27 de febrero de 2013

Boca no encuentra el rumbo

Quizás éste sea el último post de febrero, no lo sé. Pero tenía ganas de redactar unas líneas antes de que terminara el mes. Estuve viendo el primer tiempo del partido de Boca contra Barcelona de Ecuador, por la Copa Libertadores. El equipo transita por el mismo desconcierto desde que asumió Bianchi como entrenador, pese a que todos recordamos a los nuevos jugadores que se anunciaron con bombos y platillos y que hoy  se encuentran muy lejos de su rendimiento. Estoy convencido de que esos futbolistas pueden dar mucho más, pero evidentemente algo no funciona bien en Boca. Muchos hinchas creían que Bianchi sería el "salvador", quien traería satisfacciones y títulos al Club. La realidad demuestra que el presente de Boca está lejos de esas aspiraciones. Incluso cuando el equipo gana, cosa que rara vez sucede, queda flotando la sensación de que la victoria fue más por errores del rival que por méritos propios.
 El fútbol argentino, en líneas generales, se encuentra en franca decadencia. Y esto obedece a varios motivos que sería largo enumerar, pero mencionaré algunos: la falta de identidad del jugador con el equipo. El jugador debe tener un sentido de pertenencia al Club, dejar todo en la cancha, prepararse mentalmente para el partido, y no en pasar una noche de cabaret a bordo de un auto importado. Hace falta disciplina de parte del cuerpo técnico. El entrenador tiene que imponerse sin que ello implique ser autoritario. Debe evitar que Boca que convierta nuevamente en un equipo de "halcones y palomas", donde unos asumen con arrogancia el liderazgo (desafiando la autoridad del DT) y otros son sólo parte del elenco estable. Por otra parte, es público y notorio que los barrabravas están ahuyentando a la gente civilizada de los estadios. Es mucho más seguro ver un partido por televisión que hacerlo en la cancha, que morir baleado o apuñalado en una emboscada a la salida del estadio. Desde luego, la emoción y la adrenalina de estar en la tribuna no es la misma a la de estar frente a una pantalla. En todo esto estaba pensando mientras ya comienzó el segundo tiempo del partido, que promete ser otro largo bostezo. Como hincha xeneize, espero que los jugadores asuman el peso de la camiseta y se den cuenta de que pertenecen a una institución que le ha dado grande satisfacciones a nuestro fútbol. Punto final. 

22 de febrero de 2013

De regreso al blog en una noche de viernes

Viernes por la noche en la ciudad. Debo reconocer que este mes he actualizado el blog esporádicamente, no con la frecuencia habitual. A veces me ocurre que surge una idea y ya estoy acostado en la cama, con lo cual encender la compu y ponerse a escribir no parece el mejor plan. Pero sin lugar a dudas, las mejores ideas se me ocurren por la noche. El resto del día se vive demasiado "intoxicado" por la pantalla de los canales de noticias, y a veces uno cede a la tentación de hacer algún comentario sobre un hecho puntual. Por citar un caso, hoy se cumple el primer aniversario de la Tragedia de Once, pero considero que ya está todo dicho. ¿Qué se puede agregar, más allá del pedido de Justicia y de que los responsables cumplan con su condena? Hay reclamos tan unánimes que no vale la pena ser redundante. Es una cuestión de sentido común. 

Tema dos: nos falta memoria a los argentinos, y sobre todo hacernos cargo de lo que hacemos. Cuando elegimos Presidente, estamos eligiendo un modelo de país. Por supuesto que el candidato que gane nos puede cagar o no cumplir con su propuestas, pero ese no es su problema. Digo esto porque ahora todos se rasgan las vestiduras con la inflación (que ciertamente es alta), y olvidan que en la década del '90 Menem fue reelecto precisamente porque logró mantener los precios estables con el célebre "1 a 1" de la Convertibilidad. Y ahora resulta que si uno hace una encuesta o un relevamiento casero, pareciera que a Menem nadie lo votó. ¿Cómo es posible que siempre sean los mismos tipos los que quedan bien parados ante la sociedad mientras quienes dicen la verdad son hostigados por su forma de actuar? Algo no está funcionando bien, eso está claro. Hay cosas que deberían  darnos vergüenza, pero no haber votado a tal o cual candidato. Al menos, si es que lo hicimos convencidos de que era la mejor opción en ese momento. Ahora estamos transitando otra etapa, otro modelo, que también tiene sus deficiencias. El cepo cambiario, las restricciones a las importaciones, el congelamiento o control de precios, son medidas que no van a tener ningún resultado positivo. Pero la gente ha elegido a Cristina, de manera que esto seguirá así, al menos hasta 2015. Punto final. 

16 de febrero de 2013

Calurosas postales de verano

Los días empiezan a "acortarse"... el verano nos castiga con sus últimos latigazos de treinta grados y pico, pero ya se respira un aire distinto en la calle. Febrero es un mes breve, que transcurre entre corsos, carnavales y feriados. Detesto los carnavales, para mí no tienen la menor gracia, quizás me divertía cuando era niño y hasta los primeros años de la adolescencia. Pero ya han perdido su encanto para mí, si es que alguna vez lo tuvieron. Las murgas y comparsas me aburren, en principio porque las que pueden verse por estos pagos carecen de brillo y colorido. A veces, no hay más que agudizar el ingenio para lograr ofrecer un lindo espectáculo, no todo es cuestión de plata. Y otra cosa que me rompe bastante las bolas es la música brasileña, excepto la bossa nova. Es distintos puntos del país se realizan corsos, pero con un sabor local, no queriendo imitar a las "Scolas do Samba". 

Estamos en plena etapa de transición hacia el otoño, estación que me agrada bastante y que nos brinda la posibilidad de hacer una vida "normal", sin tener que estar encerrado en una habitación con un ventilador a fondo. Es que no hay manera de mitigar el calor, que nos obliga a recluirnos hasta que baje un poco el sol, salvo para aquellos privilegiados que tengan una pileta. En realidad, tener una "Pelopincho" tampoco es un lujo y está relativamente al alcance de cualquiera, pero uno pasa más tiempo limpiando la pileta y echándole cloro al agua que nadando dentro de ella. Otro detalle del verano: todo el mundo parece esperar la misma hora para hacer las compras, para ir al supermercado o donde carajo sea, y hay que hacer colas interminables para comprar las dos o tres boludeces que uno consume a diario. Por suerte, este calor maldito va a ceder, más tarde que temprano, mientras los padres ya está viviendo toda la vorágine del inminente comienzo de las clases. Es la misma historia de todos los años, quizá con protagonistas diferentes, con gente que viene a Lobos porque eligió vivir aquí y otra que se va porque ya no soporta el tedio de la "tranquilidad pueblerina". Punto final.

12 de febrero de 2013

Light, cero, dietético, o como sea!

Martes por la noche en la ciudad. Casi sin darme cuenta, he comprobado con preocupación cómo me he vuelto más gordo y perezoso. La balanza no miente: estoy 10 kilos por encima de mi peso normal. Justamente me sucede esto a mí, que me jactaba de  poder comer de todo sin engordar. Conservé una figura estilizada durante años, hasta que la ansiedad me jugó una mala pasada y me incitó a comer cada vez en cantidades más abundantes. De todas maneras, tampoco vayan a creer estoy hecho un bofe: simplemente tengo que empezar a desintoxicar mi cuerpo, comer más sano, y hacer actividad física. Desde hace varios días estoy yendo al Parque o a la Plaza Tucumán a caminar, a pesar de que con las temperaturas agobiantes del verano dan ganas de quedarse sentado en el living con el ventilador y el control remoto de la tele. Pero algo tengo que hacer, no me voy a dejar venir abajo. No voy a negar que será difícil resistirse a un asado con papas fritas, por ejemplo, pero si no cambio la alimentación mi peso seguirá subiendo. Lamentablemente, no me gustan ni las frutas ni las verduras.

Uno comienza a notar que algo raro está sucediendo cuando la ropa queda chica: las remeras te llegan al ombligo y los jeans aprietan demasiado. Son señales de que nuestro cuerpo ha cambiado y es más voluminoso, razón por la cual las prendas que solíamos usar ya no nos sirven. Pensé en ir al gimnasio, pero voy a esperar a que afloje un poco el calor para decidir qué hago, porque transpiro muchísimo en un ambiente cerrado o poco ventilado. En fin, para todos aquellos que alguna vez se burlaron de una persona  "gordita", la vida nos da una lección: nadie está exento de convertirse en un potencial obeso. De hecho, cuando entramos en la adultez, las posibilidades se incrementan aún más, porque tendemos a hábitos sedentarios y abandonamos la actividad física de la adolescencia. No sé si podré volver a mi peso normal, pero al menos espero no seguir aumentando. Punto final. 

Disco recomendado del día:
 Joan Manuel Serrat, "En directo" (2 CD's, BMG/Ariola, 1986).

7 de febrero de 2013

Los fantasmas del pasado

¿Qué joda, no? El Gobierno dispuso un congelamiento de precios por 60 días para los alimentos y casi de inmediato comenzaron a desparecer los productos de los comercios. No me estoy guiando por los títulos de Clarín: lo vi hoy en el supermercado. Se trata, evidentemente, de una maniobra especulativa para que, concluido el plazo acordado con los supermercadistas, puedan remarcar los precios al valor que deseen. Productos esenciales para el consumo familiar, como el aceite y el azúcar, sólo se venden de a dos o tres unidades como máximo por persona. Un economista hablaba ayer en la tele de las similitudes que tiene este precario plan del Secretario Moreno con el famoso "Plan Primavera" del gobierno de Alfonsín, último manotazo antes de que la inflación se desbocara. Yo no entiendo mucho de economía, pero el kirchnerista acérrimo apuntará a "las grandes empresas" o a "las grandes corporaciones" como formadoras de precios. Y cuando uno habla sobre la inflación que se vive a diario, los K argumentan que ha sido un común denominador de todos los gobiernos. Cambiando de tema, no me gusta discutir, y menos con un kirchnerista. Algunos de ellos están convencidos de que este "modelo" es el mejor de los últimos años, pero a mi criterio son incapaces de diferenciar entre no estar de acuerdo con determinadas políticas de Estado y ser opositor. Ellos argumentan que "no hay referentes de la oposición", y eso es cierto, pero no por ello nos vamos a tener que resignar a este estado de cosas. Cristina no podrá gobernar para siempre, no estamos viviendo en una monarquía, está cumpliendo su segundo mandato y es tiempo de darle la oportunidad a otros dirigentes, sean éstos peronistas o no. 

Reitero lo dicho: la oposición está lejos de conformar aún una alternativa de gobierno, pero por favor, no hagan más alianzas para juntar votos, porque me hacen acordar a la desastrosa experiencia de la Alianza de De la Rúa cuando asumió en 1999. Macri y Scioli tienen aspiraciones presidenciales, aunque este último no las haga públicas muy frecuentemente. La ambición por el poder es la que nos está llevando al abismo. Aquello que los Kirchner le criticaban a Menem en el '99, cuando pretendía la "re-reelección", es lo mismo que pretenden ahora que ostentan el poder. Y digo los Kirchner porque aunque Néstor murió, está su hermana Alicia (Ministra de Desarrollo Social), y su hijo Máximo (un vago mantenido y referente de La Cámpora). La Presidenta debería dejar de "discursear" pro Facebook o Twitter y brindar una conferencia de prensa en serio, con acceso a todos los medios nacionales y del Exterior. Me parece que sería un gesto muy valorado. Punto final.

3 de febrero de 2013

Post futbolero...

No hace falta ser un entendido en fútbol para darse cuenta de lo mal que está jugando Boca. Como hincha xeneize que soy, me siento defraudado por el pésimo nivel que ha mostrado el equipo durante estos partidos de verano. Me importa un carajo que no jueguen "por los puntos", como argumentan muchos simpatizantes. Contra River nunca logramos imponer nuestro juego, en parte porque Bianchi alternó titulares y suplentes en diferentes partidos. Pero para el tipo que nunca vio jugar a Boca y que tenía toda la ilusión de hacerlo cuando el equipo se presentó en Mar del Plata, es una falta de respeto presentar una formación de suplentes. Aunque sé que recibiré varias puteadas afirmando esto, Carlos Bianchi nunca me gustó como DT. No voy a negar que durante su paso Boca consiguió varios títulos, pero el plantel de hace 15 años (o más) no es el mismo de ahora. El Burrito Martínez seguramente formará una buena dupla con el Pelado Silva, pero necesitamos de un "enganche" hábil que les haga llegar el balón a los delanteros.

 El prestigio de la camiseta no puede estar en manos de la improvisación, o poniendo jugadores que no están para los 90 minutos con el pretexto de preservar a los titulares de alguna lesión. Los partidos de verano valen. En principio, todos los clubes que participan de estos torneos se ven beneficiados económicamente, por lo tanto lo menos que podrían hacer es poner jugadores de jerarquía. Hace unos días le comenté a un amigo que Bianchi va a fracasar, y sigo sosteniendo lo mismo hasta que los resultados me demuestren lo contrario. No soy un fundamentalista de Boca, soy un simple hincha que ve los partidos por televisión, pero este equipo da lástima. Y estamos a una semana de comenzar el torneo de la AFA. Por supuesto, siempre habrá estúpidos que seguirán pidiendo por Riquelme, un jugador hábil por cierto pero que se quiso llevar a la dirigencia y al DT por delante, y que siempre fue conflictivo. Para conseguir resultados, Boca tiene que empezar de cero. Lo cual no significa hacer una "limpieza" como la que hizo Bianchi, que declaró prescindibles a jugadores que tenían mucho para dar, como Blandi. El equipo tiene que lucir compacto, ordenado, y no jugar a los pelotazos como lo viene haciendo. A Falcioni lo echaron de la peor manera cuando en realidad consiguió bastante en poco tiempo, y tuvo que lidiar con una interna dentro del plantel. Basta de "halcones y palomas". Así todos los técnicos van a fracasar, si no tienen la capacidad de imponer su autoridad por sobre las individualidades. Punto final.

Análisis final: Panorama político

Estimados: el análisis final (para no ser tedioso), que hago de las PASO, es que un sector de la sociedad, amplio por cierto, decidió contin...