpicos de Londres. Realmente un evento excepcional, que disfruté muchísimo y al cual dediqué más atención de la que yo mismo suponía. No nos fue muy bien en el medallero, pero ya me referí al tema en post anteriores y no vale la pena ser reiterativo. Hoy, además, fue el Día del Niño, y la Plaza 1810 se llenó de chicos para la tradicional fiesta que ya lleva 47 años en el acervo cultural lobense. Hizo mucho calor este domingo para tratarse de un día cualquiera de agosto. El sol se sintió fuerte y hubo que dejar de lado pesados abrigos y pulóveres para no quedar empapado en sudor. 

Estoy escuchando a los Rolling Stones. Concretamente, me compré dos discos bastante recientes de la banda, como son "Voodoo Lounge" (1994) y "Bridges to Babylon" (1997). No qué hubiera sucedido si los Beatles no se hubieran separado y hubieran decidido continuar en el negocio, pero a mi modesto entender los Fab Four siguen siendo incomparables. Y Los Rolling siguen estando muy por debajo si tuviéramos que graduar el impacto cultural y la influencia que tuvo cada grupo. Lo digo con todo respeto a mis amigos "rollingas". Punto final. 


10 de agosto de 2012

Medallas olímpicas y subtes

Hola amigos, ¿cómo están? Me encuentro redactando nuevamente un post en esta soleada tarde de viernes luego de algunos días de "abstinencia bloguera". La verdad es que, si bien sobran temas para escribir y debatir, estoy tan saturado de todo que no quería escribir sobre nada. Me indigné por la pésima performance de la delegación argentina en los JJ. OO. y por suerte ya tenemos aseguradas dos medallas de bronce, lo cual es un consuelo ínfimo para un país que aspira a convertirse en una potencia del deporte de alto rendimiento. Sin embargo, esto de los Juegos Olímpicos está bastante interesante. Un país perdido en el culo del mundo, sumido en la crisis social  y diezmado por la pobreza le puede hacer frente a uno mucho más desarrollado desde los indicadores económicos. Creo que en estos días estoy viendo Canal 7 como nunca antes, y nobleza obliga, hay que felicitar a los responsables de la transmisión de estos Juegos porque ha sido realmente impecable, al menos hasta el momento. Yendo más a lo nuestro, podría esbozar alguna reflexión sobre el paro de subtes, que ya lleva una semana, pero en su momento dije lo que tenía que decir al respecto. Ninguna de las partes involucradas está dispuesta a ceder y así no se construye ninguna negociación o acuerdo posible. Macri y Kristina tienen varias cuentas pendientes y nadie es inocente en este juego, si bien es cierto que los subtes son potestad de la ciudad. Macri ha demostrado ser incapaz para manejarse dentro de la política, con los códigos y las bajezas propias de ella, y sigue enrejando plazas y haciendo boludeces como si nada pasara. Por otra parte, me sorprende que los porteños no se movilicen hacia Plaza de Mayo para reclamar por el reestablecimiento de un servicio esencial dentro del transporte público. ¿Por qué no hacen cacerolazos ahora? Punto Final. 

5 de agosto de 2012

DECLARACION DE PRINCIPIOS

"El tiempo nos ayuda a olvidar..." dice Fito Páez en uno de los versos de sus canciones más celebradas. Y es cierto. Qué bueno es que podamos olvidarnos de las personas que nos hicieron daño, dejar de lado viejos rencores, vivir tranquilos de nuestra conciencia, y comenzar a renacer. Estamos muy intoxicados de los "realities" de la TV, los videos de Internet, las malas noticias de los diarios. Es hora de que aprendamos que nosotros debemos hacer algo para que las cosas cambien. No esperar a que nos vengan a visitar o a saludar, sino hacerlo nosotros. No esperar nada de los demás. Como diría Jorge Bucay, iniciar el camino a la autodependencia. Que no es fácil, desde luego. Para los que ya  tenemos más de 30 cada vez cuesta más conseguir un techo propio, un auto, o bienes que nos garanticen cierta autonomía de nuestros padres. Pero no pasa sólo por eso, sino por pensar en que no está en nuestras manos que cambie la cotización del dólar o los índices de inflación. A lo que me refiero es que debemos tratar de cambiar las cosas que están a nuestro alcance. 


Es bueno reconciliarnos un poco con nuestro ego, darnos cuenta de lo que valemos, de las capacidades que tenemos y que durante mucho tiempo desaprovechamos. Cada día me convenzo más de que todos tenemos algo que aprender y no nos va a alcanzar la vida para seguir aprendiendo a mejorar. Es bueno pedir perdón cuando ofendimos a alguien. Es verdad que no podemos lograr caerle bien a todo el mundo, o que todos se sientan a gusto con nuestra presencia. Pero eso, en última instancia, es problema de los otros, no de nosotros. Punto final.

4 de agosto de 2012

Sin una mísera medalla

Mañana de sábado en la ciudad. Buen día amigos, hoy me encuentro para actualizar el blog y redactar el primer post de agosto. Estoy siguiendo atentamente los Juegos Olímpicos y compruebo, con desazón que hasta el momento no hemos obtenido una mísera medalla, ni siquiera en aquellos deportes que a priori Argentina parecía tener mayores chances de acceder al podio. ¿Qué rol juega la Secretaría de Deportes en todo esto? Por qué las marcas de nuestros atletas están tan lejos de sus pares de los países desarrollados? Si bien los JJ. OO. todavía no han terminado, creo que es momento de que alguien dé una explicación, empezando por los funcionarios. 

Se habló mucho de los incentivos y de las becas que se otorgaban a los deportistas, de que entrenaban en el CENARD regularmente para obtener el máximo rendimiento y llegar a un buen nivel de competencia en Londres. Ahora yo me pregunto: en lugar de "Fútbol para todos", no podría invertirse para construir otro CENARD, quizás en el Norte del país, y que no sea todo tan centralizado como estamos acostumbrados en la Argentina? Reitero lo que dije en el otro post: que no esté presente el fútbol en la máxima cita del deporte mundial es una vergüenza. Ayer, Juan Martín Del Potro dejó el alma ante el suizo Roger Federer, pero no pudo doblegar la resistencia del número 1 del mundo y cayó en semifinales. Estamos ante la presencia de políticas desacertadas, que suelen mostrar su peor resultado cuando nos toca competir en los Juegos Olímpicos. Nunca fuimos una potencia olímpica mundial, pero siempre alguna medalla conseguíamos. Inclusive, en las últimas ediciones de los JJ. OO. se obtuvo una cosecha aceptable de preseas. Los atletas hacen lo mejor que pueden, pero está claro que algo está fallando. Son cuatro años de entrenamiento y sacrificio para alcanzar la gloria, y no se puede improvisar porque el costo es muy alto. Ojalá alguien tome nota alguna vez de la pésima imagen que deja Argentina en estos Juegos. Punto final.

Disco recomendado del día: 

Santana, "Shape Shifter" (2012, Sony Music). 

29 de julio de 2012

Volviendo a los Juegos Olímpicos

Hola gente, aquí me encuentro en este domingo soleado, aprovechando la amplia grilla de canales que tiene Direct TV para vivir a pleno estos Juegos Olímpicos. Hasta el momento Argentina no ha obtenido ninguna medalla, pero sabíamos de antemano que sería difícil. Más aún si tenemos en cuenta que el fútbol no clasificó para los JJ. OO., algo realmente inexplicable. Ver en acción a las gimnastas rusas o eslovacas es un placer para los sentidos, no sólo por su sincronización de movimientos sino porque son bellísimas. Y lo mismo cabe para las nadadoras que se zambullen rápidamente en el agua cristalina de una pileta de 400 metros. Sin embargo, por lo poco que vi hasta ahora, tengo la impresión que me gustaron más los juegos de Beijing 2008. O quizás los viví de otra manera...


Todo ello me hace pensar en mi estado físico. Estoy bastante excedido de peso, aunque pretenda negarlo o minimizarlo. Debo admitir que no practico muchos deportes, pero camino bastante, dentro de lo posible. Creí que eso sería suficiente para bajar unos kilos pero evidentemente resulta que no es así. Debería volver al gimnasio, y dejar de fumar antes de que la nicotina me pudra los dientes y los pulmones. Pero esto último sí resultará más difícil: casi sin darme cuenta, me he vuelto adicto al cigarrillo, y es algo que me preocupa. Aunque no haga demasiado para evitar que el tabaquismo siga avanzando en mi cuerpo, porque uno no se da cuenta, fuma un cigarillo a la mañana, otro después de almorzar, varios más a la tarde, con el café, y va intoxicando el organismo. Espero tener la fuerza de voluntad suficiente como para dejar el vicio. Punto final.

25 de julio de 2012

Miércoles con viento y frío

A pesar de la recesión y de la crisis, la gente se las arregla para encontrar distensión en estas vacaciones de invierno. Me tienen podrido las comparaciones con España y con los "indignados" que se manifiestan en la Puerta de Sol. Creo que tenemos que volver a mirarnos el ombligo sin que ello implique ponernos paranoicos con la cotización del dólar "blue", eufemismo típicamente argentino para denominar al dólar paralelo. Existe una obsesión en ciernes ante la divisa norteamericana, que mucha gente considera como única forma de poder preservar sus ahorros ante la espiral inflacionaria. Desde hace un tiempo, aprovechando que dispongo de Internet, he optado por consultar todas las fuentes de información posibles y de formarme mi propia opinión. Sigo leyendo Clarín y La Nación, pero no considero que esos medios sean dueños de la verdad. Vivimos en una época en la cual el rol de periodismo es muy cuestionado, y no está mal que se abra el debate en ese sentido. Pero me refiero a un debate serio, honesto, donde cada uno dé a conocer su línea editorial y no tenga pudor en admitirlo, porque de lo contrario seguiremos forjando instituciones perhistóricas como la Academia Nacional de Periodismo en la cual un grupo de "notables" se arroga el derecho de decir qué está bien o qué está mal. La Sociedad Interamericana de Prensa defiende los intereses de las empresas periodísticas pero no de los trabajadores que la integran, lo cual constituye una postura claramente corporativista. Ojo, no estoy hablando de "La Corpo" tal como la entienden los K, sino que me refiero a que los que hacemos periodismo nos sentimos a menudo indefensos porque no hay ningún sindicato o gremio que salga a respaldarnos cuando nuestros derechos son vulnerados.  Por si todo esto fuera poco, hay muchos medios que buscan pasantes y les prometen el oro y el moro a cambio de mano de obra barata y trabajo en negro. Así estamos. Como verán, los docentes no son los únicos afectados por "el modelo" que se pretende instalar, aun con sus aciertos que ya mencioné varias veces. Punto final.

23 de julio de 2012

Manso y tranquilo

Recién ayer (domingo), pude empezar a relajarme y a disfrutar de estas vacaciones de invierno, luego de una semana en la que no lograba quitarme de la cabeza las preocupaciones y los problemas. Mi desempeño académico en el Instituto no me convencía y me generaba mucha tensión. Hoy puedo decir que si bien todavía estoy lidiando con eso, trato de aprovechar estos días antes de que deba retomar la actividad. Escuchando discos, viendo películas, o leyendo algún ensayo periodístico. Si hablamos de música, estoy escuchando a León Gieco con su excelente último disco "El Desembarco" (grabado en Los Angeles con experimentados músicos de sesión) y también volví a las fuentes con Led Zeppelin. En lo que respecta al cine, el domingo compré "Flashdance" (1983), un clásico pedorro de los '80 (podríamos denominarlo "color rosa chicle") que pese a ello nadie puede dejar de ver. Hago esta salvedad aunque la peli carezca de valor artístico y haya recibido pésimas críticas en su momento. También tengo ganas de ver "The Omega Man", con Charlton Heston, y espero que sea tan buena como lo fue "Soylent Green" (que ya comenté en un post anterior). 

Mientras voy cerrando el círculo de esta breve crónica, pensaba qué provechoso resulta para nuestra inestable salud mental ignorar los discursos de la Presidenta, la famosa Cadena Nacional que nos quema la cabeza, y cuánta satisfacción podemos encontrar en tomar un café o unos mates con facturas mientras leemos una revista o escuchamos un CD de Alicia Keys. Pensándolo bien, ya ni siquiera me animaría a ir a un cine por temor a que entre a la sala un loco encapuchado y empiece a los balazos como ocurrió en Denver durante el estreno de Batman. Punto final.

19 de julio de 2012

Discos recomendados en un día primaveral

Estoy escuchando dos discos muy buenos, aunque completamente diferentes: uno de ellos es "Comfort y música para volar" (Sony, 1996), de Soda Stereo, que fue concebido en el marco del ciclo MTV Unplugged. Ya cerca de  la agonía de la banda, que se disolvería en 1997, brindaron una presentación notable. La edición original contiene un track interactivo para reproducir con el obsoleto Windows 3.1, y contiene solamente 11 canciones. En 2007, cuando la banda se reunió en una serie de conciertos memorables, se relanzó este disco con muchos temas que habían quedado afuera de la edición primigenia. Otro CD que salió a la venta y me parece una cagada es el último de Los Auténticos Decadentes, titulado "Hecho en México (2012, Pop Art/Sony Music), que constituye un registro en vivo de la gira que hizo el grupo en 2011 por tierra azteca, en particular grabando un concierto en el mítico Palacio de los Deportes. 

Nunca había tenido la oportunidad de escuchar completo el Unplugged de Soda Stereo, sólo pude ver su corte de difusión que fue una muy buena (y sorprendente) versión de "Un misil en mi placard". Y con respecto a Los Auténticos Decadentes, debo reconocaer que es una banda que siempre subestimé, quizás porque no soy un tipo muy divertido, que le guste la joda y la pachanga. Por lo tanto, reniego de esa fusión de murga, cumbia y ska que el grupo cultiva con tanto éxito. Pero a pesar de bajarles el pulgar como estoy haciendo, la placa antes mencionada tiene el plus de contar con músicos invitados, como Julieta Venegas o Fernando Ruiz Díaz de Catupecu Machu. Es muy simple, si algo no te gusta, no te preocupes en buscarle una explicación. Palo y a la bolsa, rescatá aquello que te satisface y alejate de todo eso que los "críticos" dicen que es espectacular. Como diría Charly, "es parte de la religión". Punto final.  

16 de julio de 2012

Vacaciones de invierno

Quizás sea bueno aprovechar estas semanas para mirar las cosas de un modo diferente. La vorágine de los exámenes ya pasó y mi gran "karma estudiantil" sigue siendo la Biología. Pero trato de no pensar en eso, al menos por ahora. Ya cuando entre de lleno en el segundo cuatrimestre y sea tiempo de definiciones, veremos qué hacer y cómo salir de la encrucijada. Estoy contento de poder sentarme nuevamente frente a la compu a redactar un post, luego de haber tomado unos mates, con la tranquilidad de saber que las cosas salieron lo mejor que se pudo. A todos nos falta una dosis de confianza en nuestras capacidades, y cuando no estás seguro de lo que podés lograr, del potencial que tenés, sos presa fácil de la gente tóxica, de la gente de mierda que nunca falta en ningún grupo o comunidad. Estas vacaciones de invierno recién están empezando, y todavía no me acostumbro al ocio. Luego de seguir una rutina durante tres meses, con horarios pautados, volver a un "modus vivendi" más flexible resulta un poco difícil de asimilar. Ni siquiera ahora me acuesto tarde, porque la TV me parece un desperdicio y en la radio no encuentro nada interesante. De vez en cuando me cuelgo un rato chateando con algún amigo que encuentro conectado en Facebook o Messenger, y así la jornada se estira un poco hasta la medianoche. Cuando no me puedo dormir, entonces sí recurro a la radio AM, no queda otra alternativa para liquidar las horas que nos robaron del sueño. Cuántas veces nos han robado los sueños, podría decir alguien! Espero que no vuelva a suceder. Punto final.

11 de julio de 2012

Frío polar, parte 2


Hola amigos, estuve posponiendo la actualización del blog dado que me encuentro estudiando para el recuperatorio de un parcial, pero no quería dejar pasar mucho tiempo sin dejar de estar en contacto con ustedes. Ultimamente no entro mucho a Facebook, me he dado cuenta que la "red social" ya se presta para cualquier cosa, y es lamentable que sea así cuando en un principio fue concebida para encontrarnos con gente que hacía mucho tiempo que no veíamos. Es decir, para reestablecer vínculos.

 Cambiando de tema, yo no sé que está pasando en el país. A lo que me refiero, para expresarlo de un modo sencillo, es que quizás siempre fue así y yo era demasiado ingenuo para percibirlo, pero los noticieros nos brindan noticias de asesinatos, secuestros, robos a mano armada, pungas, "pirañas" y otras yerbas. Vale decir: no aparecen noticias alentadoras, y estoy seguro de que las hay. El imbécil de Moyano (otrora aliado incondicional de los K) decidió prender el ventilador y se autoproclamó líder de la CGT, lo cual provocó la fractura de la central obrera. El poder de convocatoria del camionero es importante y logró llevar agua para su molino, pero de ningún modo puede arrogarse la representación de todos los trabajadores, que es lo que pretende hacer. Mi reflexión, en este miércoles frío y ventoso, es que las cosas no están funcionando bien, pero necesitamos razones o motivos para creer que algo puede cambiar, para levantarnos a laburar cada mañana. La TV nos está intoxicando, y la mayoría de nosotros se nos juntamos para el almuerzo o la cena con la ingrata compañia de la televisión. Quisiera pensar que el tiempo no transcurre en vano, que vamos evolucionando como sociedad, que hemos dejado de comportarnos como primates. Hace falta ejercitar el pensamiento crítico. Es necesario consumir la mayor cantidad de medios de comunicación para formarnos nuestra propia opinión, ya no basta con leer La Nación o Clarín. No es que me haya vuelto súbitamente oficialista, sino que no podemos creer en lo que un medio que defiende determinados intereses sustentados únicamente en fines económicos. Podría escribir más sobre este asunto pero el tiempo apremia y prefiero dejarlo para más adelante. Punto final.

7 de julio de 2012

Frío polar

Sábado por la noche en la ciudad. Al fin, un poco de tranquilidad. Hoy me propuse descansar, disfrutar el día lo más posible haciendo las cosas que me gustan. Me queda una última materia para finalizar el cuatrimestre con éxito, es el último esfuerzo que hay que hacer para que no haya sobresaltos luego del receso invernal. Quiero aprovechar las vacaciones para leer un libro que no sea un texto académico, porque hasta el momento no he hecho otra cosa que leer fotocopias. Los diarios los hojeo cuando puedo, pero me asquea tanto el modo que tienen de retratar la realidad que prefiero buscar un cable a tierra, algo que me haga sentir bien. Hace un rato estaba escuchando el último disco de James Blunt ("Some kind of trouble", 2010), y algo de Coldplay. Compré dos películas en DVD que todavía no pude ver completas: "Las viudas de los jueves" (con Pablo Echarri), y "El aura" (con Ricardo Darín). Da la casualidad de que siempre elijo películas largas, que superan los 120 minutos, y eso me desalienta un poco al momento de verlas. Pero haré el intento al menos, porque ambos filmes tienen buenas críticas, según pude averiguar en la Web. Esta "ola de frío polar", como les gusta decir a los medios, me tiene podrido, y todo parece indicar que el tiempo seguirá así en los próximos días. La verdad es que está ideal para dormir con dos o tres frazadas y la bolsita de agua caliente, escuchando música con los auriculares. Ese va a ser mi humilde plan para esta noche, porque ni en pedo me voy a arriesgar a salir y contraer un resfrío o una gripe. Nos vemos, amigos. Punto final.

4 de julio de 2012

Post express

Mientras escribo estas líneas, Boca está disputando el partido final de la Copa Libertadores ante Corinthians, en Brasil. Estoy pensando en mañana, en el examen de Psicología General que tengo que rendir y en mis posibilidades de salir airoso. Espero que todo salga bien. Como suelen decir los terapeutas ante un trance que les plantea un paciente: "¿Qué es lo peor que podría pasar?". Que me vaya mal, sería la respuesta. Bueno, ¿y qué? Rendiré de nuevo el parcial hasta que logre aprobarlo en su instancia recuperatoria. Sinceramente no tenía previsto sentarme a escribir algo hoy, pero me gusta actualizar el blog, aportar algunas pinceladas, brindar mi punto de vista sobre determinados temas. Trato de no meterme en política porque siento que no es el espíritu de este blog, aunque los que me siguen saben que en cierta ocasiones lo he hecho. Como considero a éste mi espacio personal de expresión, me siento en la libertad de escribir lo que desee, siempre con algún tipo de fundamento.

Creo que la Presidenta no está tomando decisiones acertadas, o quizás los Ministros no saben atajar los frentes de tormenta, que es una de las funciones de todo "funcionario" que se precie de tal. Con Néstor, la cosa era diferente: no estoy subestimando a CFK, sólo estoy diciendo que su estilo audaz y desafiante y su modo de entender la política me resultaba más afín a la militancia que siempre pregonó, inclusive con sus contradicciones. En fin, me voy a dormir porque tengo mucho para estudiar mañana. Un saludo a todos. Punto final.

El tiempo no para

"El tiempo es oro", solía decir Henry Ford, el magnate de la industria automotriz que cambió para siempre el modo de trabajar, con...