27 de agosto de 2013

Buscando un camino para seguir

Quieren que les diga la verdad? Últimamente me está dando fiaca actualizar el blog, y no me gusta esa sensación. Quiero mantenerlo y cuidarlo, como si fuera una mascota. Esta "mascota virtual" que ya lleva 8 años y aún persiste, a pesar de que algunos sostengan que los blogs están en decadencia y que hoy todo gira en torno a Twitter. Siempre tuve cierta resistencia a los cambios, quizás por eso no tengo una cuenta de Twitter, y además me parece que en 140 caracteres no tendría mucho para decir. En fin, se está terminando agosto, estamos con los últimos días de intenso frío y todo parece indicar que ya entramos en la recta final de este 2013. Por supuesto, aún quedan tres meses en los que puede suceder cualquier cosa, y más en la Argentina que se caracteriza por ser tan imprevisible. Hay muchos políticos que ya están pensando en 2015, cuando para el común de la gente la vida se vive día a día, como laburantes que somos. No especulamos en qué sucederá de acá a dos años, podemos hacer conjeturas, pero no vivimos pensando en eso. Los objetivos que se propone una persona de clase trabajadora son a corto plazo, salvo aquellos que hayan sacado algún crédito o tengan proyectado construir una vivienda. ¿Quedará algo de kirchnerismo después de 2015? ¿Cómo será la disputa por la sucesión presidencial en el seno del peronismo? ¿La UCR podrá volver alguna vez a erigirse nuevamente como alternativa de Gobierno? Son todos interrogantes que flotan como si fueran nubes, esas nubes que vienen y van con el viento. 

Me da por las bolas que se hable de una "clase política", como si los políticos fueran marcianos, o como si formaran parte de un grupo de iluminados. La mayoría de ellos cuenta con punteros, con asesores, con tipos que les bancan la campaña, con un equipo de prensa, pero si les quitamos todo el envoltorio son tan ignorantes como nosotros. En este país han pasado cientos de Ministros de Economía y hasta ahora ninguno supo resolver el problema de la inflación, por citar un ejemplo. Y la única vez que no hubo inflación, fue por la bendita Convertibilidad, un corset del cual no pudimos salir y que nos llevó al desastre por todos conocido. Yo no tendré mucha experiencia y hasta puedo pecar de ingenuo, pero que no me vengan a hablar de arreglar el país con discursos y cámaras de seguridad, mientras los chicos del Chaco y los indios de Formosa se cagan de hambre. Punto final. 

22 de agosto de 2013

Escuchando a John Mayer y a Regina Spektor...

Jueves por la noche en la ciudad. En primer lugar, escribo estas breves líneas para recomendar algunos CD's de reciente adquisición: 

John Mayer, "Born and Raised" (2012, Sony Music/Columbia)
Sade, "The best of Sade" (1994, Sony Music)
Regina Spektor, "Live in London" (CD + DVD, 2009, Sire/Warner)
Alberto Cortez, "Grandes Exitos" (2005, Universal)

Por el momento, más allá de que mis finanzas no pasan por la mejor de las instnacias, no tengo previsto comprar nuevos discos. Creo que ya tengo la cantidad suficiente como para poder disfrutar un poco de la diversidad de géneros musicales que existen. Muchas veces cuando transcurre cierto tiempo un objeto nos remite a una situación determinada: por ejemplo, nos ponemos a pensar qué estabámos haciendo cuándo lo compramos, en qué lugar lo compramos, o cuánto esfuerzo nos costó ahorrar el dinero para hacerlo. Se me ocurre pensar que el valor que le damos a las cosas está relacionado con esto último, es decir, con el sacrificio o el esfuerzo que tuvimos que hacer para adquirirlas. Pero eso va en cada uno, dado que hay personas que están en una situación económica muy sólida y que ni siquiera hacen ese tipo de análisis porque pueden acceder con facilidad a los bienes y servicios. Con el rubro indumentaria mi situación es curiosa, porque trato de elegir ropa moderna pero quizás no me doy cuenta que ya estoy grande para lucir como un pendejo. Otra cosa que me sucede es que nunca encuentro el talle adecuado, a pesar de que no soy tan gordo como podrían imaginar los lectores. En fin, me voy a preparar la cena y dejo las conjeturas para un próximo post. Saludos!! 

18 de agosto de 2013

Recuerdos de la infancia en un domingo melancólico

Hacía rato que tenía ganas de escribir algo en el blog, pero por cuestiones de laburo lo fui postergando. Por fin me doy el gusto de redactar unas líneas, en esta fecha tan especial como el Día del Niño. Hay muchos chicos en Argentina que se ven obligados a mendigar o a trabajar a una edad muy temprana, y en muchos casos hay padres inútiles e irresponsables detrás de este flagelo que mandan a sus hijos a trabajar mientras ellos derrochan el dinero o no contribuyen a la economía del hogar. Yo todavía no tengo hijos, pero siempre fui de la idea de que hay que pensar muy bien antes de traer un hijo al mundo. Una cosa es tener sobrinos o primos, y otra muy diferente es asumir la responsabilidad de la educación y crianza del pequeño. Además, las familias optan por tener cada vez menos hijos por el costo que ello trae aparejado. Desde que nacen, con los pañales, los controles pediátricos, los medicamentos, la ropa, los juguetes que todo chico quiere tener, la leche maternizada (creo que se llama así), son todos gastos que motivan una gran erogación en los primeros meses. Por lo general, las mujeres son las que sienten una natural inclinación a ser madres, es parte de su naturaleza, el cuerpo de la mujer está preparado para concebir un hijo. El hombre muchas veces lo ve desde otro punto de vista, lo cual no quiere decir que no vaya a amar a su hijo. La voracidad comercial hace que cada vez haya más productos orientados hacia los chicos, y no sólo juguetes: los chicos tienen su primer celular a una edad cada vez más temprana, y el consumismo hace que quieran una Playstation o una Tablet, en fin, ¿cómo explicarle a un chico que en esta sociedad capitalista el dinero no alcanza para todo? 

La publicidad nos invade, sobre todo por la TV, y si los grandes están buscando el último smartphone o miran con ambición el último modelo de un auto, ¿cómo pedirles a los chicos que se comporten de un modo diferente? Sólo algunos adultos se dan cuenta de la importancia de tener sólo lo esencial, de vivir con la mayor comodidad posible pero sin ser esclavos de la tecnología o de una publicidad de Mc Donald's. Yo aprendí eso hace bastante ya, por supuesto que compro cosas que me gustan dentro de mi presupuesto, pero no me importa un carajo que haya aparecido algo nuevo. Si se me rompe el celular, lo reemplazo por otro, pero sólo en ese caso, para mantenerme comunicado, no porque tenga Wi-Fi, whatsapp o todos esos chiches nuevos. Los discos que tengo son quizás mi mayor tesoro, los cuido y los escucho, pero no soy coleccionista, no los tengo en una vitrina para que la gente los vea, me gusta disfrutar de la música. Y del mismo modo podemos hacerlo extensivo a otros órdenes de la vida. La ropa no me quita el sueño, me gusta andar vestido de una forma prolija o casual según las circunstancias pero no dejo que me impongan una moda, ni voy a pagar fortunas por una marca equis. Son maneras de entender la vida que uno va aprendiendo, y lleva tiempo darnos cuenta de que lo que más debemos cuidar es nuestra salud. Todo lo demás va y viene. Punto final. 

12 de agosto de 2013

El día después de las PASO

Finalmente, como es de público conocimiento, en estas Elecciones Primarias Sergio Massa se impuso sobre Insaurralde por cerca de 5 puntos. Yo no lo voté: de hecho, corté boleta y lo hice solamente en el orden local, dado que tengo cierto conocimiento de la idoneidad (o no) de los candidatos de mi ciudad. Pero volviendo a "Massita", como lo calificaba despectivamente Néstor Kirchner, creo que la gente no lo votó por convicción, sino porque se oponía al Gobierno. Lo que se suele denominar "voto útil". Tampoco me parece que Massa haya sido votado por las clases altas o que gozan de ciertos privilegios. Si nos tomamos el trabajo de analizar los distritos en los que ganó, veremos que se trata de municipios humildes y postergados, con excepción de Vicente López, Tigre o San Isidro. La pregunta que muchos se hacen ahora es si Massa puede ser un "presidenciable". Ante todo, deberá ratificar la buena elección que hizo en las PASO cuando lleguen las legislativas del 27 de octubre. Y luego habrá que ver con qué sectores del establishment logra sustentar su candidatura para 2015. Como todos sabemos, nadie llega a la Presidencia sin el apoyo de los empresarios e industriales, que son los que generalmente ponen la guita para financiar la campaña. O algún venezolano radicado en Miami como Antonini Wilson que ponga 800.000 billetes verdes.

 Insaurralde sigue siendo un desconocido para la mayoría de los bonaerenses, en tanto que Massa fue Jefe de Gabinete e Interventor de la ANSES, entre otros cargos. Podemos coincidir en que Tigre es un municipio "cheto", y que Massita supo seducir al electorado desde la Intendencia que aún ocupa, con espectáculos musicales y deportivos, eventos culturales, y mucho glamour. Pero insisto, no sólo fue votado por la "gente bien", sino por todos aquellos que lo vieron como la alternativa más fuerte para castigar al Gobierno al sentirse desencantados con los resultados de esta supuesta "década ganada". Desde el Frente para la Victoria sostienen que Massa es el candidato de las corporaciones. O de la "corpo", como les gusta decir a los K. Debo admitir que no me gustó para nada, como lector de diarios, el apoyo indisimulable que Massa obtuvo del Grupo Clarín y La Nación, que rápidamente lo ungieron como el elegido para romper con el modelo. Todavía hoy, siendo un adulto, me pregunto tras el resultado de los comicios si será cierto aquello de que "el pueblo nunca se equivoca". Massa hizo una campaña inteligente, supo capitalizar el descontento social y se mostró conciliador. El estilo que está en boga por estos días indica que hay que evitar las chicanas políticas y mostrar un discurso uniforme. Veremos qué sucede en octubre. A pesar del aluvión de votos que obtuvo, lo cual no deja de ser alentador, para mí Massa sigue siendo una incógnita. Punto final.

8 de agosto de 2013

Nosotros y los miedos

Jueves por la tarde en la ciudad. Aprovechando el escaso tiempo libre disponible, me propuse actualizar el blog. No me gusta dejar pasar muchos días sin escribir aunque sea algunas líneas. Entramos en la recta final de las PASO, y ninguno de los candidatos (o precandidatos) me convencen. Los spots publicitarios, los afiches, los pasacalles, los globitos, los panfletos, no son más que mero cotillón. Y en cuanto a las propuestas, hasta aquel vecino que no es candidato a nada puede tener una buena idea. La cuestión es que digan cómo lo van a concretar, de dónde saldrán los fondos, con qué instituciones van a articular, etc. La seguridad nos preocupa a todos, más aún cuando no sólo se meten a robar en tu casa, sino que además te golpean y amenazan a tu familia. Nunca fui víctima de un hecho semejante, y espero que nunca me ocurra algo así, pero no hace falta ser demasiado perspicaz para darse cuenta del shock emocional que un atraco semejante le produce a cualquier persona. 

Creo que nos estamos acostumbrando a vivir con miedo, a enrejar  los frentes de las casas, a instalar alarmas o cámaras, y si bien es cierto que somos un pueblo chico, el delito ha asumido modalidades propias del Conurbano. Estamos acostumbrados también a ver cómo la Policía detiene a dos "perejiles" con unos gramos de marihuana encima, pero se muestra incapaz de dar con los responsables de los grandes delitos. Me parece que tenemos que replantearnos por qué hay personas que delinquen, si lo hacen por necesidad o si para ellos ya es casi una forma de vida. Acá en Lobos ya no contamos con el Foro de Seguridad, y es probable que no se vuelva a organizar en un corto plazo, luego del escándalo que trajo aparejado su disolución. Nadie va a querer comprometerse representando a una institución para que luego lo acusen de querer "politizar" al Foro. Por eso es que a veces digo, pongamos las cosas en su lugar. Cuando llegue el momento de meter el sobre en la urna, no importa a quién votes, pero sí que lo hagas convencido de que es la mejor alternativa posible. Dejemos de ser rehenes de las grandes estructuras políticas, dejemos de votar a dinosaurios, busquemos candidatos con los cuales no sintamos identificados en algo. Ya sea en su pensamiento o en su plataforma electoral, ¿no les parece lo más acertado? Punto final.

5 de agosto de 2013

Las "sonrisas de dentífrico" de los candidatos

Se demoró un poco, pero aquí tienen ante ustedes el primer post de agosto. En estos días previos a las PASO, el bombardeo de spots publicitarios de los partidos políticos ha sido incesante. Siempre consideré que en estas instancias, cuando los candidatos están en campaña, salen a relucir las miserias de la política y los discursos vacíos que ni siquiera son tales. En realidad, son eslóganes, frases hechas que queda bien declamar en público, como por ejemplo que "estamos muy preocupados por la seguridad", o "este modelo nacional y popular ha permitido un crecimiento nunca antes visto". Por supuesto, yo no sé que haría si fuera candidato, seguramente repetiría las mismas boludeces que hoy estoy criticando. Pero no nos digan lo que hay que hacer, que ya lo sabemos todos: digan cómo lo van a hacer. Pónganse las pilas de una vez, porque al electorado lo podrán engañar una o dos veces, pero la gente tiene memoria y sabe quién fue Domingo Cavallo, el mismo que hoy tiene la caradurez de postularse como candidato a Diputado en Córdoba. Queda la incógnita de saber cuántos menores de 18 años votarán en esta experiencia novedosa a la cual yo me opuse desde el primer momento, como sabrán quienes han estado leyendo el blog. Lo que me pareció una vergüenza fue el uso electoralista que hizo el Frente para la Victoria de una foto del Papa con Cristina y el ignoto Insaurralde, pegando afiches por todo Buenos Aires. Lo más probable es que ganen las elecciones, pero me pregunto si hacía falta caer a recursos tan bajos. Punto final.

Nuevos concejales y consejeros: vecinos que tienen todo un camino por delante

Comenzamos una nueva semana. Ayer, domingo, terminé agotado luego de cubrir la asunción de los nuevos concejales y consejeros escolares. Afo...