28 de diciembre de 2006

RAZONES PARA SONREIR


Tenía ganas de escribir un post antes de que terminara el año. No es que uno tenga en este momento muchas ideas que ameriten su publicación, pero siempre es bueno no perder el contacto. Un amigo, fiel seguidor de este blog, me hizo notar días pasados mi tendencia a quejarme demasiado de las cosas. Y efectivamente, así es. Por eso este artículo está destinado a enunciar algunas cosas que me gratifican.

Me llena de satisfacción que en esta Nochebuena –contra la que tanto he despotricado- se hayan comunicado conmigo las personas que yo quería que lo hicieran, y no meros saludadores profesionales. Me gusta disfrutar la brisa cálida de las tardecitas de verano, sentado a la mesa de un bar mientras disfruto de una cerveza helada o me sumerjo en la lectura de los diarios. Me encanta dormirme escuchando un buen disco. Me atrae la posibilidad de descubrir la belleza de los edificios más burocráticos y antiestéticos. Me place tipear cualquier boludez que se me ocurra en el buscador Google y saber que siempre voy a encontrar algún sitio web que se relacione con mi búsqueda, aunque más no sea remotamente.

Siguiendo con esas cuestiones, me agrada muchísimo saber que los internautas contamos con una magnífica enciclopedia virtual como Wikipedia (superior incluso a la Encarta) y saber que en ella encontraremos casi todo lo que estamos buscando.

Es, desde luego, un hecho significativo para mí el saber que hay gente que lee lo que escribo y que está dispuesta a prodigarme el elogio más sincero o la crítica más descarnada. Tengo ahí otra razón más para sonreír.

Como comentáramos con un amigo durante una de nuestras habituales caminatas por el parque, nos llena el espíritu encontrar pequeñas verdades escondidas en las páginas de un libro de un autor olvidado, engancharse con un programa de TV que evidencie un esfuerzo de producción, o escuchar un buen tema (recomiendo girar la perilla del dial de la AM hasta dar con una voz cálida y que tenga algo coherente para decir), lo cual nos brinda esa sensación tan particular de que eso que estamos disfrutando no es para cualquiera. Y no es porque seamos "los elegidos", pero convengamos que no todos están en condiciones de entender los códigos que maneja el autor -en el caso de un libro o de un programa- o el artista -en el caso de una obra- para exponer el fruto de su talento. Sentimos que con esos guiños, con esa mirada cómplice en el tratamiento del mensaje a transmitir, nos está hablando a nosotros. Es, en suma, un halago a la inteligencia. Porque anda mucho piojo resucitado que por tener billetes en el bolsillo cree que puede disfrutar de esos artistas únicos. El buen gusto no se vende en ningún quiosco; la inteligencia, tampoco.

12 de diciembre de 2006

DIAS FESTIVOS


Las Fiestas de Navidad y Año Nuevo suelen ser, invariablemente, una cagada. La hoguera de las vanidades (gracias Tom Wolfe por la frase). La muestra más cabal e inobjetable de la hipocresía de la sociedad argentina. Y son unas de esas celebraciones que hacen que la sidra y el pan dulce tengan su razón de ser.

No es extraño que en vísperas de Navidad y Año Nuevo, o incluso en los días previos, se comuniquen con vos familiares y parientes que han tomado la precaución de desaparecer durante el resto del año y borrarse olímpicamente de cuanto compromiso debieran asumir. También te llegan mails y mensajes de texto de personas que supieron ser amigos, luego bajaron a la categoría de simples conocidos, y hoy no son nada. Los boliches (perdón….”el” boliche, me olvidé que en Lobos hay uno solo) aprovechará la situación para aumentar el valor de la entrada como viene sucediendo invariablemente en los últimos cuatro años. Todos fingirán ser felices y dichosos por unas horas. Cena, brindis, un petardo lanzado al aire y a dormir.

9 de diciembre de 2006

PERSONAS INSUFRIBLES (PARTE 2)

1) Los matrimonios cuyos cónyuges se llaman recíprocamente “mami” y “papi”.

2) Los que cuando atienden el teléfono no dicen “hola”, sino “aló” (han vivido demasiado tiempo en México o Venezuela, evidentemente). O más repulsivo aún, los que a modo de saludo, te dicen secamente “hable”.

3) Los se exceden en las fórmulas de cortesía creando un anquilosamiento desagradable, en un discurso repleto de lugares comunes y frases hechas, como así también una dosis innecesaria de “gracias”, “por favor”, “faltaba más”, “si no es molestia”, y expresiones semejantes.

4) Las morochas que se tiñen el pelo de rubio de forma tal que lo desafortunado de la operación queda en evidencia con unas notorias raíces negras en el cabello. No obstante, ellas juran que el rubio es su color natural.

5) Los que te preguntan por el chat de qué signo sos, e intentan justificar –o incluso fundamentar- rasgos de tu personalidad en base a la figura del zodíaco que te corresponde. Lo mismo cabe para el horóscopo chino.

6) Los que tienen la soberbia de quien ha leído dos páginas de una enciclopedia y se creen con derecho a opinar de todo.

7) Los que van por la vida dando lástima y llorando miseria a cada paso.

8) Los que son incapaces de tomar una decisión por sí mismos y todo el tiempo andan buscando complicidad para llevar a cabo tal o cual acción, por ínfima que resulte. Ejemplo: “¿Me acompañás al kiosco?; ¿Me acompañás a elegirme una camisa?; ¿Me acompañás a devolver este libro?”, etc.

9) Los que se creen dotados de una inteligencia superior por pertenecer a un taller literario.

10) Los que utilizan para escribir cuadernos con hojas amarillas, porque supuestamente esa tonalidad “disminuye la fatiga visual”.

11) Los que argumentan, con una especie de orgullo incomprensible, “yo siempre digo lo que pienso”, “yo digo las cosas de frente”, etc.

12) Los que comienzan una frase cualquiera diciendo: “yo siempre digo que…” (el sujeto se cree portador de una verdad que no ha sido revelada al resto de los mortales).

13) Los que son incapaces de guardar un secreto y luego se quejan a viva voz de que uno no les tiene confianza.

14) Los que se pesan en la balanza cada vez que van a la farmacia y permanecen varios segundos contemplando el movimiento de la aguja que oscila de un lado a otro hasta que se aseguran de conocer su peso exacto y se retiran con una mezcla de autosuficiencia y resignación.

5 de diciembre de 2006

PERSONAS INSUFRIBLES (PARTE 1)

1) Los que te manguean alfajores cuando se enteran de que vas a viajar a Mar del Plata.

2) Los que derrochan simpatía en el trato personal y cuando los encontrás en el Messenger no te dan ni la hora (o viceversa).

3) Los que con gran entusiasmo insisten en contarte una película que han visto. Pero -y he aquí el detalle- no se contentan con trazar una mera semblanza, tampoco es su intención hacer un comentario anecdótico, liviano e intrascendente. No, no. Se explayan en el desarrollo de la trama, de principio a fin, con lujo de detalles. No hay quien los detenga. De nada sirve explicarles que ya has visto el backstage por la tele o que simplemente no te interesa.

4) Los que aplauden en el cine al final de una película.

5) Los que ejercen idéntica actitud cuando ver un partido de fútbol en un bar.

6) Los que para asentir utilizan el adverbio “totalmente”.Ejemplo: "a" dice: "Este tipo es un desubicado"; "b" asiente: "Sí, totalmente".

7) Los que quieren sacar chapa de modernos exhibiendo el último modelo de celular.

8) Los que tienen como ringtone la marcha peronista (sí, leyó bien).

9) Los que tienen un celular cuyo valor supera los $ 1000 y se excusan de no responder un mensaje de texto por no tener crédito.

10) Los que se regodean comentando en reuniones sociales los spots publicitarios de los jabones en polvo, yogures varios, suavizantes para ropa, y demás productos.

11) Los que pagan gastos de un dígito con tarjeta de crédito o débito (impresentables).

12) Los coleccionistas obsesivos que insisten en comentarte el valor de un objeto cualquiera pero se niegan a prestártelo (Ejemplo: un disco).

13) Los que colocan un sticker en la ventanilla del auto que reza: “No tengo estéreo”.

14) Los que colocan los infames letreros que rezan: “Sonría, lo estamos filmando”. ¿Encima de que te están filmando tenés que sonreír? ¿Acaso vamos por tiendas y supermercados haciendo muecas a la primera cámara que se nos cruza?

28 de noviembre de 2006


Me gusta madurar una idea antes de redactarla. Masticarla y luego expulsarla al cyberespacio, como quien escupe el carozo de un aceituna. El caso es que últimamente me he vuelto demasiado dubitativo para escribir y eso hace que muchos "posts" que tengo en la cabeza nunca vean la luz. Quiero que sepan que, en lo sucesivo, CULTURA LOBOS tendrá otra orientación, y esto está motivado fundamentalmente por la necesidad de tener mayor amplitud en cuanto a los temas, de no estar tan encorsetado a lo que es Lobos. No quiero caer en la tentación en hacer de este blog un estúpido diario personal con observaciones seinfeldianas de la vida cotidiana. Eso ya se ha hecho antes, y mejor. Además no me creo tan importante como para exponer de un modo minucioso todas mis acciones desde que me levanto hasta que me acuesto. En realidad, uno vive con la sensación de que ya está todo inventado, de que es muy difícil lograr un atisbo de originalidad allí donde otro arrojó la primera piedra. Mi intención es otra, y creo que la iré esbozando de a poco. Saber que he podido seguir sosteniendo este blog, luchando contra la apatía y el aburrimiento, y modelarlo a mi gusto y conveniencia.
Me siento bien por el hecho de estar escribiendo estas líneas, más allá de que el lector no encuentre en ellas ninguna novedad. Hay, por mi parte, un interés en seguir con esto, como se pueda, y en eso estamos. Creo que eso es lo que puedo rescatar. Que este es el primer blog concebido en Lobos, hasta donde yo tengo noticias, y que he querido hacerlo lo mejor posible.
Lamentablemente, incluso para una persona de mente abierta , resulta difícil despojarse de "el que dirán". De los prejuicios y de toda la mierda propia de un lugar donde los jóvenes migran buscando otros horizontes. ¿O acaso nadie se ha notado la cantidad de chicos y chicas mayores de 20 años que viven fuera de Lobos? ¿Ustedes creen que si tuvieran oportunidades de prosperar en su ciudad lo harían? Pues yo creo que no. Y bueno, así estamos. Por la desidia y la inoperancia. Por los intereses mezquinos y sectoriales.
Mejor dejo esto acá antes de que se apodere de mi una indignación generalizada.

21 de noviembre de 2006

COMO SOBREVIVIR A "LA VUELTA AL PERRO"

No me hace ninguna gracia aquella acrobacia vehicular perpetrada durante los fines de semana que se ha dado en llamar “la vuelta al perro”. Por más que me esfuerzo, no logro comprender cuál es el sentido de dar vueltas, una y otra vez, por las calles que circundan la Plaza 1810. Para los peatones, resulta imposible cruzar. Los autos avanzan en una suerte de fila india, tan pegados uno del otro, que no hay un resquicio por el cual uno pueda filtrar su humanidad para sortear el embotellamiento y alcanzar la vereda opuesta. Será tarea ardua –y quizá infructuosa- desterrar este tipo de costumbres que no aportan nada a una ciudad que se jacta de contar con una multiplicidad de atracciones. Ahora bien, si tenemos tantos lugares para conocer, visitar, y recorrer, ¿por qué motivo nos empeñamos en dar vueltas en torno a lo mismo?

Autos importados de 100.000 dólares conviven con un destartalado Fiat 600. Pero no resulta fácil satisfacer la vanidad del ser humano, y el que no puede tener un BMW o un Mercedes tampoco quiere pasar desapercibido. Por eso, a escasos metros aparecen pidiendo pista los Fiat Spazio o los Ford Falcon “tunneados”, con motores preparados, llantas de aleación, vidrios polarizados y otras chucherías. No puedo dejar de mencionar, como un accesorio infaltable, el estéreo con woofers, tweeters y potencias equipados de forma tal que los propietarios de estos cachivaches, no conformes con destrozarse los tímpanos con ese engendro musical que se conoce como reggaetón, también torturan a los ocasionales transeúntes, pues -evidentemente- ellos gustan de compartir su complejo de superioridad con el resto, o sea, ellos deben destacarse y hacer alarde de su poder adquisitivo que les permite gastar más de 5.000 pesos para acondicionar un auto que vale la mitad.

Eso no es todo, estimado lector: atrás los sigue de cerca una motito de 50 c.c. con escape libre. Su propietario parece no ver la realidad y se cree dueño de una Harley Davidson. No muy lejos de allí, un muchacho de reparte helados (perdón, me olvidé que ahora le dicen “delivery”) va haciendo “slalom” entre los coches para entregar el pedido. Conclusión: un caos total.

10 de noviembre de 2006

LOS DILEMAS DE FELIPE


¿Qué opinan de la caída del proyecto reelecccionista del Gobernador Felipe Solá? En principio, podría decirse que en política nada es casual. Es evidente que el rotundo rechazo que provocó en Misiones en intento del Gobernador Carlos Rovira por perpetuarse en el poder fue un cimbronazo fuerte para la Rosada, que debilitó seriamente todos los proyectos reeleccionistas que estaban próximos a ser lanzados en distintas provincias del país. Ahora, lo que yo quisiera saber, es si los funcionarios que se decían "felipistas" y que se jactaban alegremente de formar parte del entorno de Solá, todavía permanecen incondicionalmente del lado del Gobernador o ya han comenzado a tomar prudente distancia. La derrota es huérfana, se sabe, pero en política la traición resulta una práctica tan cotidiana que hablar de lealtad y de compromiso suena casi a ficción.
Son muy pocos hoy los que se atreven a definirse públicamente como "menemistas", del mismo modo en que los "duhaldistas" se han convertido súbitamente a la "religión K". Los conversos, en política, abundan, y la "religión K" gana cada día más fieles entre los oportunistas, los débiles y los pusilánimes de turno. Los radicales K constituyen una vergüenza para el centenario partido, que ve cómo se les escurren de las manos los afiliados que alguna vez supo conseguir, allá por los años '80, en los albores de la democracia y cuando la gente se había comprometido a fortalecer las instituciones bajo el imperio de la ley.
Mientras todo esto acontece, ¿alguien de acuerda de Jorge Julio López? Precisamente, una de las reprimendas más fuertes que recibió Solá de parte del Gobierno fue cuando se atrevió a calificar a López como "el primer desaparecido en democracia". Luego, como es tan habitual es los políticos, intentó explicar de un modo abosultamente patético que él no había dicho lo que dijo. ¿Acaso no es cierto lo que Solá dijo? Hasta que alguien no me demuestre lo contrario, no me caben dudas de que López es el primer desaparecido en democracia, lo que sucede es que para el Gobierno la situación que se le presentó lo obliga a reconocer serias deficiencias en el sistema de protección de testigos, y desnuda una realidad por todos conocida: que el Estado no brinda ningún tipo de garantías a los ciudadanos que van a declarar en un juicio oral.
Hoy vivimos en una tierra de nadie, en un estado de total anomia, al borde de la anarquía, en el cual predomina la vulgaridad, la obscenidad y el doble discurso. A menudo suele decirse que la gente no tiene memoria, pero yo creo que en rigor de verdad la gente está cansada de luchar contra los molinos de viento. Por eso, a estas alturas nadie se escandalizará cuando vea a alguien que tenía puesta la camiseta de Solá jugando sus fichas con otro partido. No sería extraño que los fervorosos "felipistas" de antaño, muchos de los cuales son incapaces de generar un proyecto por su propia iniciativa, le besen los pies al nuevo candidato que será proclamado en reemplazo del gobernador caído en desgracia.

27 de octubre de 2006

LA VIDA DESPUÉS DEL CELULAR


Mucho se ha dicho y escrito acerca de los cambios que ha traído aparejados el uso del teléfono celular en la vida cotidiana. Se trata de un aparato que está completamente aceptado y asimilado por la sociedad de consumo, pero que obliga a reformular normas sociales y de cortesía. Al punto tal, que -hasta no hace mucho tiempo- en el Templo local se había colocado un cartel alertando a los feligreses sobre la necesidad de apagar el celular antes del comienzo de la misa.Esta advertencia se extiende a otros ámbitos: antes de comenzar una clase en la universidad, los profesores suelen pedir encarecidamente a sus alumnos que adopten idéntica actitud y prescindan, al menos por unas horas, del uso de estos pequeños aparatos. En una sociedad consciente del valor de las instituciones y de la importancia de la comunicación interpersonal, esta suerte de advertencias resultarían innecesarias. A nadie se le ocurriría hablar por teléfono en medio de la misa o interrumpir la explicación del docente con el estridente sonido de un ringtone.

Navegando por la Red encontré información muy interesante sobre el impacto que ha producido la telefonía celular en nuestras vidas, concretamente en el sitio www.ilhn.com, y me parece pertinente reproducir parte del contenido del artículo publicado en el sitio:

"Hoy en día el celular fue construido en base a la unificación de variadas opciones tecnológicas. Con un mismo equipo se puede navegar por Internet, sacar fotos, grabar videos, ver televisión, jugar, enviar mensajes de textos, reproducir MP3, y en menor medida (vaya paradoja) hablar. Esto genera la convergencia de la que habla J. De Rosnay. El autor argumenta que se da el crecimiento de los multimedia gracias a la convergencia de varios ámbitos tradicionales. Así se fusionan en un solo sector digital las cuatro formas principales de la comunicación humana: la escrita, la audiovisual, las telecomunicaciones y lo informático (...) Con esto queda demostrado que la función original del teléfono (hablar con otra persona) queda subyugada ante otras funciones de las que se apropia el usuario. Por ejemplo: Movistar ofrece un teléfono (Motorota V3 ultra chato ¡15 mm. de espesor!) que posee cámara digital integrada con zoom, reproductor de video integrado, pantalla con ¡262.144 colores! Y además te regala el Bluetooth (manos libres inalámbricos, entre otras ofertas (ver anexo corpus, 1).

Son estos supuestos los que nos permiten hablar de una nueva forma de mover el cuerpo en la ciudad. La gente está pendiente del móvil todo el tiempo. Se puede observar el los medios de transportes públicos a las personas que parecen alienadas ante la pantalla. Si uno observa los movimientos que adopta el sujeto, estos están condicionados por esa “pequeña” gran tecnología que llevan consigo. La gente mira todo el tiempo su teléfono pendiente de que algo suceda, mandan mensajes constantemente (algunos sonríen mientras lo hacen), ante el sonido de una llama todos palpan el suyo aunque suenan diferente. Otro rasgo para destacar es que los peatones avanzan por las calles gesticulando acentuadamente, sin prestar atención al entorno. Se puede decir que lo privado le cede su lugar a lo público haciendo de las conversaciones un monologo manifiesto. A grandes rasgos creemos que el junto de la telefonía móvil “rompe” relativamente con todas las barreras de tiempo y espacio. Ahora en los lugares mas íntimos e inesperados se puede recibir una llamada o un mensaje de texto que nos dice “¿dónde estás?”.

Hasto no hace mucho tiempo, el teléfono móvil era un ícono de poder. Significaba que su propietario tenía un estatus social elevado, era una persona de negocios, y por consiguiente la naturaleza de sus ocupaciones justificaba que estuviese permanentemente comunicado. Ahora, es accesible a las clases populares que se apropian de ese objeto y lo resignifican. Según el diario La Razón, del 8 de abril de 2005, se argumenta que el 64% de las ventas están destinadas a sectores de bajos recursos económicos “el motor que impulsa esa expansión del mercado son los sectores de menores ingresos” (sic). Sin embargo consideramos que siempre la sociedad intenta fragmentarse tácitamente ya que tras el discurso de la igualdad se esconden la diferencia. Esta ya no reside en el echo de la posesión sino en la tecnología que los distinguen. Así lo da a entender el diario Clarín en el articulo del 24 de abril de 2005 que se titula “Celulares inteligentes para ejecutivos”. Retomando el tema de las clases medias y/o populares, si se analiza la campaña Movistar antes de su lanzamiento puede percibirse el intento de instalar a “la compañía de móviles mas grande de habla hispana” en el imaginario colectivo. Los agentes publicitarios ingeniaron un operativo que incluyó a todo Buenos Aires colocando una gran M (logotipo de la nueva fusión Movicom y Unifon) que generaba una incógnita en la gente. Todos consumían la imagen de lo que estaba por llegar. Diarios, revistas, televisión, radio, publicidad en la vía publica actuaban como perfectos canales para llegar al conjunto de la sociedad (ver anexo, 4). Al producirse el lanzamiento oficial de la compañía se develó el misterio pero curiosamente Movistar ya se había instalado en la mente de los potenciales usuarios.

Estos usuarios no son persona altamente instruidas tecnológicamente, es decir, no es necesario que lo sean. Entonces, la popularidad que adquirió el celular tiene que ver también con la posibilidad de manipularlo fácilmente Hoy en día los equipos están diseñados para que los puedan utilizar desde niños hasta personas mayores ya que la metáfora instrumental lo posibilita (...)

Otra metáfora que puede observarse en la telefonía movil en general es la “superficial” y se relaciona con la cultura de la imagen que describimos en la presentación. Esta metáfora alude a lo estético que predomina en los objetos, se corresponde con el diseño y no tanto con la ingeniería de la interfaz (...) Lo que está entre el objeto (celular) y el usuario pasa por los más coloridos, livianos, chatos, flexibles, pequeños, redondeados, juveniles, ejecutivos… teléfonos móviles.

Con los argumentos hasta aquí planteados podemos comenzar a vislumbrar el nacimiento de este nuevo sistema emergente que surge en el complejo social y que se rige por sus propias leyes simples. Decimos complejo porque lo que genera la telefonía móvil a escala social es una extraordinaria (intentando ser objetivos con el uso de este término) red comunicacional impensada en otros tiempos. Las personas están inmersas en una telaraña comunicativa que permite el contacto constante con el otro y éste puede transferir los mensajes a otro distinto y así sucesivamente (entre tantas posibilidades que permite este gran sistema), y además, las personas interconectadas pueden encontrarse en los lugares mas insólitos y sin embargo pueden accederse mutuamente, mandarse una foto desde un cerro de Bariloche, o enviar esa canción que nos identifica, o recordarle algo en tres palabras escritas, o simplemente hablarle. Ya no existe un tiempo y un lugar que condicionan estas practicas. Este sistema complejo, además de generar sus propias leyes, creó su propio lenguaje: un abreviado un tanto extraño y libre de pautas ortográficas. Las reglas de este sistema son simples: - tener un aparato celular (el precio es accesible); - interpretar íconos; - abonar un saldo mensual o colocarle pulsos a gusto; - saber hablar o escribir. A modo simplificado, estas leyes (entre otras tantas que se interrelacionan) autoorganizadas, permiten recibir, enviar y transferir mensajes entre personas provocando un flujo de comunicación constante".

(Fuente consultada: www.ilhn.com)

17 de octubre de 2006

REFLEXIONES EN LA PISTA DE BAILE


El sábado pasado fui a la fiesta de los '80 organizada por La Porteña y realmente me sorprendió lo heterogéneo de la concurrencia. Creo que muchos de los que fueron lo hicieron para aprovechar un día extra de boliche en el fin de semana largo, y no precisamente seducidos por el interés de recordar viejas épocas. Por supuesto, cada uno tiene sus razones para ir o no a determinado lugar, y eso no es materia de discusión. Lo cierto es que podían divisarse chicos y chicas de no más de 20 años, quienes por una eminentemente cuestión cronológica nacieron bien entrados los años ochenta (y en algunos casos ni siquiera conocieron esa década). Otro rasgo que me llamó la atención es que tampoco abundaron los mayores de 35, a quienes sí había visto acudir en gran número en las fiestas organizadas en Deja Vu. A decir verdad, no sé bien a qué atribuir esta última circunstancia. Sea como fuere, para mí constituye todo un mérito que una persona de 35-40 años tenga deseos de seguir yendo a la discoteca, aunque más no sea en el marco de una "fiesta retro". Se trata, de algún modo, de derribar los prejuicios y los estereotipos que nos limitan y nos frenan. Nadie está diciendo que una persona de 40 años deba llevar el mismo estilo que vida que una de 20, pero si así fuera, ¿qué problema hay? Con un amigo que también fue a la fiesta, coincidimos en afirmar que toda valoración que se pueda hacer de una noche de boliche está íntimamente relacionada con el estado de ánimo que uno lleve consigo al momento de ingresar. Supongamos que la música haya estado excelente, con el DJ inspiradísimo y en una de sus mejores noches, la barra haya estado provista de los más selectos elixires y con un barman acorde a las circunstancias , que hayan desfilado ante nuestros ojos las chicas más bonitas de Lobos. Pero -y he aquí el punto que deseo plantear- si la persona en cuestión no tiene motivaciones para pasar un buen momento, o si por razones ajenas a su voluntad tampoco puede hacerlo, ¿qué sucede?. De poco sirve que el resto de los ingredientes que hacen a una noche perfecta se encuentren presentes. Digo esto porque así como en la noche del sábado vi rostros con ánimo festivo y juguetón en más de uno de los concurrentes, también vi caras serias, semblantes perturbados, o -lo que es peor aún- absolutamente inexpresivos. No soy psicólogo ni pretendo serlo, y además bastantes problemas tengo yo como para intentar indagar en los del resto. Pero no pude evitar preguntarme que pasaría por la mente de cada una de esas personas que, vaso en mano, observaba desde las proximidades de la barra, a medio camino entre el hastío y la resignación, cómo el grueso de la multitud intentaba moverse al son de Madonna, Electric Light Orchestra o Cyndi Lauper.

13 de octubre de 2006

ECOS DE LA VISITA DE SOLÁ A LOBOS


El discurso del Gobernador Felipe Solá en ocasión de su visita a Lobos puede dar lugar a diversas lecturas, cada una de ellas debidamente fundamentada. El problema es que determinados actos de gobierno necesitan ser analizados con una proyección, es decir, evitando un modo de razonamiento cortoplacista. Ese razonamiento mezquino que se limita a dejarse seducir por la imagen de un mero corte de cintas para inaugurar una obra, sea ésta cual fuere.

Los frutos que trajo para Lobos la visita del Gobernador debemos pensarlos no sólo en términos de obras públicas. Ante todo, porque eso es lo más fácil y es lo que todo el mundo tiende a hacer. Que Solá haya venido a nuestra ciudad implica que el intendente Sobrero cuenta -hasta cierto punto- con su respaldo político, el cual puede derivar en una eventual postulación de Sobrero como diputado nacional (un rumor que hace tiempo que circula por la calle). Esto haría que su candidatura para la reelección no fuera tan firme como sostienen algunos medios.

También resulta significativo el hecho de que hayan estado presentes en el acto los intendentes de localidades vecinas, como Cañuelas, Roque Pérez y Navarro. Incluso el intendente radical, Néstor Gorosito, fue de la partida. Quienes lo conocen saben que se trata de uno de los políticos más respetados en el ámbito de la provincia de Buenos Aires.

Por eso, sería bueno que pensemos si la visita de Solá significa para Sobrero un triunfo personal o si –por el contrario- su llegada a estas pampas va más allá de la vanidad propia de quienes detentan el poder y tiene como objetivo interiorizarse de los problemas que atraviesa nuestra ciudad, que no son pocos.

6 de octubre de 2006

LAS IDEAS NO SE MATAN


Uno de los problemas que tiene Lobos es que, como todo pueblo chico, hay que cuidarse muy bien en decir determinadas cosas que pueden caer mal a los bienpensantes, pseudointelectuales, y portadores de verdades ambulantes. Sucede que estos individuos son los que tienen acceso a los espacios de poder. En efecto, el mundo moderno ha sido concebido "por" y "para" los mediocres, que son precisamente quienes ocupan posiciones de privilegio e impiden que quienes tienen una mínima chispa de talento puedan ascender en la escala social. ¡Ah! Y no se olvide el lector de que también proliferan los "idiotas útiles", que, rápidos de reflejos, responden al viejo lema de los boy-scouts: "siempre listos"(para difamar, para mentir, para ensuciar a las buenas personas con sus comentario insidiosos y falaces). Son aquellos que siempre están dispuestos a hacer el trabajo sucio a cambio de un pancho y una coca(cola). Son los mismos tipos que hablan de principios y de moral.
Es lamentable que sea así. Yo no sé hasta qué punto es tan cierto aquello de que "nos conocemos todos", pero si efectivamente así fuera, poco hacemos para que ese conocimiento colectivo redunde en algo provechoso.

Cuando me propuse crear este blog lo hice a sabiendas de que vivo en una comunidad con muchas situaciones desalentadoras, y en la cual han problemas gravísimos que se ocultan debajo de la alfombra. He intentado abordar cada uno de los temas con una cuota de optimismo, pero a veces la crudeza de la realidad y la contundencia de la verdad hacen que todo optimismo se diluya ante el cuadro de situación que nos toca afrontar.
Hay quienes se rasgan las vestiduras invocando la libertad de expresión y la libertad de prensa, y todos sabemos que -en este contexto social- el dinero compra todo, empezando por las ideas y terminando por las voluntades. ¡Cuánta razón tenía Sarmiento con aquella frase que reza "las ideas no se matan"! Pues bien, aquí no sólo se matan, sino que se estropean, se pisotean, y se avasallan sistemáticamente.
Lobos siempre ha sido un pueblo conservador, y digo esto NO a nivel partido, sino en el plano de las ideas. Nos cuesta imaginarnos a un Lobos progresista, que se pueda erigir sobre las localidades vecinas como un auténtico ejemplo de tolerancia y pluralismo.
Quisiera escribir más sobre el asunto, pero quizá haya determinados momentos en los cuales es mejor serenarse y no caer en la tentación de los discursos de barricada a los que son tan afectos nuestros políticos.

30 de septiembre de 2006

ESCUCHANDO A STING


La reputación de superestrella de Sting terminó de confirmarse con el lanzamiento de la película “Bring on the Night”, que registra la serie de conciertos que se ofrecieron en Europa entre 1985 y 1986 para presentar el material de su primer disco solista, “The Dream Of The Blue Turtles”. Un seleccionado de músicos de sesión de primer nivel se unieron al ex The Police para lograr un sonido muy particular, con claras influencias jazzísticas.

En coincidencia con el 20º aniversario del lanzamiento del filme, Universal Music presentó un set de 2 CD’s en vivo más un DVD a un precio promocional, lo cual sin lugar a dudas no es un dato menor para el melómano (esta serie de packs de 2 CD + DVD también ofrece otros intérpretes, como The Cure, The Carpenters, etc. ).

La edición nacional de estos tres discos, como es previsible, busca reducir los costos a su mínima expresión; por consiguiente, la caja contenedora es de cartón, y los tres sobres individuales también lo son. No hay un booklet con información adicional. A falta de eso, podemos leer algunos comentarios bastante interesantes de Sting y del director de la película en el dorso de los respectivos sobres.

La crisis que atraviesa la industria discográfica ha hecho que los responsables de los distintos sellos deban idear nuevas alternativas para seducir a quienes ya han abandonado el hábito de comprar un disco. Cualquiera puede realizar una copia de un disco original, siempre que disponga de una PC con grabadora de CD y de un CD virgen. Lo que más cuesta emular del álbum original es el arte de tapa y el sobre interno, dado que una impresora hogareña no cuenta con la calidad necesaria para lograr eso. Otro punto que los artistas y las compañías han incorporado para desalentar la piratería es el agregado de “extras” en el CD original, como videos, entrevistas, wallpapers y otras confituras, que no pueden ser copiadas en un disco pirata. Los sistemas anticopia (como el Copy Control), por su parte, han provocado más de un dolor de cabeza a las compañías , por cuanto han demostrado ser ineficaces, trayendo más problemas que soluciones.

En la mayoría de los casos, la diferencia de costos que separa a un CD pirata de uno original resulta francamente abismal : un CD “trucho” se puede conseguir en algunos puestos callejeros o en ferias como La Salada a un valor que ronda los 3 pesos, en tanto que el mismo álbum original no baja de los 30 (la devaluación hizo que el precio de un CD original se incrementara más de un 25 %).

Por otra parte, la masividad que han alcanzado los archivos de audio en MP3 le ha asestado el último golpe a la industria, que se ha visto obligada a reconvertirse para adaptarse a las nuevas tendencias que impone el mercado. La última consecuencia que trajo aparejada esta reestructuración ha sido la fusión de dos de las mayores discográficas del mundo, como son Sony Music y BMG.

El MP3 ha hecho posible almacenar en un solo CD la discografía completa de una banda, lo cual resulta una oferta difícil de resistir para muchos y una afrenta para aquellos que han ido construyendo su discoteca con paciencia y esmero, invirtiendo tiempo y dinero.

Aún así, hay quienes prefieren –si cuentan con el dinero necesario- adquirir el CD original, que lamentablemente va camino a convertirse en una rareza o en una pieza de colección, al menos en esta parte del mundo, donde el orden de prioridades hace que comprarse un disco o un libro sea un privilegio de unos pocos.

22 de septiembre de 2006

A NO BAJAR LOS BRAZOS!!!



Cada vez que se cumple un nuevo aniversario de la fundación de Lobos (y ya vamos por el 204º), se cede a la tentación de recordar aquellas cosas que hemos perdido. En realidad, debe admitirse que cualquier ocasión es propicia para la nostalgia. Nótese la profunda depresión que produce en el género humano el día domingo, quizá por la inminencia del maldito lunes. De este modo, al día de escogido por los suicidas y quienes gustan del asado y la distendida lectura de la revista Viva le sucede otro aún peor, en el cual los asalariados deben retomar la agobiante rutina semanal. Estas líneas las comencé a redactar hace tiempo ya, pero -derrotado por la falta de ganas y la pereza- recién ahora, varios meses después, retomo el hilo conductor del comienzo.
La nostalgia no pide permiso, simplemente irrumpe en nuestro esquema mental: lugares que ya no están, aromas que han desaparecido, sabores que nos remiten a otros tiempos.
Pero -y he aquí el problema- deberíamos contemplar la posibilidad de que el deterioro de nuestra calidad de vida se deba a esa incapacidad crónica que tenemos para admitir la hipótesis de que no todo tiempo pasado fue mejor.

Es interesante, por otra parte, conversar con quienes nos visitan desde otras localidades y darnos cuenta de que Lobos no es el ombligo del mundo, de que no somos tan buena gente como suponemos, y de que somos un pueblo más de los tantos que abundan en la vasta geografía bonaerense; no tenemos ningún atributo que nos haga especiales, excepción hecha de la Laguna, que se encuentra sumida en una decadencia como consecuencia de las deficientes políticas que se han adoptado en torno a la preservación de este espejo de agua. La sequía que venimos soportando en lo que va del 2006 tampoco ayuda, por cierto, pero se ha invertido dinero en obras "ornamentales", por así llamarlas, y no en resolver los problemas de fondo (construcción de compuerta y vertedero).


Tras este pequeño paréntesis, volvamos a lo que motivó la redacción de este texto: si fuimos alguna vez una comunidad próspera y pujante, no hay motivos (¿o sí?) para suponer que no podamos volver a serlo.
Deberíamos plantearnos, ante todo, qué perfil de ciudad pretendemos para Lobos. Pues no es un secreto para nadie que a menudo se confunde la encomiable tarea de fomentar el turismo, con la velada intención de concebir una “ciudad-country”, al estilo de Pilar, donde quienes han nacido y crecido allí ven desdibujada su identidad cultural ante el avance de los barrios privados que brotan como hongos.
Los cambios que se van dando en la sociedad moderna se extienden cada vez más rápidamente de las grandes metrópolis a los pequeños centros urbanos. La brecha que existía entre las grandes ciudades del país y los asentamientos urbanos periféricos se ha reducido considerablemente. En consecuencia, éstos últimos resultan más permeables a los vicios y virtudes que los medios masivos de comunicación difunden a diario.

Una paradoja: cuando estamos alejados de Lobos, extrañamos esta tierra que nos vio nacer. Cuando estamos aquí, renegamos de ella. Sin embargo, también están aquellos que, decepcionados por la falta de oportunidades que les ha brindado esta ciudad, se han tomado el avión , jurando nunca más volver y haciendo lugar al tristemente famoso dicho que reza: "la única salida es Ezeiza".

Seguramente el lector estará cansado de escuchar a licenciados, “opinólogos”, y pensadores de diversas vertientes –no sólo en Lobos, justo es decirlo- aludir reiteradamente a “la crisis de valores”, o bien a que “se ha trastocado la escala de valores”. La pregunta es: ¿Alguien asume un compromiso genuino con lo que está diciendo, o es una “frase comodín”, carente de sentido, que nos gusta repetir en reuniones sociales para demostrar nuestro grado de preocupación con la situación actual?
El ejercicio mediático de la política contribuye a que conozcamos a un concejal por la foto o por el spot publicitario , por lo que vemos publicado en tal o cual diario, pero no por haber escuchado su intevención en el recinto deliberativo.
En un año pre-electoral, y con la inminente visita del Gobernador Solá, deberíamos plantearnos de qué manera queremos estar representados al momento de la toma de decisiones que nos involucran a todos.
Nos aguardan tiempos complejos, en los que necesitaremos de personas capaces, a quienes no les tiemble el pulso para votar una ordenanza por sus propias convicciones y no por mera “disciplina partidaria”. Deben cesar, asímismo, los choques constantes entre el DEM y el Deliberativo. Es necesario que ambos poderes abran un canal de diálogo (y esto cabe para todas las fuerzas políticas en general, sin distingo alguno).

Uno de los mayores aportes a la racionalidad que podemos hacer es no creernos imprescindibles. Lobos seguirá existiendo, con o sin nosotros. Sería saludable que tratáramos de desempeñarnos en nuestros quehaceres de la mejor manera posible, sin estridencias ni actitudes de divismo.
La búsqueda por la verdad no debe detenerse nunca y es una tarea que debe asumir como propia cada uno de nosotros. Quien cree que el periodismo es el único ámbito en el cual debe develarse la verdad está desconociendo el valor de las instituciones democráticas.
Pero también hay un Lobos pujante, creativo y solidario. Con jóvenes que dibujan, pintan, diseñan, construyen, escriben. En tiempos recientes, la ciudad cuenta con un florecimiento de las actividades culturales, en sus diversas manifestaciones, que contribuyen a elevar el espíritu por sobre lo fugaz e intrascendente. La lectura y consulta de material bibliográfico en general, sea cual fuere la naturaleza de éste, es una de las actividades más gratificantes que puedan existir, por cuanto permite al lector tomar contacto con otras realidades.
La estridencia de lo cotidiano, que nos aturde y nos impide reflexionar, encuentra un bálsamo apropiado en las bibliotecas. Muchas de ellas fueron creciendo con el aporte de colecciones particulares, que fueron sumando en sus ananqueles volúmenes imposibles de hallar en las librerías. Textos que no han vuelto a editarse o que resultan demasiado onerosos para ser adquiridos, encuentran cálido refugio en nuestras bibliotecas.
El Grupo de Apoyo a la Cultura es otra institución que no podemos dejar de mencionar. Que se haya conformado un grupo de personas con ganas de trabajar desinteresadamente para ofrecer charlas, exposiciones y disertaciones, y para rescatar del olvido a tantos hitos de la historia pueblerina, es un orgullo para todos los lobenses. Por otra parte, estamos a días de que se concrete una nueva edición del festival "Rock al Parque". Otra iniciativa para aplaudir, y que sirve de vidriera para decenas de bandas de nuestra ciudad.
La cultura no es algo que se “tiene” (como generalmente se dice), sino que es una producción colectiva y esa producción es un universo de significados, el cual está en constante modificación.
Por todo esto, por lo que somos capaces de hacer, por el potencial de nuestra gente, por el empeño de los que no bajan los brazos y deciden seguir luchando, es que 36.000 personas hoy han decidido tomar a Lobos como lugar de residencia. Desde luego, debemos aprender a no adoptar posturas intolerantes –cuando no reaccionarias- ante quienes emigraron hacia otros puntos del país o del mundo. Cada uno sabrá las razones –todas personales, todas atendibles- que lo llevaron a tomar esa determinación.


Partiendo de esta línea de razonamiento, quizá sea posible que cuando llegue el ocaso de nuestros días podamos decir, orgullosos (o en el peor de los casos, con franca resignación): somos lobenses.


16 de septiembre de 2006

LA PLAZA QUE EL BARRIO ESPERABA


El viernes último, el intendente Gustavo Sobrero inauguró la Plaza del Rosedal, ubicada en la intersección de Yrigoyen y Ajó. Una tardecita cálida fue el acompañamiento ideal para este acto que contó con la presencia de todos los medios de prensa, entre ellos, LOBOS DIGITAL (www.lobosdigital.com.ar) Nobleza obliga, debemos decir que - más allá de que uno esté de acuerdo o no con la actual gestión municipal- en lo que respecta a esta obra el resultado ha sido notable.
Se ha embellecido un sector de la ciudad que estaba sumido en la decadencia y en el abandono, y se ha creado un espacio que seguramente servirá para solaz y esparcimiento de los vecinos del barrio, que se habían resignado a convivir con la suciedad y las malezas por la falta de mantenimiento del predio.
La sencillez es, a veces, mucho mejor consejera que la ostentación. Uno intuye que este flamante paseo público seguramente no tendrá la notoriedad que la Plaza 1810, ni provocará las encedidas polémicas de su hermana mayor, pero es un ejemplo de cómo se pueden conseguir resultados importantes con un presupuesto modesto. Por eso, así como en su momento nos pronunciamos en contra del despilfarro que se hizo con las obras de remodelación de la Plaza 1810, es menester señalar que en este caso los funcionarios y obreros encargados del trabajo han llevado a cabo una labor encomiable y silenciosa.
En su discurso, el intendente Sobrero aprovechó la oportunidad para defender públicamente el accionar de la Ayudante de Fiscal, doctora Norma Pippo, al tiempo que puso a consideración de los presentes su pensamiento ante el operativo antidrogas que tuviera lugar hace dos semanas (en breve ampliaremos).

12 de septiembre de 2006

REPERCUSIONES DEL "MEGAOPERATIVO"

(Fuente: Diario "Hoy" de La Plata)

Por el operativo en el boliche de Lobos: Fiscal solicitó detención de los narcopolicías acusados de robar droga

La fiscalía de Saladillo solicitó la detención de cuatro policías sospechados de frustrar un operativo antinarcóticos en un boliche de la ciudad de Lobos al destruir la droga que iba a ser secuestrada, informaron hoy fuentes judiciales.

Los sospechosos fueron identificados como los oficiales de policía de la División Narcotráfico, delegación Melchor Romero, identificados como Rubén Demarco, Leonardo Gigena, Andrés Kosenkowsky y Guillermo Rodríguez.

El fiscal de Saladillo, Alberto Sarramone requirió el apresamiento de los policías bajo el cargo de ser "coautores de los delitos de encubrimiento agravado, incumplimiento de los deberes de funcionario público, falsificación de documento público y falso testimonio".

Según la investigación fiscal, el hecho que se les imputa ocurrió el 3 de septiembre último, durante un allanamiento dispuesto por el juez de Garantías de La Plata Néstor de Aspro, en la confitería bailable La Porteña de la localidad de Lobos, donde se incautó cocaína.

Por ello, la fiscal del Departamento Judicial La Plata Norma Pippo pidió ayer la detención de cinco tenientes de Policía de la División Narcotráfico de nuestra ciudad, a quienes acusó de haber robado la droga hallada en una concurrida confitería nocturna, en el marco de un megaoperativo en el que se hicieron 17 allanamientos.

Al requerir las detenciones ante el juez de Garantías de La Plata Néstor De Aspro, la fiscal dijo que al regresar a la confitería se encontró al dueño del local y a los policías acodados en la barra -en visible estado de ebriedad-, que festejaban con bebidas alcohólicas.

La funcionaria judicial dijo que el propietario del boliche le gritó: “¡Doooctora! ¡Venga a brindar con nosotros, tóóómese una copita!”. Al tiempo que uno de los policías de mayor rango, también alcoholizado, le dijo: “Acá tenés la bochita de cocaína”, mientras metía la mano derecha en un bolsillo del pantalón y la blandía en un obsceno gesto.

En rigor, el allanamiento a esa confitería fue el único con “resultado positivo” al detectarse la presencia de una bochita de cocaína.

En el pedido de detención, la fiscal Pippo sostuvo que además de la sustancia prohibida, también desaparecieron los tests reactivos y las fotos digitales.

Además, la fiscal implicó al jefe de la División Narcotráfico de La Plata
Guillermo
Romero González. Dijo que durante los allanamientos lo alertó sobre el robo de la droga y sin embargo, el jefe policial sólo atinó a “seguir de largo con su auto”. Y “desde ese día, no se lo ha vuelto a ver”, afirmó Pippo.


Romero González, a través de su abogado, presentó ayer un pedido de eximición de prisión ante el juez de Aspro.

En tanto, los cinco pedidos de detención, requeridos por la fiscal interviniente en los allanamientos Norma Pippo, y avalados por el fiscal titular Alberto Sarramone, recayeron sobre los siguientes efectivos:
Teniente Primero Rubén Demarco (35), Teniente Leonardo Gigena (31), Teniente Andrés Kosenkowsky (35) y Teniente Guillermo Rodríguez (23), todos ellos integrantes de la división especializadas en drogas de la Policía Bonaerense.

El quinto imputado fue identificado como el Teniente Sebastián Pichirillo, quien también presentó una eximición de prisión.

Los fiscales imputaron a todos ellos los delitos de “ocultamiento agravado, incumplimiento a los deberes de funcionario público, falsificación de documento público y falso testimonio”.

Romero Gómez, a través de un abogado, se presentó ayer ante el juzgado de De Aspro y presentó un pedido de eximición de prisión.

En su dictamen, la fiscal Pippo definió “como un lamentable cuadro” el que se encontró la noche del procedimiento, al regresar en búsqueda de la droga robada. Dijo que ese escenario demuestra la connivencia entre el personal policial actuante y los imputados”.

Finalmente, la fiscal dijo que uno de los policías le entregó luego una servilleta de papel conteniendo un atado de cigarrillos para hacerle creer que eso era lo que había visto en lugar de la bochita de coca.

4 de septiembre de 2006

¿MEGAOPERATIVO?


En la madrugada del domingo, tuvo lugar un espectacular operativo antidrogas en distintos puntos de la ciudad, comandado por la división Drogas Ilícitas de la Policía Bonaerense.

Este cronista se encontraba en el local conocido como “El Club” en compañía de varios amigos y conocidos cuando sorpresivamente irrumpieron en el lugar efectivos policiales que sin mediar ningún tipo de explicación bloquearon la entrada al citado local nocturno, como así también la de los respectivos baños. Inmediatamente de producido el ingreso del personal policial se interrumpe la música, al tiempo que el estupor y el desconcierto generalizado ganaba terreno en los parroquianos. Los uniformados ordenaron la prohibición del expendio de bebidas alcohólicas, y por los altavoces iban dando indicaciones a los civiles, que no salían de su asombro ante la magnitud del operativo montado para la ocasión, que incluyó perros especialmente entrenados, un cordón de infantería munido de escudos y palos, helicópteros, y todo tipo de parafernalia digna de mejor causa.

Como suele suceder en estos casos, aquellos que se dedican al tráfico de estupefacientes habían sido advertidos de que el operativo iba a llevarse a cabo, y con buen criterio, tomaron la precaución de no dejarse ver en los lugares que suelen frecuentar. Conclusión: fueron sometidos al cacheo y humillaciones varias los “perejiles”, los ciudadanos cuya única intención era reunirse con un grupo de amigos a beber una cerveza. Como en las peores épocas de la dictadura, estos señores, se dieron el lujo de maltratar a la concurrencia, con esa jerga típica de los policías, ese lenguaje que ellos se jactan de usar, con el cual pretenden demostrar una supuesta superioridad del resto de la sociedad, que –resulta obvio decirlo- no es tal.

Los muchachos han visto demasiado cine de acción, y por un momento creyeron ser la viva encarnación de Don Johnson y Philip Michael Thomas, sólo que no estaban tan a la moda como ellos ni conducían Ferraris. Tampoco estaban rodeados de señoritas apetecibles bajo el sol de Miami, sólo los rodeaban sus propios “camaradas”, la autodenominada “familia policial”, que tanto mal le ha hecho a la sociedad argentina, con sus abusos y excesos sistemáticos, con su maltrato generalizado, con su prepotencia, con su falta de escrúpulos, con su absoluta ineptitud.

En un operativo en el cual el aparato más sofisticado resultó ser una notebook, poco cabe agregar acerca de los resultados. Algún infeliz de la concurrencia, quizá extrañando a su mamá que la aguardaba con la cama calentita, esbozó un lacónico “me quiero ir”, lo cual enardeció aún más al resto de los sufridos clientes, uno de los cuales le espetó: ¿Y vos que te creés , que nosotros estamos de vacaciones?”.

2 de septiembre de 2006

LA INDUSTRIA DEL ENTRETENIMIENTO


Aunque resulte una obviedad para Ud. o para mí, nunca está de más tenerlo en cuenta al momento de sentarnos frente al televisor, sobre todo en tiempos en que se le piden peras al olmo casi sistemáticamente. En el juego de búsqueda de ganancias, lo que prevalece es la facturación de los anunciantes, al punto que la publicidad se ha tornado en el factor que determina las pautas de programación y los criterios de éxito del conjunto de la media. La TV es sinónimo de distensión, de entretenimiento, pero no de educación. Nadie mira TV con una finalidad didáctica. Puede que haya ciclos de documentales (y de hecho los hay), pero nunca serán los que predominen en la grilla de programación. De la mano de la globalización mediática lo que se impone es la difusión de mensajes que promueven el consumismo, esto es, subordinando las diferencias culturales al predominio del estilo de vida basado en el consumo que caracteriza a las metrópolis del Norte. Un universo donde prácticamente no queda espacio para el interés público, pues a los anunciantes no les gusta los programas de este tipo, ya que a través de ellos se "vende" poco o nada.

Con estos desarrollos, entre los damnificados se encuentra el periodismo, pues su oficio -con la concentración operada en el sector- se ha visto desplazado por la lógica del entretenimiento pautada por lo "light" y la frivolidad. Tan es así que ahora lo que manda es la fórmula "ganadora" de las 3 "s": sexo, sensación y sangre. Bajo estos nuevos parámetros, la búsqueda de la verdad, tan pregonada por la prensa de occidente, va quedando como un buen propósito que se diluye ante los imperativos del mercado, en cuyo horizonte no cuentan los/as ciudadanos/as, sino los/as consumidores/as. Y, para poder llegar a éstos, la prioridad se ha tornado en lograr productos estandarizados para todos los públicos, por encima de su estrato social, país o cultura. Como los negocios son los negocios, esta prioridad se ha extendido también al ámbito informativo. De ahí que, día que pasa, se torna más apabullante la cantidad de datos y propaganda comercial y política que nos ofrecen los media, al tiempo que la información disminuye y se degrada.

Más grave aún, esta tendencia, apuntalada ahora por lo que se ha dado en llamar "industria del entretenimiento" y de "servicios recreativos", se presenta como una seria amenaza para la diversidad cultural del planeta, en tanto su expansión transnacional erosiona las culturas locales y tradicionales en la medida que básicamente promueve, y de manera avasalladora, el estilo de vida y los valores culturales de las potencias económica y políticamente dominantes, particularmente de los Estados Unidos.

26 de agosto de 2006

A pesar de todo... te sigo queriendo

Porque alguna vez fuiste la calle más bonita de Lobos... quise recordarte con esta imagen, querida 9 de Julio. No te preocupes, no es mi intención convertir este espacio en una nota necrológica o en un aviso fúnebre, así que lo dejamos ahí. Sabemos que tenés mucho para dar. Que te mejores pronto!!!

23 de agosto de 2006

SUPER VEA EN LOBOS (CORREO DE LECTORES)


En relación con la demorada apertura en Lobos de un local de la cadena de supermercados SUPER VEA, cuya habilitación fuera demorada por las autoridades, un lector de nuestro sitio nos da su punto de vista al respecto:

Análisis de la noticia

Por Eduardo Bobbio

Así como los diversos fallos de los jueces en distintas cuestiones en su historicidad van sentando lo que se llama jurisprudencia, la apertura de este próximo jueves de Súper Vea dejará en Lobos sin dudas un precedente importante en la historia de la instalación de este tipo de emprendimientos. Si bien todavía todo se maneja con cierto desconocimiento respecto de los fundamentos de su apertura, lo que sí puede decirse es que independiente de cuáles fueron las razones de la habilitación, parece ser bastante claro que Lobos es la antesala de lo que será la instalación de este tipo de emprendimientos en diferentes lugares. Con características diferentes de la de Tres Arroyos, donde el emprendimiento fue habilitado bajo autorización provisoria por el municipio según trascendió, el de Lobos se trata de un a habilitación más significativa aun dado que SUPER VEA decidió instalarse nada menos que en el corazón mismo de nuestra ciudad para ser indefectiblemente parte de nuestra historia comercial. Pero más importante aun es que el caso que se debatió en nuestra ciudad será el que de ahora en más se va a dar en más de un municipio de características similares al nuestro.

Sin ir más lejos ya se habla de Saladillo como el próximo destino, e incluso ya hay rumores de que seguramente será bajo la modalidad de compra de fondo de comercio cómo se dará la ubicación del emprendimiento. En definitiva, más allá de nuestra pequeña microhistoria, Lobos es el punto de partida de lo que se trata de una historia que tendrá una proyección aun más grande.

Independientemente de las opiniones que cada uno tenga, en espacio no haré juicios al respecto ni hacia uno ni hacia otro lado, lo que no cabe dudas para nadie es que -de no mediar ningún inconveniente- el hecho que tendrá lugar cuando este comercio abra sus puertas marcará un antes y un después en la historia de Lobos. Ojalá sea para el bien de todos.

(Nota: la foto que acompaña este texto es a modo ilustrativo y no pertenece a ningno de los locales de SUPER VEA)


16 de agosto de 2006

RAZONES PARA CONTINUAR


"Es difícil emprender un proyecto nuevo cuando tenés muchas cosas en contra". En eso pensaba hoy cuando me di cuenta de la verdadera motivación que tienen las cosas que -con el tiempo- son reconocidas. La frase daba vueltas por mi cabeza durante un largo rato. Luchar contra la apatía y el desinterés generalizado representa un desafío muy fuerte. La mirada interior no es , por otra parte, muy alentadora: uno tiene que lidiar con sus propias limitaciones, como si todo lo expuesto fuera poco. El resultado suele ser la decepción, el desencanto y la pérdida del entusiasmo, lo cual trae aparejado el abandono del proyecto o idea que habíamos esbozado tímidamente. Es entonces cuando las personas perdemos la capacidad de reaccionar, somos conscientes de lo que está pasando pero no podemos generar los anticuerpos adecuados para seguir. Pero hay algo más fuerte que todo eso: la necesidad de trascender, de un modo no narcisista sino estrictamente existencial, nos impulsa a doblegar nuestra intrínseca mediocridad para elaborar textos, trazar líneas, modelar figuras, y trasformar en arte nuestros sentimientos y emociones más recónditas.

Quizás por eso, admiro a los que siguen adelante con los objetivos o las metas que se trazaron, a pesar de las adversidades. Esto no implica que esté mal cambiar de dirección o hacer un golpe de timón de vez en cuando. El asunto es cómo logramos que algo que es puesto a consideración del público sea tenido en cuenta por ese mismo público.

11 de agosto de 2006

SUCIO Y DESPROLIJO


Las calles de Lobos no lucen tan limpias como antes. Hay gente que ha destruidos los cestos de residuos que fueron colocados oportunamente en los postes de alumbrado, frente a los domicilios particulares. Estos cestos, que son inmediatamente reconocibles por sus colores amarillo y naranja, han sido objeto de toda clase de actos vandálicos, que no tienen explicación alguna. Hay que reconocer que la idea era muy buena, y quizá por eso irrita tanto encontrarse con este tipo de actos rayanos a la irracionalidad.

Creo que, aún con la mejor buena voluntad de parte de las autoridades de turno, el lobense no es una persona que guste de mantener su ciudad limpia. No sé exactamente a qué se debe esa desidia, ese constante desprecio por la cosa pública, que abarca un amplio abanico de atropellos, como es el caso de la destrucción de los teléfonos públicos, la destrucción de las parrillas y fogones del Parque municipal, o la rotura de la mampostería en los baños del citado espacio verde.

Lo que han hecho en el Parque es una vergüenza. Porque han arrojado los cestos de basura a las aguas del canal salgado sin ningún pudor, y porque se han burlado del esfuerzo de los albañiles y obreros que prolijamente reconstruyeron los fogones del sector de camping, que habían sido destruidos por manos anónimas.
Como los responsables de estas tropelías suelen ser menores de edad, rara vez reciben una sanción, lo cual hace que se sientan en la libertad de seguir destruyendo sistemáticamente un patrimonio de todos los lobenses.

Muchas veces también vemos cómo la basura es desparramada por los perros vagabundos, conformando un cuadro sumamente desagradable, además de los olores que despiden las bolsas que yacen destrozadas en la calle.

La campaña “Ciudad limpia, ciudad sana”, lanzada por el municipio, tuvo sus aspectos positivos, y resultaría necio negarlo. No obstante, creo que el énfasis debe ser puesto en otro lado. Tras la fase de prevención y concientización, se debe que multar y castigar a aquellos que arrojan basura a los cursos de agua, o a los que no coloquen la basura en los recipientes ubicados para tal fin. ¿Pero cómo podemos pretender un rigor semejante, en un país donde los represores siguen sueltos, los asesinos seriales permanecen escondidos en sus madrigueras y los que se llenaron los bolsillos mientras el país colapsaba siguen libres?

7 de agosto de 2006

RETOMAMOS EL CONTACTO


¡Hola a todos! Ilustro esta nota con la foto de uno de mis lugares preferidos, el parque. Después de algún tiempo, nos reencontramos en este espacio que se va afianzando día a día. Ante todo, les pido disculpas a los lectores pues los contenidos de este sitio quizás no se renuevan con la frecuencia que yo quisiera. Necesitaba redactar unas líneas y retomar el contacto con ustedes. Como Uds. saben, el material de este sitio no es de estricta actualidad, lo que quiero decir es que aquí podrán encontrar textos muy heterogénenos, pero no necesariamente informativos. Hay excepciones. El texto anterior a éste, por ejemplo, sí lo es, porque se cubrió el show de Fortaleza (una banda de heavy metal local) en la Sociedad Española. Tal vez suene egoísta, pero pienso que el sitio tiene que gustarme a mí, antes que a los demás. Si a mí no me convence, no hay razones que justifiquen continuar. ¿Qué quiero decir con esto? Yo cubro solamente aquellos acontecimientos que me interesan y a los que está dentro de mis posibilidades asistir. No tendría sentido hacer algo que uno no disfruta, y como no tengo compromisos comerciales con nadie, me puedo tomar la libertad de cubrir - o dar difusión- a las cosas que realmente me satisfacen. En Lobos hay mucha gente talentosa que no tiene posibilidades de dar a conocer lo que hace. Me complace poder aportar mi granito de arena para que se conozca la producción literaria de ellos. No me interesa por el momento dar cobertura a conferencias de prensa y actos oficiales, dado que es algo que ya he hecho durante mucho tiempo y quiero guiar mis intereses en otra dirección. Por eso sigo, hace ya más de un año, remando con este proyecto. No estoy solo, por suerte. Cuento con la colaboración y el aporte de un grupo de amigos incondicionales que hacen que todo esto tenga sentido. Porque lo que hacemos desde aquí-y ahora hablo en plural- es muy humilde, pero merece ser respetado.
En eso estamos. Luchando para hacer las cosas cada día un poquito mejor.

3 de agosto de 2006

EL ROCK SIGUE VIVO EN LOBOS



Que una expresión artística implique resistencia, remar contra la corriente o subvertir de un modo u otro el orden establecido ya nos está dando la pauta de lo que nos encontraremos al tomar pleno contacto con ella. Las bandas de rock, por más que hayan atenuado su rebeldía en pos del vil metal, aún se mantienen ese espíritu original en estado puro, sobre todo cuando no se sienten obligadas a hacer concesiones demagógicas. Esa fue la primera reflexión que nos vino a la mente al presenciar la actuación de "Fortaleza". En su esperado regreso a los escenarios vernáculos, los integrantes de la poderosa banda local de Heavy Metal Fortaleza volvieron otra vez a dejar todo arriba del escenario.

Se trató de un show en el cual el metal lobense sacó a relucir todo su poderío y su poder de convocatoria de un modo formidable.

Apoderados totalmente del ambiente, los sonidos no dejaron ningún rincón sin abarcar en la tarde y naciente noche del sábado en la Sociedad Española. El heavy metal tiene su estética propia, que la define y le da un sentido de pertenencia a sus seguidores, dentro de las diversas vertientes que tiene el rock. Y es absolutamente deseable que sea así. A menudo se tilda al "heavy" de ser un género un tanto limitado musicalmente, pero siempre se le puede encontrar una vuelta de tuerca ya sea con los coros, con el agregado de teclados, o bien ofreciendo una concepción distinta de las problemáticas sociales a través de las letras.

En total, estimaron los flamantes anfitriones, por lo menos fueron 300 las almas que se acercaron para vibrar con las sinuosas líneas de bajo de Juan Pablo Albanessi, observar el furioso destello de las guitarras de Martín Salvatierra y David Casas, y explotar con cada golpe de los palillos de Matías Grassi.

La tarde, que fue única por cierto, nació a eso de las 18:00 hs cuando los chicos de "Ofidio" de La Plata y un poco más tarde los "New Metal" de "Altar" configuraron la previa perfecta del plato fuerte que todos fueron a ver. "Es increíble lo que vivimos, ojalá que todos los que estuvieron del otro lado lo hayan podido disfrutar tanto como nosotros", fueron las palabras de agradecimiento de todos los integrantes de la "todopoderosa" locotomora del Heavy local. Presenciar la prueba de sonido fue un ejercicio interesante para la prensa, que siguió atentamente el desarrollo de los pasos previos al show propiamente dicho.

"Fue verdaderamente tremendo, por momentos sentíamos que en vez de sangre nos corría electricidad por las venas", ejemplificó David Casas, sobre el privilegio que significó vivir el recital desde el escenario. "No tengo sencillamente palabras, todavía no salgo de la emoción", añadía a la vez Martín Salvatierra. Fue tanta la trascendencia y los elogios del Show, que a esta altura bien se puede decir que lo de estos muchachos es mucho más que sólo Heavy Metal, es Fortaleza... Y punto.


No sólo desde lo meramente musical se trató de un show único. También hubo momentos que brillaron por su emotividad acaso mucho más allá de lo que meramente propone un espectáculo como el que se invitó a ver. Uno de esos momentos fue el agradecimiento notable que tuvo el grupo para con todas las demás bandas que mostraron un acompañamiento más que destacable. Litio, Maybe y Vade

Retro, entre otros formaron parte de la larga lista en la que nadie de los que estuvieron quedó sin nombrar.

Pero más allá de lo anterior, el momento cumbre y que hizo emocionarse hasta los huesos a más de uno fue la balada que David Casas y su hermano Daniel le dedicaron a su abuela recientemente desaparecida. "Seguramente llegará el momento en que volvamos a estar juntos en el cielo y allí cantaremos..." rezaba el conmovedor estribillo del tema que terminó entre abrazos eternos de los integrantes de la banda.

Cronistas: Eduardo Bobbio- Patricio Contrera

27 de julio de 2006

"PALABRAS" (POEMA DEL ESCRITOR LOBENSE ROBERTO GARCÍA)

PALABRAS

Vives cada día como uno mas,

te abrazas a la monotonía de un tiempo circunstancial

e inexplicablemente fugas. Crees tener control del tiempo que transcurre,

del tiempo ya transcurrido y de un futuro que en realidad te es ajeno.

Hay una sensibilidad en ti que ocultas a ti mismo;

te redimes del mundo abstrayéndote de tu persona.

Gozas de ti mismo pero no de la vida,

Cuando menos lo esperas sientes vació y comienzas a buscar

en tus recuerdos de ayer y en los mas lejanos

y te das cuenta que no se puede caminar la vida por una línea recta

pues pierde sentido.

la soledad se trasforma en un poderoso enemigo

y sales en búsqueda o te quedas a la espera de ese otro ser

que debe complementar tu vida…

Ese ser casi mítico es el salvavidas de tu naufragio,

Audaz peregrino soy de los senderos muertos,

Alma desnuda que camina errante

Por mares secos y orillas tardías…

Conozco el remanso y la calma, la bravura y la tormenta

Conozco cuanto camino camina el sol durante el día,

cuanto paisajes dibujan las estrellas por la noche…

Conozco tanto de ti y de todo,

Y nada conozco de mi…

DESPUÉS DE LA PASO: CONCLUSIONES

Hoy domingo, la mayoría del electorado votó ratificando un modelo de país, con el cual se puede o no estar de acuerdo. Pero así es la democr...