18 de agosto de 2017

Análisis final: Panorama político

Estimados: el análisis final (para no ser tedioso), que hago de las PASO, es que un sector de la sociedad, amplio por cierto, decidió continuar con el rumbo que pregona Cambiemos, que hasta ahora, a nivel nacional, no ha traido consigo recuperación económica alguna. Y hay un deseo de no mirar hacia atrás, de enterrar los 12 años de kirchnerismo. Con el diario del lunes, cualquiera puede hacer pronósticos, lo que puedo afirmar es que me sorprendió la diferencia que obtuvo el oficialismo sobre sus ocasionales adversarios. Los mismos que posteaban en Facebook fotos con desmesurados aumentos en la luz y el gas,  ¿dónde están? ¿No se sintieron representados por la oposición, pese a ello? Esta elección terminó con el mito de que "la gente vota con el bolsillo", porque aún en medio de una recesión de la cual nadie sabe cuándo vamos a salir, la ciudadanía optó por votar a Cambiemos. Y esto no es ni bueno ni malo, simplemente es lo que pasó. Será muy difícil que los resultados de las Primarias varíen en la elección de octubre, al menos en porcentajes considerables. No hubo "efecto arrastre" de Massa o Randazzo para sus respectivos candidatos locales. La gente aprendió a cortar boleta, desde hace años, cuando el conservadorismo tenía boleta corta en Lobos, con el ex Intendente Erriest. 

Si tenemos un INDEC confiable, como tanto se jacta el macrismo, habría que prestar atención a los números. Que son poco alentadores, sólo registran alzas en la venta de autos e inmuebles. Mucha gente no llega a fin de mes, o como me dijo un comerciante, "el fin de mes ahora termina el 15", entonces para qué  ser ilusos y no dar espacio al debate, como en toda democracia, despojándonos de los prejuicios ideológicos de cada uno, viendo que la "Pobreza Cero" tan declamada sigue siendo del 30 %, y que muchos dirigentes le tienen fobia a la palabra "pobres". Para ellos, son "los que menos tienen". El problema es que  si en  los sectores más postergados no hay un Estado presente, en todos los estamentos, y sin asistencialismo, estamos lejos de encontrar una solución. En lugar de hacer rentable (con sponsors privados)  a Fútbol para Todos, el gobierno decidió no transmitir más los partidos por los canales de aire y que haya que pagar para verlos por TV. Puede parecer una nimiedad, dado que muchos vecinos no están interesados en el fútbol o lo consideran superfluo, pero es un indicador de las políticas públicas que se están adoptando. Puedo decir esto porque nunca asumí compromisos políticos con nadie, nunca me afilié a ningún partido, y mi punto de vista es el de un simple ciudadano, que vio la apatía y desinterés en los comicios, con mesas de votación vacías, que recién registraron mayor afluencia de electores pasado el mediodía. 

En el marco de la democracia, donde el pueblo no delibera ni gobierna sino a través de sus representantes elegidos por el voto, éste es el panorama que tenemos hoy. Cada fuerza polítca sabrá hacer su autocrítica, si es que cabe, y para concluir, no se puede soslayar el holgado triunfo de Cambiemos en Lobos, lo cual implica que la mayoría de la sociedad está satisfecha con la gestión, aunque no lo diga públicamente. Punto final.

16 de agosto de 2017

Ganarle a la crisis es posible?

Mitad de semana, mucho trabajo para los próximos días y el pronóstico del tiempo que no ayuda. Veremos cómo se resuelve esto. Durante el día camino mucho, voy de aquí para allá, pero me cuesta bastante ir a un lugar específico (como el Parque) a hacer actividad física. Si andás por el Centro, tenés de detener la marcha a cada rato, porque el tránsito es un caos y nadie piensa que la prioridad la tiene en peatón. Todavía se sigue hablando de las PASO en la Provincia, donde Cristina y Bullrich pelean "voto a voto" dado que el escrutinio provisorio otorga una diferencia mínima a Cambiemos. Se estima que los resultados definitivos estarán en 10 días, demasiado tiempo para tratarse de una sola provincia. Cualquiera que gane, lo hará por menos del 1 % de diferencia, y los propios candidatos lo saben. Podrán festejar el triunfo, pero será más para la tribuna que otra cosa, dado que con una diferencia tan estrecha, en octubre las cartas está echadas para ambos. 

 Realmente todo es muy confuso y vergonzoso a la vez, y los discursos de barricada del radical K Leopoldo Moreau están a la orden del día. De los referentes de Cambiemos he escuchado pocas declaraciones "post- PASO", quizás porque Durán Barba los instruyó para que así lo hicieran. Lo más importante, es que la vida sigue, la gente permanece ajena e indiferente a estas cuestiones, con toda razón, porque hay que seguir laburando y buscando la manera de ganarle a la crisis. Una crisis que va menguando, siento que lo peor ya pasó, pero en cuanto sigan aumentando las tarifas, se seguirá debilitando a la clase media y media-baja. Punto final.

14 de agosto de 2017

DESPUÉS DE LA PASO: CONCLUSIONES

Hoy domingo, la mayoría del electorado votó ratificando un modelo de país, con el cual se puede o no estar de acuerdo. Pero así es la democracia, en lo que a mí respecta nunca pensé que en Lobos, Cambiemos pudiera llegar al 50 % de los votos y a hacer una excelente elección que difícilmente se repita. O quizás se replicará en octubre, pero de otra manera. Definitivamente, quienes se guiaron por las encuestas, la pifiaron mal: no sólo Cristina va perdiendo en la Provincia (por escaso margen), sino que además en las provincias de Cuyo y del Litoral, el macrismo ha sentado las bases de su triunfo. Como bien escribió hoy Jorge Fernández Díaz, Cambiemos ya es una fueza política nacional.

Próximamente vamos a indagar en la posibles razones de este fenómeno que se dio en casi todo el país: la gente que reclamaba contra los tarifazos de luz y gas, ¿dónde estuvo representada? ¿Qué mensaje trae consigo Cambiemos, que fue como un canto de sirena y logró seducir al electorado cuando ya llevamos casi 2 años de recesión, caída en la producción y el consumo? El malhumor social, que se plasmaba en los meses previos, no se tradujo en un caudal de votos para la oposición. Se puede interpretar que esos candidatos no lograron convencer a los electores, o bien podríamos hablar del "efecto constraste". Con el remanido discurso de la "herencia recibida", que sigue dando buenos réditos, la gente prefirió continuar apoyando al macrismo como un modo de no volver a los 12 años de la era K. No soy analista político ni manejo encuestas, sólo estoy tratando de hurgar en los motivos por los cuales Cambiemos arrasó en Lobos, con casi un 50 %, dejando largamente relegado a Unión Ciudadana. Pero por sobre todas las cosas, no hay que subestimar la voluntad popular, ni suponer que este es un camino sin retorno. Sin embargo, no nos engañemos: aquel viejo dicho de que "el pueblo nunca se equivoca", es falso. Nos equivocamos, por ejemplo, en 1995, cuando le concedimos la reelección a Menem. El discurso de Cambiemos es relativamente pobre, inclusive el propio asesor Durán Barba instruyó a la tropa de no hablar de economía. Aquí en Lobos, nadie, ni los propios militantes y candidatos, esperaban obtener un triunfo tan amplio y holgado. ¿Fue una suerte de "plebiscito" a la gestión municipal? Es difícil saberlo. Lo único que me resta por decir que la mayoría de los vecinos se queja y reclama (Facebook mediante), pero en el cuarto oscuro hace lo que quiere. Punto final.

12 de agosto de 2017

Rastreando en las raíces del rock nacional



Yo crecí escuchando bandas que emergieron en la década del '90 (o que alcanzaron trascendencia por esos años), tal es el caso de Divididos, La Renga, Los Piojos y muy a mi pesar (porque no me gustan), Los Caballeros de la Quema. Y por supuesto, a mi ídolo máximo, Charly.  Recién ahora, con buen criterio, se están comenzando a editar, en vinilo y en CD, los primeros discos de Pappo's Blues, y la discografía completa de Los Gatos, el primer grupo de rock argento, surgido en 1967 y liderado por Litto Nebbia. Hubo algunos lanzamientos previos, pero con pésimo sonido y sin el menor interés en preservar el patrimonio artístico. 

De esta manera, se creó un puente generacional: estoy descubriendo la música que escuchaba mi viejo 40 años atrás. Luego surgieron Manal, Vox Dei, Sui Generis, Almendra...no soy un historiador del rock vernáculo pero puedo aseverar que aquellos próceres "la rompían". Por ejemplo, "Rock de la mujer perdida" (1970), es un disco notable, quizás el  mejor de Los Gatos, y permaneció varios años descatalogado o ignorado por la voracidad comercial que en aquel momento demandaba otra cosa. Y sin subestimar a nadie, cuando escucho esos engendros de reggaeton fusionados con música pop de alta rotación radial, te das cuenta que no hay punto de comparación. 

Lejos de "El Club del Clan", programa de TV en boga en aquel entonces (además del boom del folklore), Los Gatos cimentaron una trayectoria increíble. "¿Qué es esto de hacer rock en español?", se habrán preguntado los ejecutivos de los sellos discográficos. Pues sí, precisamente eso, darle a un género musical  foráneo una identidad propia. No querían ser Beatles, ni mucho menos Rolling Stones: querían ser ellos mismos. Y Pappo fue el guitarrista más grande que tuvo la Argentina. Su poca capacidad para componer las letras la compensaba con unos solos de guitarra que te volaban los pelos. Hubo muchos hitos: "La Balsa" (de Nebbia y Tanguito), es la piedra fundacional del rock, con una melodía sencilla, inmediatamente reconocible, un aire a bossa nova, a jazz, impensado para aquella época. 

Siempre cultivando la bohemia, los encuentros fortuitos, y de algún modo la presunción de que estaban detrás de algo grande para nuestro acervo cultural, 1967 fue el año debut para los músicos argentinos, en las antípodas de Palito Ortega o Leo Dan, por citar dos ejemplos al azar. Qué bueno echar mano a esos hallazgos para entender el pulso social que siempre fue bien interpretado por el rock. Punto final.

10 de agosto de 2017

Antes de la veda electoral...

Aquí estamos amigos, de nuevo al ruedo, tratando de pensar en el país más que en las elecciones, que son tan sólo una coyuntura. Me podrán decir que en estos comicios se definen muchas cosas, lo cual es cierto. Siempre me sentí defraudado por la clase política, y me gustaría que el voto fuese optativo, así terminamos de una vez con los punteros, sumado esto a la boleta única electrónica. 

Estas PASO serán un testeo, en base a los resultados, cada partido deberá redoblar sus esfuerzos para "convencernos" en octubre. Se ha gastado mucho dinero en publicidad y en proselitismo, y en parte es verdad lo que decían los K, que sin guita no podés hacer política. Por lo menos al principio, hasta que te das a conocer. Después, si llegás a algún cargo, ya tenés "la caja" asegurada. Y muchos más recursos para planificar una campaña. Como siempre, yo votaré a conciencia, no por lo que me digan o por lo que me quieran vender como salvación. Nunca voté en blanco, hubo casos en que tuve que elegir al "menos peor", como decidir entre Macri o Scioli. Pero esa instancia ya pasó, lo peor que te puede suceder es no sentirte representado por ninguno de los candidatos. Veremos cómo reaccionan los trolls y los asesores de campaña cuando llegue el momento de abrir las urnas. Punto final.

8 de agosto de 2017

Un día con el teclado "en llamas"


Hoy fue uno de esos días en los que tuve que corregir muchísimo todo lo que tiene que ver con el diario digital (LOBOS 24), hacer algunos ajustes porque cuando la gente entraba a Facebook aparecían fotos que no guardaban relación con la nota publicada...en fin, uno trata de ofrecer un producto de calidad, desde lo periodístico y también desde la estética, la imagen. Pero les puedo asegurar que así como hay satisfacciones en este laburo, se reniega muchísimo con esto, desde un simple error de tipeo que hay que enmendar, el retoque de las fotos para que se luzcan lo mejor posible..sin embargo, cuando todo se va acomodando, queda a juicio de los lectores determinar si la nota es de interés o no, hacer los comentarios que deseen, y si te dicen algo que no les agrada (siempre que sea con respeto) te la tenés que bancar. Así funciona. 

Este blog tiene una dinámica parecida, porque aunque no se difunden noticias, si yo escribiera cualquier estupidez o si hiciera apología del delito, perdería toda credibilidad. Creo que las claves para subsistir en esta profesión son buscar vetas nuevas, salir un poco de la actualidad política que genera hartazgo y fastidio en mucha gente, publicar alguna nota de salud que siempre despierta interés y es útil para cuidarnos. En este último caso, que sea siempre de una fuente confiable, acreditada, y citando la fuente. 

Saben, a veces pienso que la gente no valora el esfuerzo ajeno. Pero quizás yo tampoco lo haga, o no me dé cuenta que muchos vecinos la están pasando peor que yo, laburando más horas, y teniendo que soportar maltrato en el trabajo, encerrados en una oficina mientras las horas transcurren a cuentagotas.
Por eso, al menos hoy, decidí en estas líneas no quejarme, contrariamente a mi innata costumbre. Simplemente, disfrutar en lo que pueda el resto del día y prepararme para continuar mañana con las pilas "recargadas". Punto final.



6 de agosto de 2017

Cuando la verdad duele

Domingo por la mañana en la ciudad. Desayuno, lectura de diarios, un poco de ocio. Puede suceder que últimamente mis publicaciones no sean tan logradas como antaño, pero como mencioné antes, he abordado casi todos los temas (si revisan el archivo hay más de 1.300 notas), e inevitablemente uno se repite sin proponérselo. Sin embargo, hay hechos que nos conmueven, nos movilizan, nos motivan a escribir. Por ejemplo, hace más de una semana que veo en la tapa de Clarín noticias sobre Venezuela, como si el diario quisiera asumir una autoridad moral sobre lo que allí sucede. No estoy diciendo que no sea grave o que no haya crisis institucional, ¿pero por qué no nos concentramos en la violación de Derechos Humanos en la Argentina, que sigue sucediendo aún en la joven democracia que supimos conseguir? Muertes de jóvenes que nunca son esclarecidas e investigadas, apremios ilegales de la Policía, las coimas que cobran los Comisarios por hacer la vista gorda a los prostíbulos y a la trata de personas....tenemos infinitas cuestiones que abordar en nuestro país, ante que subirnos a un pedestal y pontificar contra Venezuela, o que un periodista como Lanata se rasgue las vestiduras porque lo deportaron o no le permitieron el ingreso. Asimismo, se habla de un "repunte" de la economía doméstica, en rubros que no tienen nada que ver con aquello de nos afecta a diario, como autos de lujo, inmuebles, etc. Los alimentos y la ropa siguen estando a precios exorbitantes, y lo menos que puede esperar una persona es tener un plato de comida y poder vestirse. Tampoco sería descabellado pensar en que todos tenemos derecho a tener un momento de distensión, a tomar un café en un bar, a ir al cine, o lo que fuere (ni hablar de irse de vacaciones a algún lado que es sumamente oneroso). 

Por todo esto que esto exponiendo, leer los diarios nacionales me provoca rechazo, algo que no me ocurría antes, porque aunque no mientan en  la información, están desviando el foco alevosamente. Demonizar a Venezuela, en el supuesto caso de que existan argumentos para hacerlo, no nos cambia en nada la vida a los argentinos. Necesitamos políticas públicas que nos permitan vivir mejor, aquí y ahora. A ver si lo entendemos...Punto final.

2 de agosto de 2017

Cómo "sobrevivir" a la campaña sin agotarse?

Hay días en que todo te sale redondo, y otros en que parece que te han echado una maldición. Últimamente, por el remanido tema de la campaña, estoy trabajando mucho más de lo habitual, y llega un momento en que me agota. Y eso teniendo en cuenta que son las PASO, no las elecciones generales de octubre. Tengo mis dudas acerca de si resulta de interés público hacer una nota con "propuestas" de un determinado candidato, a nadie le importa demasiado, como a aquel caradura de Duhalde que dijo que estábamos "condenados al éxito". Sí, condenados estamos, de eso no cabe duda. Hoy leí en Clarín una nota sobre un supuesto "repunte" del consumo y en lugar de indignarme por lo tendenciosa, lo tomé con humor: figuraban como bienes que habían aumentado el consumo, inmuebles y autos. Los alimentos siguen cayendo, pero el título no decía eso! Ojo, yo no soy enemigo de Clarín, pero no hace falta ser Einstein para darte cuenta de que están haciendo lobby preelectoral. 

Sin embargo, sigo creyendo, acaso ingenuamente, en que las cosas pueden cambiar, cuando alguien tome decisiones duras, que no son tarifazos, sino aquellas que mejoren la calidad institucional. Basta de listas sábana. Basta de jueces que no paguen Impuesto a las Ganancias. Basta de mentira vil, de hipocresía, de estupidez. Si querés discutir, adelante, pero con argumentos, aceptando además los que tiene que esgrimir la otra parte. De lo contrario no se va a ningún lado. 

No crean que esta nota es necesariamente pesimista, simplemente es lo que veo o percibo desde un prisma totalmente subjetivo. Si seguimos con el "todos roban", o el "todos mienten", sí sería pesimista, además de no ser real. Porque he tenido la suerte de conocer gente honesta en la función pública, que honró el cargo que ocupó y cuando tuvo que dar un paso al costado lo hizo porque no se bancó tener que agachar la cabeza y hacer obediencia incondicional, o mirar para otro lado antes negocios espurios. También, conozco ex funcionarios que dejaron lo mejor de sus aptitudes y realmente se pusieron el cargo al hombro. Eso es lo más rescatable. Punto final.

31 de julio de 2017

Malas compañías

Ultima nota de julio. Un mes bastante duro y ajetreado por cierto, pero lo tomo con calma, quizás como un mecanismo de defensa, el hecho de pensar que al final de un ciclo (un mes o lo que fuere), atravesaste distintas vicisitudes y pudiste lograrlo . Insisto que debemos buscar refugio en aquellas cosas que nos hacen bien, que nos dan placer, porque no vinimos a este mundo sólo a trabajar y a pagar cuentas, sino a darnos la oportunidad de ser felices con lo mucho o poco que tengamos a nuestro alcance. De lo contrario, estamos condenados a vivir al mejor estilo "Tiempos Modernos", de la mecanización del hombre, el antológico filme de Chaplin. 

Por supuesto que hay que trabajar e intentar hacerlo cada día mejor, pero si tenés a tu mujer o a tus hijos y no te queda un momento del día para estar con ellos, vas a entender lo que te estoy diciendo. No es un gesto que merezca un aplauso el hecho de convertirte en una máquina de hacer guita y cagarte en tu familia y en tus amigos.  Y considero oportuno meternos en el "bocho" algo muy simple, que mencioné en otro texto: Todo tiempo pasado fue peor (contradiciendo el popular "Todo tiempo pasado fue mejor"). En todos los sentidos, sería arduo abundar en esto, pero particularmente en Ciencia y Tecnología. Dejemos de luchar contra la nostalgia, de sostener aquella imagen de "El Granero del Mundo" que creímos ser y quizás ni siquiera lo fuimos, porque fue la coyuntura de un determinado momento de la historia. Dejemos de lado todo partidismo, más aún en tiempos de campaña. Si cada uno se dedicara a superarse en lugar de mirar la paja en el ojo ajeno, todo sería diferente, por más que el dólar esté carísimo y los diputados se roben hasta la Casa Rosada. Punto final.

30 de julio de 2017

Domingos lluviosos y Plan B

Definitivamente, no es normal transitar un invierno con 20 grados de temperatura, que es lo que estuvo sucediendo durante buena parte de la semana. Naturalmente, hubo que volver a sacar remeras y ropa liviana de las cajas o bolsas donde estaban prolijamente guardadas. Saben, ya perdí la cuenta del tiempo que hace que no veo un programa de TV completo. No es por hacerme el intelectual o el refinado: simplemente la oferta es magra y (como dije en otra nota) sirve para un momento de distensión, pero no destinaría más de una hora de mi tiempo a la tele excepto que Boca se consagre Campeón nuevamente. O el gran anhelo de todos: que la Selección levante un trofeo cualquiera, pero que al menos gane algo. Hoy tenemos una lluviosa mañana de domingo, y según está previsto, el aguacero continuará por unos días más. 

Un buen momento para reflexionar, para tomar unos mates amargos sin ningún apuro, zambullirse en la lectura de algún libro olvidado, preparar el trabajo para el comienzo de la semana... la lluvia no impide salir de casa, llevo un paraguas y voy a donde quiero. Sabido es que el domingo suele ser un día chato, vacío y aburrido, en el cual emergen los fantasmas del pasado, nuestras propias miserias que nos hacen sentir culpables sin serlo. El mejor consejo es dejarlo pasar y afrontarlo con la compañía de alguien que realmente valga la pena pasar el tiempo, un amigo o un familiar que siempre está dispuesto a una buena charla o a compartir una cerveza. Que disfruten de este jornada aciaga y destemplada del mejor modo posible. Una buena siesta puede ser el "Plan B". Punto final. 

PD: Poné el CD (o escuchalo por YouTube) de Eric Clapton, "Slowhand" (1977) a todo volumen. Vas a ver cómo la furia de la viola de Clapton te cambia el humor.

27 de julio de 2017

Va tomando color la campaña

Jueves por la noche en la ciudad. Cada vez resulta más difícil o permanecer ajeno a la campaña política, que en esta oportunidad arrancó tardíamente. Esperaba que fuera a mediados de julio, pero sólo el sector del peronismo que postula a Cristina comenzó a hacer propaganda en esa fecha. Esto no les asegura el triunfo, del mismo modo que aquellos que optaron por no hacer publicidad vayan a caer derrotados. Creo que la gente percibe cada vez más cuando tratan de subestimarla o de tratarla por estúpida, haciendo mucha obra pública, "estando cerca de la gente", cuando faltan poco más de 15 días para las PASO. Candidatos que nunca asomaron la nariz por un barrio pobre, de repente se sienten felices y contentos, y con el slogan (algunos de ellos) de que "no venimos de la política", como si ello fuera un mérito. Estas frases que cité las escucho muy a menudo del actual oficialismo: no venimos de la política, queremos estar cerca del vecino. Pero el "vecino" en cuestión, es visitado no sólo por Cambiemos, sino por diferentes partidos que tratan de convencerlo para conseguir su voto. 

Renegar de todo esto que acabo de exponer, sería escupir para arriba y renegar de la vorágine de toda campaña, como así también de los nuevos recursos tecnológicos. Pero a todos nos cansa, en principio porque antes de ser periodistas, somos simples vecinos, y cada uno que te ve, te pregunta cómo están las encuestas. La realidad es que, salvo entre 2003 y 2015, el resultado fue siempre imprevisible, puede haber un sector con una leve tendencia, pero si se manda un "moco" antes de las elecciones, ya murieron políticamente. A veces se votan más gestos concretos que la lucha por mostrarse distinto al otro, que es un error. Porque precisamente en esos gestos cotidianos, se nota la diferencia, si es que la hubiere. La sobreactuación en la que caen nuestros políticos, en todos los órdenes, en muchos casos nos da vergüenza ajena para quienes va somos adultos y no creemos en discursos que no sirven para nada, excepto para los "aplaudidores" de turno. Punto final.

26 de julio de 2017

Reflexiones de mitad de semana

¿Ser feliz es una decisión, una elección, o ambas cosas? ¿Lo que cada uno considera como "feliz" varía según el rincón del mundo donde viva? Probablemente, para esta última pregunta la respuesta sea afirmativa, no es lo mismo lo que satisface y gratifica a una persona de Oriente que a un argentino. Pero a veces sucede que nos "contagiamos" de cosas que no nos provocaban la menor gracia, un poco forzados por las circunstancias, y descubrimos cierta felicidad en ello, lo cual en pocas palabras, es ser emprendedor. Emprender, en la Argentina, es lo más parecido a un salto al vacío, sin embargo hay gente que la sigue remando, que es creativa y le encuentra la vuelta. No es mi caso precisamente, supe ser creativo pero las ideas se me han ido agotando (o ya las apliqué casi todas), y cuando aparece alguna, invariablemente surge algún obstáculo. Pero no me quejo, porque tengo un laburo que sí me permite explotar diferentes vetas. Darle mi estilo, mi sello personal. 

El trabajo bien hecho es motivo de satisfacción y de felicidad, pero nadie vive "por amor al arte" y la intención de la mayoría es hacerlo rentable, generar guita, recursos, o como quieras llamarle. Eso es lo que los probables anunciantes no entienden. Yo me dedico a full a un diario digital y mis ingresos surgen de la publicidad, no hay misterio en eso. Por lo tanto, aquel que rechaza una propuesta comercial (publicidad) por supuesto que está en su derecho de hacerlo, pero me quita plata que yo necesito para el sustento y para tener un incentivo en mejorar y reinvertir en mejores insumos: cámaras, pilas, grabadores, entre otros. Punto final. 

21 de julio de 2017

Nos volvemos a encontrar

Esta semana fue bastante ajetreada para mí, y descuidé la publicación de alguna nota en este blog. Y bien digo, "descuidé", porque este es un espacio que cuido mucho por las satisfacciones que me supo brindar para expresarme. 
Hay días que te levantás y acostás igual: molido. Como si el descanso no hubiera hecho efecto, como si las preocupaciones que nos agobian nos impiden disfrutarlo a pleno. Todo se hace cuesta arriba. Sigo sosteniendo que la burocracia mata, perder dos horas en el banco para hacer un trámite que debería ser más simple, o en su defecto que se incorpore más personal. Todo eso te agobia, el trabajo se hace más pesado y cansador. Pero son las reglas del juego. 

Esta noche de viernes voy a aprovechar un momento de distensión para distraerme con las estupideces de la televisión, o para escuchar música que -a mi modo de ver- valga la pena. Todos estos años fui comprando, siempre que pude, la música que me gustaba, para no depender del "hit del momento" que pasan hasta el hartazgo en las FM. Hasta la emblemática radio Rock & Pop cambió: hoy es un pastiche horrible que no tiene nada que la diferencie del resto de las emisoras. Bueno, el tema de los multimedios sería largo de abordar, pero nos quieren vender todo "masticado", y la inteligencia no se cultiva de esa manera. Internet, de algún modo, "democratizó" la comunicación, hay miles de portales de noticias, cada uno con un estilo y línea editorial. No todo es la BBC o la CNN. Hay más, mucho más por conocer, por aprender, por maravillarse o sorprenderse. Y en esa búsqueda, quizás, se nos va la vida. Al menos viviremos sin noticias falsas o títulos cazabobos.  Punto final.-

16 de julio de 2017

Las cosas simples de la vida (parte 2)


Me propuse escribir la mayor cantidad de notas posibles en este blog, simplemente para superarme, tratando -por supuesto- de no publicar cualquier boludez para cumplir el objetivo. Una de las cuestiones que me parecen importantes, es saber aprovechar el tiempo libre. Dormir una siesta no está nada mal, pero tomarse al menos media hora para comenzar a leer un libro  cualquiera, nos pone ante un desafío: culminar su lectura, a menos que el texto resulte tedioso o carente de interés. Yo prefiero los ensayos políticos o históricos, pero en el mercado editorial el género que continúa cosechando mayores adhesiones es la novela. Siempre ha sido así. 

En esta fría y destemplada noche de domingo, con el termómetro marcando 5 grados, me puse a pensar en aquellas cosas que nos gratifican y que, por ser sencillas, no dimensionamos. Un buen café. Una ducha caliente. Unos mates en la casa de un amigo. El reencuentro con aquel compañero de la infancia que hacía años que no veías. La satisfacción de saber que hiciste bien tu laburo. Tener alguien a quien recurrir en momentos de zozobra. 

Todo ello, es parte de la vida, y como muchas veces se nos va la vida en grandes aspiraciones que ni siquiera logramos concretar, no son foco de nuestra atención. Creo que en esos gestos y acciones se esconde el secreto de nuestra reserva moral y espiritual en tiempos críticos como los que estamos atravesando. Punto final.

15 de julio de 2017

Un país que no puede despegar

Antes, 30 o 50 años atrás, la sociedad vivía a un ritmo más pausado. No me refiero solamente a la actividad frenética del trabajo para poder subsistir. Hablo del resto: cuando uno se sentaba a la mesa a comer, lo hacía tranquilamente, ya fuera solo o con el resto de su familia, siempre había algún comentario sobre lo sucedido durante el día: el almuerzo y la cena se disfrutaban sin ningún apuro. Se veía televisión pero los comensales no estaban hipnotizados a la pantalla, excepto algún evento como el Mundial, cuando todos están con la tele o la radio siguiendo cada minuto y no anda un alma en la calle. No había celulares que nos manejan la vida y nos hacen estar pendientes de un mensaje, o de un video, embobados como si fuera un juguete nuevo. Por otra parte, estoy harto de que los políticos nos digan que estamos viviendo "tiempos difíciles", que el camino será largo y duro, que las estadísticas que indican un 30 % de pobreza surgen porque el INDEC se sinceró (como si ello fuera un paliativo), y tantas cosas más. Nos dicen como si fuéramos chicos del colegio, que tengamos paciencia, que las cosas van a mejorar, pero no encuentro mejora alguna, más allá de la buena voluntad de algunos que, vale la pena decirlo, hacen desde la función pública lo mejor que pueden. 

Alguien me dirá qué tiene que ver una cosa con otra. Entonces, cuando ves que estamos involucionando, desde un hecho tan cotidiano como sentarse a la mesa a comer, qué decir entonces de todo aquello que nos castiga a diario, que nos llena de rabia y de impotencia, porque nos sentimos estafados, defraudados (quizás no sea la palabra adecuada), y nos preguntamos qué pasó con el famoso slogan "Pobreza Cero", con el "segundo semestre" que nos traería una recuperación económica, con el intento de recortar las pensiones por discapacidad, entre otros desatinos. Si Macri aún tiene un sector de la sociedad que lo apoya, es por distintos motivos: por el contraste con la corrupción K, porque el peronismo está dividido y a veces no da pie con bola en su estrategia, porque hay medios de prensa que lo protegen, y porque hay gente que piensa en este modelo como la panacea, hasta las últimas consecuencias. Como sociedad democrática, todas las opiniones son válidas, y en ese sentido yo también me expreso desde una postura en la cual nunca asumí compromisos políticos con nadie. Siento que, contrariamente a lo que se cree, de los desacuerdos nacen los acuerdos. De pensar distinto, se nos puede caer alguna idea. Si todos tuviéramos la misma percepción de la realidad, habría un pensamiento hegemónico, y no estamos en una monarquía para agachar la cabeza ante nadie. Claro está que debemos aprender a expresarnos con respeto, de lo contrario no habría convivencia posible, y la famosa "grieta" se agudizaría aún más. Es una vergüenza que escrachen al Presidente un grupo de activistas. Si no estás de acuerdo, votá a otro partido, que es la única oportunidad que tenés para hacerte escuchar. Una vez cada dos años. En la campaña todo se ve desde un prisma diferente, pero cuando llegue el momento de contar los votos, veremos quién es el candidato (o los candidatos) que la gente eligió. Es muy fácil, no hay mucha vuelta que darle. Y hasta que no se implemente la boleta única y el voto electrónico, siempre va a a existir el fantasma del fraude y el clientelismo. Punto final.

13 de julio de 2017

Cuando no se aplica el sentido común, estamos en problemas

Jueves por la noche en la ciudad. Estamos próximos a transitar la mitad de julio, y en escasos días (concretamente el 14) comenzará oficialmente el período autorizado por la Justicia Electoral para las campañas políticas y de propaganda. La verdad es que dejé pasar un tiempo sin escribir nada por diversos motivos, el principal es que si me pongo a redactar la intención es hacerlo lo mejor posible y expresando algo que no se haya abordado antes, y no quería ser reiterativo. Sé del hartazgo que provoca ver que el tiempo pasa como país no logramos salir adelante, que las excusas se van acabando y que hay muchos vecinos que no pueden esperar los tiempos de la burocracia estatal. 

Por otra parte, normalmente a esta hora (1:15 AM) estoy durmiendo, pero tuve que cubrir un acto de entrega de premios (Radiodeportes '76) que duró casi cuatro horas, llegué a mi casa cerca de la medianoche, cené, y sinceramente no tengo entusiasmo para ponerme a escribir la nota en este momento, prefiero dejarlo para las primeras horas de la mañana, sé que seguramente con un buen descanso voy a rendir mejor y a esbozar un texto que permita ejercitar al máximo el poder de síntesis sobre lo acontecido en las cuatro horas mencionadas, dado que naturalmente llevará tiempo el proceso de selección y edición de las fotos, el modo de presentar la noticia buscando un título o un estilo atractivo... Yo no juzgo a nadie, pero lo que puedo afirmar es que el acto resultó excesivamente largo, todos los años la promesa es que será más breve pero sucede exactamente lo contrario.

 Creo que la próxima vez, que será el año que viene, voy a evaluar de otra forma mi asistencia tanto a éste como a otros eventos, no por creerme importante, sino porque en los 240 minutos que permanecí cubriendo la ceremonia, podría haber hecho otras actividades más provechosas y menos agotadoras. Y por sobre todas las cosas, que resulten de interés público. De todos modos, valoro el trabajo de quienes se ocupan de fomentar el deporte.  Punto final.

10 de julio de 2017

Lunes otra vez

Terminé de cenar, estoy más relajado, y destino estos minutos antes de dormir a escribir unas líneas. Tuvimos un 9 de Julio atípico, con mucha lluvia, en el cual me volví a mojar los zapatos y las medias por más recaudos que haya tomado en evitarlo. Es increíble la cantidad de baldosas flojas o partidas que hay en las veredas, que se convierten en una verdadera "trampa mortal" con la cantidad de agua que se acumula. Hoy, lunes, por fin volvimos a ver el sol luego de casi 4 días. Como es previsible luego de casi 100 mm.de precipitaciones, algunas calles todavía permanecen intransitables. Pero un día soleado siempre motiva, te hace ver las cosas de otra manera, te pone pilas. Te saca del encierro, porque incita a caminar o a dar un paseo, a ejercitarse, a salir de las cuatro paredes. 

Creo que siempre debemos buscar razones para sonreír. Nos merecemos estar contentos, casi diría que es una "obligación". Hay gente que sale adelante de trances durísimos con una capacidad sorprendente, en cambio a otros nos cuesta más, y nos quedamos a mitad de camino hasta que encontramos algún proyecto para llevar a cabo, una forma de emerger de la superficie ante los momentos duros y enfrentar la realidad de otra forma. Me siento raro afirmando esto porque me quejo bastante y reniego más de lo aconsejable, pero hay situaciones en que te das cuenta que toda queja es infundada si no se puede hacer algo para mitigar ese malestar, ese fastidio. Punto final. 

8 de julio de 2017

Después del diluvio, en tiempos de campaña

Sábado por la mañana. Clima inestable en Lobos, con un diluvio que cayó ayer y que inevitablemente, pese a llevar paraguas, hizo que me cagara mojando. Hay muchas calles que se inundan fácilmente, no pueden absorber semejante cantidad de agua que cae en escasos minutos. Aún así, uno de los reclamos más frecuentes de los vecinos, suelen ser los desagües pluviales, la limpieza de los mismos, que hace años no se lleva a cabo. Lo  positivo es que la limpieza y dragado del Canal Salgado ha arrojado buenos resultados, hoy transité por el Parque y pude comprobar que el agua corre bien y que no hay riesgo que desborde en casos de lluvias intensas. 

Estaba pensando también en la campaña política, y a estar atentos, porque todos los anuncios que se hagan de ahora en más, de parte de los diferentes partidos, irán direccionados en ese sentido. Todos buscarán sacar un rédito ante la debilidad del adversario. Lobos no es la excepción, en realidad, yo llevo cubriendo varias campañas y siempre ha sido así. Pero a la gente le cansa, porque no es ingenua, y sabe que muchas "propuestas" son meramente electoralistas e imposibles de llevar a cabo, al menos en un corto plazo. Por supuesto que la mejor manera que tienen los candidatos de darse a conocer es visitando los barrios, y hay algunos que ya han recibido la "visita" de políticos y dirigentes de todo color. Todos buscan seducir al electorado, y estas elecciones de medio término, plantean más inquietudes en la oposición que en el oficialismo. El oficialismo, mostrará las obras públicas, o lo que ellos llaman "la gestión", como anzuelo para obtener nuevamente el voto popular. La oposición, tal como  reza su nombre, pondrá énfasis en los puntos flojos que tiene este gobierno, en todos los estamentos, y también se está evaluando el "efecto arrastre" que puede tener una lista con Cristina como candidata. Todavía hay muchos vecinos que consideran a la ex Presidenta una figura destacada, y desde hace tiempo era casi una obviedad que iba a postularse nuevamente como Senadora. Sería tedioso reflexionar sobre "lo mal que estamos" y si esta recesión es consecuencia del gobierno anterior, y aunque así fuera, a la gente no le interesa, quiere vivir mejor aquí y ahora, no pensado en lo que se heredó del kirchnerismo. Es un argumento agotado, que sirvió durante los primeros meses pero que ya no tiene razón de ser. Punto final.

5 de julio de 2017

La amistad, el mejor remedio para vivir

Cuando no estás bien de salud, es inevitable sentir malhumor. Hace días que estoy con un fuerte resfrío y catarro, que en un primero momento pensé que era una bronquitis. Pero no me quita las ganas de escribir, que es lo que más me gusta hacer. Hoy me vinieron recuerdos de mis amigos de la infancia, tanto aquellos que no vi nunca más como los otros, con los que de vez en cuando intercambiamos un saludo. Compartimos una etapa de la vida, lo cual no es poco. Sin embargo, el tiempo pasa, cada uno tiene sus compromisos, decide formar una familia, un nuevo entorno...en fin, creo que es natural que se pierda un poco el vínculo. Y creo, además, que es al pedo forzarlo, buscar reunirte o encontrarte con alguien cuando no hay nada más que eso, un recuerdo. 

Tener a un contacto de Facebook no lo hace ser tu amigo, es una palabra que le queda bastante grande a muchos. La amistad se construye día a día, y no intercambiando fotitos o boludeces por el celular. Es algo que tengo bastante claro. Los que denominamos "conocidos", son vecinos por los cuales sentimos afecto y estima, pero nada más. No comparten el trato cotidiano, nos cruzamos por la calle, nos saludamos, y seguimos el camino. Por eso los amigos tienen tanta influencia y tanto peso en nuestra historia personal, porque los elegimos, o mejor dicho, nos elegimos mutuamente. Uno no invita a cualquier persona a su casa, a tomar unos mates o lo que fuere. Uno no llama o manda mensajes a quien no le interesa. De eso se trata la vida, de establecer vínculos, que no son fáciles, porque dos personas pueden llegar a un desacuerdo tal que terminen discutiendo y peleándose para siempre. Lo bueno es que cuando uno conoce lo suficiente al otro, y evita la polémica estéril,  rara vez ocurre que la sangre llegue al río. Punto final.

3 de julio de 2017

Cómo evitar el hundimiento social

Espero que obtengamos "algo" que nos dé orgullo como argentinos, y que no sea sólo un trofeo deportivo, sino un logro significativo de la ciencia, un gesto altruista, que nos haga sentir bien. Porque en los tiempos que vivimos, necesitamos creer que podemos, como sociedad, hacer algo por el bien común. Que baje la desocupación, que la mayoría de la gente tenga trabajo, que todos los chicos vayan a la escuela, que se terminen los pibes chorros, motochorros, y cualquier cosa parecida. Que todos paguemos impuestos, como corresponde, y que los hijos de puta que tienen en negro a millones de argentinos sean multados y sancionados. Imaginar, soñar con utopías...tómenlo como lo deseen. Si no nos aferramos a una tabla de salvación, nos hundimos sin remedio. 

En esta sociedad post-dictadura, todavía no aprendimos a convivir. Creíamos que con el Estado de Derecho y la democracia estaba todo resuelto, y no es así. Vivir en democracia, es lo básico, lo esencial como sistema de gobierno. Pero la única manera de terminar con la psicosis colectiva, de que te matan-secuestran-roban, es con políticas públicas eficaces, con reformas que endurezcan las penas para los delitos aberrantes, con cárceles que no tengan a sus reclusos de un modo indigno porque después salen peor de lo que entraron. Legisladores que honren su cargo, ya que se creen tan "honorables", y que no se aumenten los sueldos mientras el pueblo se caga de hambre. Que vayan al Congreso con asistencia perfecta, que no se duerman en sus bancas, que debatan, que se peleen, pero que al menos sancionen leyes que nos permitan vivir mejor. De vez en cuando, me gusta caer en la ingenuidad, vieron?
Deberíamos preguntarnos si hemos aprendido algo de todas las veces que los diputados nos defraudaron, se enriquecieron, votaron leyes en contra de los sectores más humildes, e hicieron de la política un medio de vida. Eso es lo más nefasto. Ser político no es una profesión, en un estado que debería ser transitorio para luego volver al llano y delegar esa responsabilidad en otro. Punto final.

Los aumentos que nos agobian no tienen fin

A veces nos da la sensación de que está todo inventado, por lo cual cuesta ser original, creativo, innovador. Hay gente que tiene un don especial para esos menesteres, que le busca la vuelta a su propia empresa para no dejarse ganar por la crisis. Ya también puedo hacerlo, y de hecho lo hago. Trato de buscar formas nuevas de redactar un texto, ya sea una nota o bien en este mismo blog. No siempre me sale como quisiera, pero descubrí que no se trata necesariamente de ser rebuscado, si se plantea un hecho de un modo llano y sencillo, fluye mejor. Proponerse cambiar una nueva forma de encarar el laburo es importante, porque te saca de lo que estabas acostumbrado a hacer y te exige tu propia capacidad.

Ahora bien, cuando estamos en tiempos donde la inflación está haciendo estragos, con subas periódicas de luz, gas y combustible, uno se pregunta cuál es el modelo que impulsa ese Gobierno. Lo más fácil sería decir "neoliberal", pero ni siquiera los neoliberales confesos harían algo semejante. En las redes sociales la gente está subiendo fotos con las facturas de gas que recibieron, y que meten miedo: 2.000, 3.000 pesos, o más, por un consumo moderado, ni hablemos de tener todo el día la estufa al mango. Cuando nos encontramos con esto, cuesta ponerle pilas a tu laburo, porque sabés que buena parte de lo que ganes se va en medicamentos, servicios públicos, y comestibles. Y que no podés escapar a esa telaraña que te agobia. Si quieren llamar crisis a esto, llamémoslo crisis, o recesión, pónganle el calificativo que quieran. Esto no es, ni remotamente, la tan ansiada recuperación económica que nos quieren hacer creer. No importa si sos K o sos de Cambiemos, los hechos están a la vista. Lo más preocupante, y ojalá nunca suceda, es que la presión que se está viviendo en algún momento va a explotar de la peor manera. Si Macri quiere ser el primer Presidente no peronista en terminar su mandato, que es el deseo de todas las personas de bien, va a tener que escuchar menos a Duran Barba y más a la calle. Punto final.

2 de julio de 2017

Intrigas y dudas de la campaña política

Domingo por la mañana en la ciudad. A la mayoría nos cuesta acostumbrarnos a la transición domingo/lunes, pero si tenés mucho trabajo durante el fin de semana, casi ni se nota, suele ser un día más tranquilo que el resto pero nada más que eso. Dentro de poco vamos a empezar a ver por TV o escuchar por la radio los spots publicitarios de la campaña política, algo que al común de la gente le produce hartazgo, y yo no soy la excepción. Estas PASO no tendrán demasiadas sorpresas, es un testeo para ver cuánto mide para partido o candidato com miras a las elecciones de octubre. En el caso de Unidad Ciudadana, las encuestas (que no siempre son confiables), le otorgan un buen margen de intención de voto a Cristina. Yo no voy a entrar a exponer lo que sucedió durante el kirchnerismo porque todos lo sabemos, creo que es un "trampolín" de la ex Presidenta dado que si logra hacer una buena elección, la posicionará para volver a la Casa Rosada en 2019. Pero Cambiemos también ha sabido tener una base, un electorado que le responde en varios distritos de la Provincia. Por supuesto, sigue habiendo municipios donde la hegemonía del PJ se mantiene, tan es el caso de La Matanza.

La pregunta es si, dada la situación socioeconómica actual, habrá "voto castigo". Es decir, ciudadanos desencantados con el macrismo que se vuelquen hacia otras fuerzas políticas. Muchos no quieren saber nada con CFK, pero tampoco están dispuestos a avalar con su voto un nuevo triunfo del macrismo. Considero que, en los meses sucesivos, vamos a ser testigos de las típicas chicanas, operaciones de prensa, pases de factura, y todo lo que suele suceder cuando estamos en campaña. Barrios olvidados recibirán la sorpresiva visita de dirigentes políticos de distinto color, buscando seducir a un determinado sector que quizás les fue esquivo. Más allá del marketing, de querer vender a un candidato como si fuera un producto, las viejas prácticas de la política están lejos de erradicarse. Sería saludable que alguna vez tengamos el sistema de voto electrónico o boleta única, que otorga más transparencia al acto electoral y lo hace más ágil. De esa manera, los "punteros" ya no podrán decirle a sus aliados cómo doblar la boleta de tal o cual manera para asegurarse que efectivamente votaron a un candidato a cambio de dinero. Los argumentos de que el voto electrónico se puede hackear o que no es 100 % confiable son muy endebles, en principio porque hoy en día casi todo se puede hackear. Sin embargo, en los países desarrollados eso no sucede. Aún así,  tomar la iniciativa de probar un nuevo sistema, aunque sea en un sólo comicio, no lo veo como algo pernicioso. Por ahora, habrá que seguir metiendo el sobrecito en la urna de cartón. Punto final. 

29 de junio de 2017

Lobos visto como un lugar para vivir

El sentimiento de pertenencia a un pueblo, a un barrio, no se produce como consecuencia de las condiciones de vida, sino de los vínculos. En Lobos la gente te conoce y te saluda como en cualquier pueblo chico, en Buenos Aires sos un anónimo. Yo sólo me iría de Lobos ante una posibilidad de trabajo concreta que sea superadora. De lo contrario, seguiré aquí, y probablemente mi huesos reposen aquí. Y no es que Lobos necesariamente me gusta, sino que me acostumbré a vivir acá y a conversar con la gente que conocí durante toda mi vida.

Hay calles que da pena transitarlas, por el estado de abandono, por las casas derruidas, y existen otras que de a poco van tomando una impronta comercial, lo cual las hace más atractivas. Muchos años atrás, nuestra ciudad tenía las famosas "tiendas", como La Marina o La Gallega, y llegaba gente de localidades vecinas para venir a comprar aquí. El proceso de decandencia que comenzó en los '90 destruyó no sólo eso, sino también el ferrocarril, la industria textil, del calzado, entre otras. Hoy vemos que hay gente que se anima a emprender en un local comercial, a invertir, pero yo que no tengo experiencia en el rubro imagino que debe ser difícil determinar si un negocio puede ser exitoso o no. Además, estamos en una época en la cual todos cuidamos un poco más el bolsillo, compramos lo esencial, y si bien de vez en cuando nos queremos dar un gusto con algo que nos satisface, no es lo más frecuente. 

Como la economía es una cadena, esto nos afecta a todos, vender publicidad se ha hecho complicado, aunque no escribo esto para quejarme. Simplemente se trata aceptar que es así, y esperar el momento oportuno. A diferencia de los medios gráficos, donde el lector paga el precio del diario en el kiosco y además éste tiene avisos publicitarios, Internet es de libre acceso, gratis, por lo cual las noticias que yo publico no tienen costo para quien las lee. Entender (o hacer entender) que la publicidad es una inversión, una manera de promocionar un comercio o empresa, no es sencillo. Yo también debí hacer publicidad para darme a conocer, y busqué las estrategias que estaban a mi alcance dentro de mi presupuesto. No quiero pintar un panorama sombrío, porque quizás a otros les esté yendo muy bien con otra forma de laburar. Mi forma de trabajar es sobre la información, diciendo siempre la verdad aunque algunos se ofendan o te critiquen, y buscando el interés público. Es decir, noticias que sean de interés de la mayoría, no sólo para un determinado sector. Con el tiempo, quienes confían en vos como medio periodístico se convierten en tu mayor capital, y en eso está la capacidad de crecer y de "reinventarse", porque muchas veces este sube y baja nos obliga a adaptarnos, dentro de lo que somos capaces de hacer. Punto final. 

27 de junio de 2017

Mitos y verdades de la campaña política

De a poco la semana se va acomodando, en parte al compás de las inminentes elecciones y de los intentos de los políticos por sumar votos. Es así como buena parte del laburo que me tocará en los próximos días estará destinado a eso, a cubrir actos de campaña, anuncios grandilocuentes que surgen de la necesidad de sumar voluntades, pero llevo varias elecciones encima y esto no es nuevo para mí. Por mi profesión, siempre me mantuve "neutral", nunca expresé mi favoritismo por ningún partido, y además hasta ahora no hay  ninguno que me convenza lo suficiente como para entusiasmarme. Lo que sí puedo afirmar, porque lo veo a diario, es que hay mucha gente que la está pasando mal, que vio cómo su poder adquisitivo se redujo considerablemente, que sufre por el aumento de tarifas, y que tiene que pelearla para que el Estado le reconozca sus derechos. Podríamos afirmar que este panorama poco alentador no es nuevo, pero lo cierto es que se ha agudizado en los últimos meses. La recuperación económica no llega, y ello tiene que ver con que se privilegian intereses particulares en la mayoría de los casos. 

El vecino de a pie, ya no quiere saber más nada con la "herencia" del kirchnerismo. Puede comprender que sea real, pero en nada contribuye a resolver sus problemas, en el "aquí y ahora". 18 meses de gestión macrista han arrojado magros resultados, lo cual está avalado por las estadísticas del propio INDEC. La inflación no ha podido controlarse, hay meses en que la suba es mayor o menor, pero aún así estamos lejos de tener una capacidad de compra que permita recuperar al comercio y a la industria. Si no tenemos plata para consumir o para gastar en los alimentos e insumos más esenciales, qué cabe entonces para otros rubros donde la gente acostumbraba destinar parte de sus ingresos, como los restaurantes, bares, locales de ropa, etc. 

Por supuesto, uno quiere creer que hay posibilidades de revertir esto, el tema es si las autoridades tienen intenciones de hacerlo. Quién es el "cerebro" que maneja la economía? No es sólo el Ministro, hay muchas empresas que hacer valer su influencia para obtener un determinado rédito. Esto tampoco es nuevo, ha sucedido con todos los gobiernos. Será en agosto (con las PASO) y en octubre que el pueblo decidirá si vamos por el camino correcto. Al menos por ahora, no se puede esperar demasiado. Punto final.

23 de junio de 2017

Ordenando el rompecabezas

Fin de semana, nuevamente con mucha humedad en Lobos y pronóstico de lluvia para mañana. Tengo que ponerme las pilas y terminar de escribir cuatro o cinco cuentos que tengo inconclusos, por diversos motivos. Redactar los primeros párrafos es sencillo, luego hay que plantearse el desarrollo del relato y buscar la manera de que no resulte tedioso. Sinceramente, no creo en la eficacia de los talleres literarios: pueden estimular la creatividad o ayudarte a conocer nuevas técnicas, pero a mí no me agrada mostrar el trabajo "en proceso", sino el producto terminado. Cuando el cuento está terminado, se lee, se publica, o lo que sea. Antes no. Hay personas que logran salir del "corset" y escriben textos sorprendentes, donde cada palabra parece haber sido escogida con la precisión de un relojero. Cuando perdés demasiado tiempo buscando sinónimos para no repetir palabras, algo está fallando. Me pasa en este mismo blog, a veces leo notas viejas y pienso que podría haberlas escrito de un modo mejor, más conciso. Pero quién sabe, seguramente en ese momento tenía miles de quilombos y no pude concentrarme en lo que quería expresar. 

Veremos, entonces, si logro concluir esos modestos cuentos, aunque no sea de la mejor manera. Ya vendrán tiempos en que surja la creatividad, en el momento menos pensado. No me gusta forzar las cosas, pero la literatura, como todo en la vida, no es sólo talento, es esfuerzo. Ese laburo arroja buenos frutos si lo cultivás a diario. Nunca intenté imitar a ningún escritor o emular su estilo, siempre hay influencias pero el gran desafío es buscar un estilo propio. Y ello también se hace extensivo a otras facetas: distinguirse, destacarse, es posible. Sin soberbia, solamente a base del trabajo que uno hace a diario y que la gente recibe, cada cual a su modo. Punto final.  

22 de junio de 2017

Resistir desde la barricada

Cuando las cosas no me salen bien, siempre pienso que el día siguiente (o el intento siguiente), puede ser mejor. Nos frustramos por acciones que no está a nuestro alcance resolver, y también por malas decisiones. Lo cierto es que resulta muy probable que, al tener que decidir todo el tiempo, lo cual es parte de la vida, en algún momento nos equivoquemos. Sobre todo con decisiones que involucran a otras personas, que no sabés cómo van a ser recibidas o si podrán afectar al entorno cercano. Con el tiempo aprendí que es inútil y desgastante clavarse puñales cuando algo no funciona como queremos, o insistir en una idea que ya viene mal planteada de movida. Tener proyectos, por modestos que éstos sean, te hace sentir vivo. Seguramente, si pudiera volver a foja cero, habría cosas que no haría, o las haría de un modo diferente. Pero todo es una cadena, dado que la forma en que las personas reciben tus acciones determina tu imagen pública y tu consideración. Si es que eso realmente te importa, ya que lo más saludable es tener control de lo que piensen los demás. Juzgar con liviandad es fácil y es gratis, de manera que te vas a encontrar con esas situaciones varias veces. 

Tengo la suerte de trabajar de lo que me gusta, y en este caso también se da que uno nunca termina de aprender. Una cosa son los cuatro años de estudio, y otra es la calle. Caminar la calle. Que no te vendan información falsa o "pescado podrido", como se dice en la jerga. Que no te usen para difundir gratuitamente un evento privado. Que sepas discernir lo que es de interés público, de aquello que sólo le interesa a una minoría. Pero me he dado cuenta de que tan errado no estoy, porque inclusive los grandes medios caen en este tipo de cosas, a otro nivel y dimensión por supuesto, pero el hacer periodismo no es sólo informar lo que nos dicen. Es analizar, redactar, cuidarse de no comerse un juicio por un rumor falso... cuando publicás algo polémico están todos con vos, si llega una Carta Documento te quedás solo. Afortunadamente nunca me pasó. No por cobardía, sino por entender los límites con los cuales debemos manejarnos si queremos mejorar esta profesión. Y es así como, cada uno desde su lugar, va construyendo el devenir cotidiano, tanto el albañil, el panadero, el carnicero, el comercio en general, la industria... cada rubro tiene sus reglas que podrán ser respetadas o no, pero que hacen a que tengamos una forma de ejercer nuestro laburo sin conflcito de intereses y respetando al que está del otro lado. Punto final.

21 de junio de 2017

La música decadente que nos rodea




Hay expresiones “culturales” que realmente me producen rechazo. El reggaetón, por ejemplo, para mí no es música. No estoy juzgando a quienes escuchan este género, que evidentemente debe ser rentable porque muchos artistas se han volcado a ello. A mi modo de ver, por los videclips, además de ser monótono en el ritmo y en las letras (si se las puede llamar así), supone una degradación hacia la mujer, que es considerado como un objeto, se fomenta la promiscuidad y carece de algún mensaje hacia la sociedad que no sea más que la apología al sexo fácil, a la falta de límites. Qué dirían el Flaco Spinetta, Charly García, León Gieco, Fito Páez, Andrés Calamaro (que tampoco me agrada), de todo esto. Tengo la presunción de que será una moda, que al igual que la música disco en los ’70, en algún momento caerá por su propio peso.
Hay una generación de jóvenes que no conoce (o no ha escuchado) a todos los artistas que mencioné, porque no es música “para bailar”, es música para escuchar y disfrutar en cualquier momento, no suena en los boliches, y yo recuerdo que esto no es nuevo, en 2002 cuando viajé a Puerto Rico y a Panamá, ya circulaban autos tunneados con este engendro musical en los stereos.

 Quizás sería pedante de mi parte decir qué es “buena música” o digna de ser apreciada, pero no veo muchos pibes que compartan la obra de Pink Floyd, de Led Zeppelin, y tantas otras bandas que hicieron historia no con un “hit” de rotación radial, sino a fuerza de talento y esfuerzo por romper con lo establecido. El reggaetón no va en contra de lo establecido, sería iluso considerarlo así. Muy por el contrario: se vale de la corriente, del viento de cola, para promocionarse. La voracidad comercial de las discográficas fomenta esto, porque está claro que incluir un dueto de un cantante con estos tipos como Daddy Yankee, genera un lucro. Este año, Charly García lanzó su disco “Random”, el mejor de los últimos años, pero pese a la gran expectativa inicial, parece ser que lo que vende es otra cosa.
Y ojo, no soy un dinosaurio ni tengo 60 años, tengo menos de 40, aún así este fenómeno no me deja de sorprender. Porque además, atraviesa todos los estratos sociales, podés escucharlo en una fiesta de casamiento o en un bar mientras tomás un café. Es un “signo de los tiempos”, como diría Prince? Precisamente será el tiempo, quien lo dirá. Desde siempre ha habido música más compleja que otra, pero no necesariamente lo “complejo” es sinónimo de calidad. Los primeros discos de Los Beatles no tenían una gran producción, pero siempre se destacaron del resto. Al igual que los Rolling Stones. El reggaetón tiene fecha de vencimiento. Todavía no sabemos cuándo será, pero no le auguro ningún futuro ni mucho menos que será recordado en la historia. Punto final.

Análisis final: Panorama político

Estimados: el análisis final (para no ser tedioso), que hago de las PASO, es que un sector de la sociedad, amplio por cierto, decidió contin...