27 de julio de 2006

"PALABRAS" (POEMA DEL ESCRITOR LOBENSE ROBERTO GARCÍA)

PALABRAS

Vives cada día como uno mas,

te abrazas a la monotonía de un tiempo circunstancial

e inexplicablemente fugas. Crees tener control del tiempo que transcurre,

del tiempo ya transcurrido y de un futuro que en realidad te es ajeno.

Hay una sensibilidad en ti que ocultas a ti mismo;

te redimes del mundo abstrayéndote de tu persona.

Gozas de ti mismo pero no de la vida,

Cuando menos lo esperas sientes vació y comienzas a buscar

en tus recuerdos de ayer y en los mas lejanos

y te das cuenta que no se puede caminar la vida por una línea recta

pues pierde sentido.

la soledad se trasforma en un poderoso enemigo

y sales en búsqueda o te quedas a la espera de ese otro ser

que debe complementar tu vida…

Ese ser casi mítico es el salvavidas de tu naufragio,

Audaz peregrino soy de los senderos muertos,

Alma desnuda que camina errante

Por mares secos y orillas tardías…

Conozco el remanso y la calma, la bravura y la tormenta

Conozco cuanto camino camina el sol durante el día,

cuanto paisajes dibujan las estrellas por la noche…

Conozco tanto de ti y de todo,

Y nada conozco de mi…

24 de julio de 2006

EL RITUAL DEL ASADO (COLABORACION)



En estos difíciles momentos, los argentinos tenemos la capacidad o la virtud de compartirlos simplemente con un asado. Es el pretexto para la reunión, para la charla amena, para divertirse o distraerse, olvidarse de los problemas de trabajo, en definitiva, es una manera de combatir el stress, tan común en estos días.

Es disfrutar con los amigos un par de horas donde uno se olvida de todo. Se puede discutir las técnicas para asar, desde cómo prender el fuego o salarlo, hasta con qué ensalada se lo puede acompañar.

Es el asado el promotor de las barras, que dedican una noche a la semana para lograr ese momento sublime, que tiene una invitada de honor llamada AMISTAD . Porque es así... es el asado con los amigos !!!

Es una forma de saborear la vida; de que un grupo de amigos compartan alegrías y tristezas, porque de eso se trata, reírnos todos juntos o acompañar en los momentos duros.

También el asado tiene otros “condimentos”, Ya que hay quienes lo comen con gaseosa o con cerveza, con vino tinto o blanco... Y bueno, es esa hermosa discusión de con qué “bajarlo” !!! Pero no todo termina ahí... Qué es mejor el pan o la galleta ???

Como si todo esto fuera poco, falta hablar del postre, que más allá de que fuera helado, frutas o torta, el verdadero dulce lo brinda una partida de Truco o de Mús. Lo que representa el momento hegemónico de unos sobre otros. Y es ese el instante cuando uno realmente se divierte, sanamente, de la desliga de su ocasional adversario.

Y aunque parezca mentira, un pedazo de carne y unas brazas, nos hacen vivir cosas que en ningún otro lado, pueden disfrutar como solo nosotros sabemos hacerlo.

Pero el asado es mucho más que esto. Porque va más allá de todo lo ante dicho. Compartirlo con los amigos, con todo lo que encierra la palabra amigo, es lograr el éxtasis espiritual que toda persona de bien, desea tener.

A su vez existe un asado, que es tan o más importante que el asado con los amigos. Y es el asado con la familia. Porque estoy de acuerdo con aquellos que comparten los ravioles o los fideos del Domingo, pero en mi caso particular, me gusta ese asado alrededor de la mesa familiar. Porque es a través de la parrilla humeante del Domingo lograr la unidad que durante la semana, por distintos motivos, es difícil consensuar.

Porque la palabra “amistad” encierra muchísimos valores, pero solamente la familia te puede ofrecer, íntimamente, contención y comprensión, con todo lo que ello representa, para brindarte el apoyo y respaldo necesario para seguir adelante.

Pero los argentinos –y siempre hay un pero- tenemos un poder, por así llamarlo, de conceptualizar la realidad. Y es cuando un asado se “globaliza”. Cuando lo compartimos entre los amigos y las familias.

Es cuando el asador, para salvar su honor, pega el grito:
Apurense que se pasa !!!!


Guillermo O. Jorge.

15 de julio de 2006

AVANZA EL CIRCULO DE ESCRITORES DE LOBOS


Aquí estamos de nuevo , encontrándonos en este espacio. Les cuento a todos aquellos que son de Lobos y que gustan de la literatura, que un ambicioso proyecto está gestándose en nuestra ciudad. Un grupo de escritores locales está trabajando para lograr la conformación de un Círculo o Sociedad que los represente, que sin lugar a dudas brindará nuevas posibilidades para que se puedan dar a conocer las obras de los autores vernáculos. Se trata de una novedad muy estimulante y que merece todo nuestro apoyo. Las reuniones que se han efectuado hasta el momento marchan bien, empero, hay algo que es muy importante tener en cuenta de cara al futuro. Será necesario que todos quienes integren el grupo logren despojarse de actitudes egocéntricas o de sesgo personalista de forma tal de no descuidar el objetivo primigenio. Como se ha dicho en otras oportunidades, no basta con buenas intenciones. Para ser exitosa , la propuesta deberá tener una convocatoria amplia y heterogénea, y esbozar un gesto de apertura hacia la comunidad. Y sostenemos esto porque nos gustaría que el Círculo de Escritores de Lobos sea una realidad, constituido por un grupo de gente que ama la literatura en todas sus manifestaciones y no por aquellos que en un mero afán de protagonismo buscan presidir una comisión directiva. No es un dato menor: seguramente ha habido intentos por formar asociaciones similares que no han logrado superar las instancias iniciales. Asímismo, es de esperar que los escritores noveles, aquellos que por distintos motivos no hay participado en certámenes o en concursos literarios, encuentren en este grupo un refugio ante aquellos avatares de los cuales son objeto en el devenir cotidiano.

13 de julio de 2006

CONFESIONES DE INVIERNO (II)

Quizá uno de los pequeños placeres de nuestro súbito ascenso y posterior expulsión del Primer Mundo durante la década del '90 haya sido el acceso a los discos importados,entre otras vituallas a las que se podía acceder convertibilidad mediante. Aún hoy lamento no haber contado con los billetes suficientes para aprovisionarme de todo el material que me fuera posible, pues -a qué negarlo- íntimamente sabíamos que el "1 1" era una bomba a punto de estallar y que en algún momento -como todo en la vida- se iba a terminar (vale decir, a estallar, como efectivamente ocurrió).

Incluso era posible conseguir en cadenas de disquerías no especializadas, CDs que -puedo dar fe- los propios empleados desconocían por completo, y que no eran precisamente rarezas. El estupendo álbum "The Carnegie Hall Concert", de Carole King (circa 1971); el no menos recomendable disco doble "The River", de Bruce Springsteen, por citar dos ejemplos que me vienen a la mente, eran sistemáticamente ignorados en las bateas, mientras el público masivo corría presuroso a conseguir lo último de Ricky Martin (sí, alguna vez existió un sujeto llamado Ricky Martin, ahora devenido en atlético fetiche del reggaetón). Aclaro que no está en mi ámino jactarme de mis preferencias musicales, sólo intento exponer la situación del modo más equilibrado posible.

Fue una grata sorpresa para quien esto escribe, habiendo transcurrido un tiempo prudencial de la hecatombe 2001-2002, descubrir que las disquerías lentamente van reponiendo aquel material, aunque a precios prohibitivos para la clase media (de $ 39 en adelante por cada CD, en promedio).

Retomar el contacto con un buen disco es como hacerlo con un viejo amigo, alguien que siempre estará con nosotros. Cuando tenía 14 años, me compré "Wish you where here", de Pink Floyd, un disco que contiene 5 canciones. En aquel tiempo (1993), los chicos de mi generación escuchaban Nirvana y Guns N' Roses (en el mejor de los casos), y crecieron convencidos de que eso era el Rock N' Roll por antonomasia. Nada sabíamos de Hendrix, de Santana, de Zappa. El conocer algo, desde luego, no implica que me vaya a gustar, pero un adolescente de 14-15 años tiende a escaparle a las obras complejas y que requieren una mínima predisposición para disfrutar de lo que nos pueden ofrecer.

El tiempo pasó. Tardé casi 10 años en reecontrarme con aquel disco de Pink Floyd, que le había regalado a un fulano para disimular mi ineptitud para escuchar y comprender los secretos que ese álbum encerraba.

Una tarde de 2002 (tal vez 2003, no me acuerdo bien), vi el disco en una conocida cadena de hipermercados (oh sorpresa) y lo compré. Desde entonces, me acompaña siempre.

Quizá por eso pienso que, en algún sentido, la relación que establecemos con los objetos se parece a la que mantenemos con las personas.

LA VIDA DESPUES DEL MUNDIAL

Como sucede con la Argentina, nuestra vida es una eterna promesa. La mayoría de nosotros aspira a triunfar, a trascender, a darle un sentido verdadero a nuestra existencia, a ser reconocidos por nuestras virtudes, a no ser uno más del montón. Pero conforme pasan los años, esa expectativa se derrumba por el peso de nuestra propia ineptitud para torcer un destino que se nos antoja marcado. En eso pensaba anoche mientras seguía por TV la insólita trama de una mala película del cine nacional cuyo nombre prefiero olvidar.

Realmente la situación no da para abundar en metáforas. No hace falta ser un sociólogo para advertir que el trabajo (remunerado) escasea y que lo que hay son migajas que por su propia naturaleza no contentan las ansias del espíritu inquieto y emprendedor. Desde el Gobierno nacional mienten sin ningún pudor al incluir como ocupados a aquellas personas que cobran $ 200 con los Planes Jefes y Jefas de Hogar. Esto da por resultado un índice de desempleo que no refleja de modo alguno la realidad y que permite a los tecnócratas de turno subirse al carro de la obsecuencia y la demagogia.

Ahora que se han apagado los gritos eufóricos del Mundial, ahora que las banderas, los gorritos y los cánticos triunfalistas han cesado, estamos de nuevo sumidos en una vida que se nos presenta profundamente insatisfactoria.

9 de julio de 2006

EL "ARI" DE LOBOS PRESENTÓ SU SEDE PARTIDARIA



El viernes 7 de julio, a las 18 horas, quedó formalmente inaugurada la sede partidaria del ARI, sita en la calle Hiriart 370.

Más allá de la ideología que cada uno profese, nos llena de satisfacción, como lobenses, el hecho de saber que una fuerza política que tiene gran presencia a nivel nacional cuenta ahora con un local propio en el cual se desarrollarán numerosas actividades.

Desde luego, son muchos los pasos que deberá dar el ARI en nuestra ciudad para consolidarse como una opción atrayente para el electorado. Pero ha sido uno muy importante el que se ha dado, pues ahora dispone de un centro de operaciones, por llamarlo de algún modo, en el cual los afiliados y simpatizantes podrán reunirse y fijar una estrategia política de cara a los próximos comicios.

Pudimos constatar que muchos jóvenes se encuentran militando en este novel partido, y sería positivo que ellos pudieran sentirse protagonistas de un cambio social a todas luces necesario que por distintos motivo se está demorando.

Es , pues, loable que se genere un espacio más para que los jóvenes puedan participar, y sentirse parte de un grupo que los incentiva en la búsqueda de soluciones a los problemas más acuciantes que enfrenta la sociedad

6 de julio de 2006

REFLEXIONES (por Pablo Martín)


Nothing’s Gonna Change My World!

Deambulando por la manzana verde sudamericana, éste día domingo de olvidado fútbol, aquel fútbol que hace 2 días todos transpirábamos y hoy es un trapo de fétido aroma orgulloso de alejarse con su victoria a cuestas, decía que dando vueltas por ahí con poco dinero y pocas ganas de gastarlo en expresiones baratas del decimocuarto arte, escaso para algo de realidad sensual, me metí en un puesto de mesas de saldo, atiborrado de volúmenes caóticos, algunos sitios olvidados por la mano piadosa que iza la franela, otros de libros nuevos o reediciones de clásicos interrumpen el paso a diestra y siniestra. Ignotos colados entre Goethe y Marechal tratan de camuflarse con sus auras para que un imprudente se lleve el chasco cuando todo sea tarde (sentado en el living de su casa o el café de siempre o en alguno que descubrió buscando la luna). En fin, allí hurgando encontré el Diccionario Filosófico de Voltaire; grata sorpresa: $9. Ferozmente me hice de un ejemplar y ansioso salí (luego de pasar por la CAIXA) a sumergirme en algún café o bar para ver que tenía que decir el padre del iluminismo, quien si hubiese sabido que el Dr. Nadie le compraría a sólo nueve devaluados pesos o conocido por quienes estaba rodeado en la mesa de saldo, con ahínco y esmero dedicarse hubiera a la práctica alfarería o a vender navajas para orangutanes en la Rue Morgue. Inundado por la curiosidad de necio iniciático, examiné las primeras páginas. Ediciones Libertador, empresa que vomita al mundo clásicos por decenas con variaciones mínimas de edición (cambio de foto del personaje de turno, imagen alegórica a la novela de turno y el color de turno) me dio un repaso biográfico. Diccionario breve en que Voltaire indaga sobre asuntos de doctrina y términos políticos; azarosamente mi pulgar detuvo el crujir de las hojas pasándolas intempestivamente de adelante hacia atrás, en la letra M; M de Milagros, aquí el autor le imprime a los “sabios” sus dudas y les lanza al combate singular (y/o plural) ante los necios eclesiásticos que en esa época no eran necios o mejor dicho no se sentían y mejor dicho aún no les hacían sentir tan necios. Si milagro, según define Voltaire, es la violación de las leyes divinas matemáticas, inmutables y eternas, constituye una contradicción cosmológica. Una ley no puede ser inmutable y violable al mismo tiempo, siendo el SER Supremo el que las creó, “si hubiese observado imperfección alguna resultante de la imperfección de la materia habría puesto remedio a ello desde el COMIENZO, por ende, no tiene por qué cambiar nada.” El francés se reserva solamente ante Él y sus 12. En verdad encontrar esto me aclara muchos puntos oscuros de mi alma abrumada por cuestiones que no atañen a esto, descubro la tranquilidad al reparar que la revelación fue prevista en el horóscopo de mi signo en la Viva del mismo domingo. ¡¡Aleluya he de comentarlo con mi parapsicólogo!!

“Jai Guru Deva, OM.”


Pablo Martín

Ordenando el rompecabezas

Fin de semana, nuevamente con mucha humedad en Lobos y pronóstico de lluvia para mañana. Tengo que ponerme las pilas y terminar de escribir ...