30 de enero de 2011

Cuando la ciudad duerme la siesta

Anteúltimo día de enero. Un mes en el cual las calles de Lobos lucieron vacías, los comercios cerrados, y cada día la ciudad se iba despertando lentamente cuando caía la tarde y comenzaba la caravana de autos, motos, y bicicletas, chicas lindas y bronceadas que llegaban de la pileta o quinta y se iban a tomar mate a la plaza, y tantas otras escenas propias de esta extraña mutación que se percibe en la zona urbana, difícil de imaginar hace 2o años atrás, cuando había vacaciones, pero la gente de clase media simplemente aprovechaba esos días para descansar en su casa o ahorraba todo el año para una semanita en Mar del Plata. Planes modestos. La ciudad, si bien la actividad bajaba un poco, no se convertía en un páramo como sucede ahora. Felizmente, en aquella época no existían los autos "tunneados", y los objetos de deseo eran una Cupé Fuego o su competidora, la Ford Sierra XR4. Es decir, a nadie se le ocurría gastar fortunas para modificar un auto standard y convertirlo en un boliche ambulante, con decibeles tan altos que hacen vibrar la carrocería del vehículo.

Resulta más que evidente que las cosas han cambiado, y que para algunos vale la pena endeudarse 5 años pagando un cero kilómetro a cambio de acaparar todas las miradas y despertar la envidia de la chusma. La envidia, claro está, existe desde los albores de la humanidad, pero es interesante indagar cómo fueron cambiando las cosas que provocan esa envidia en terceros.

28 de enero de 2011

De candidatos y campañas vacías


Por los comentarios que he recogido en la calle, muy poca gente tiene decidido por quién va a votar en estas elecciones. Convengamos que, en principio, sería interesante que se oficialicen las candidaturas, pero nadie espera grandes sorpresas. Por el oficialismo, se da por descontado la candidatura de Cristina K., pero el Gobernador Daniel Scioli, desde un perfil bajo, viene sumando adhesiones. Claro está que no es tan ingenuo como para suponer que podrá instalar su figura sin el apoyo de sindicalistas, empresarios y peronistas ortodoxos.

La UCR irá a elecciones internas, y todavía no está definido si el vicepresidente Cobos se participará de ellas. En el hipotético caso de que no se presentara, quedarían Ricardo Alfonsín y Ernesto Sanz para disputarse la candidatura. De esta manera, el radicalismo se aseguraría de llegar a las elecciones abiertas y simultáneas del 14 de agosto con un sólo candidato. Esto significa, en los hechos, que sólo los radicales afiliados al centenario partido dirimirán quién será su candidato, con lo cual, las ponderadas elecciones abiertas serán una mera formalidad.

La popularidad de Cobos entre el electorado independiente fue languideciendo luego de alcanzar su punto más alto con su famoso voto "no positivo" en el Senado. La realidad es que, hasta ese momento, mucha gente que votó al oficialismo nunca había escuchado hablar de él, y el propio Cobos no había hecho demasiados esfuerzos para elevar su perfil. Pero luego de sorprender con su voto en el conflicto contra el campo, no supo cómo capitalizar el protagonismo que adquirió su figura por una decisión que le valió ser considerado un traidor y ser expulsado del Olimpo kirchnerista.

Así las cosas, tal como están planteadas, el bipartidismo se afianzará en estos comicios. En rigor de verdad, la Argentina nunca dejó de manejarse bajo ese esquema. Pero lo que sucede es que las fuerzas denominadas "progresistas" o de centroizquierda han sido absorbidas por el actual gobierno, quien con mucha astucia a seducido a sus principales dirigentes. La reforma política difícilmente pueda plasmarse de un modo concreto y visible en un contexto en el cual nadie quiere arriesgar nada y todos cuidan "su quintita".

25 de enero de 2011

El talento y la vejez


Los artistas de verdad continúan dando muestras de su talento a pesar del paso del tiempo. Joe Cocker, de 66 años, con su característica voz aguardentosa y una carrera despareja en términos comerciales, editó en 2010 un excelente disco "Hard Knocks", e inició una nueva etapa al firmar un contrato con Sony Music. Totalmente ignorado en EE. UU. desde mediados de los '80, Cocker conserva muchos fans en Europa, y en este CD logra adoptar un sonido más moderno sin por ello caer en el ridículo. Diez canciones, casi cuarenta minutos, y no hace falta más. Es cierto que la lista de temas podría ser más generosa, pero un disco con más de 15 canciones casi con seguridad contiene temas "de relleno" o que fueron incluidos por un capricho del líder de la banda en cuestión. Joe Cocker se mantiene con dignidad, a pesar de que se lo sigue recordando por "You can leave your hat on", el tema central de la película "9 semanas y media" (1986). Mucha agua ha corrido bajo el puente y los artistas y músicos, luego del éxito masivo, tienen que seguir viviendo. Algunos lo logran, otros no. Fito Páez, por ejemplo, hace años que no graba un disco decente, aunque de vez en cuando nos ofrece algunos destellos de glorias pasadas.

El veterano actor Kirk Douglas (que tiene 94 años y es padre de Michael, otra leyenda del cine), es un ejemplo de calidad y absoluto dominio de la situación. En sus películas, Douglas actúa con una naturalidad que como mencioné antes, lo pone en total control de lo que sucede en el film, es como si el resto del elenco fueran marionetas que actúan según el ritmo que le va imprimiendo a su propia actuación. Haber visto "Detective Story", de 1951, fue una experiencia notable porque hacía tiempo que no encontraba una película, ya sea reciente o de varios años atrás, cuyo desarrollo me atrapara y concitara toda mi atención. Y haber logrado eso, en mi caso, no resulta sencillo, porque me aburro fácilmente cuando la trama se vuelve tediosa. Plantear una historia sóridida y violenta en 106 intensos minutos es un mérito casi total de Kirk Douglas, con las salvedades que haya hecho el director William Wyler.
El paso de los años va erosionando muchas cosas, pero envejecer con dignidad se vuelve un desafío mucho más exigente para los talentosos. Por tal motivo, es una buena ocasión para saludar a Joe Cocker y Kirk Douglas.

24 de enero de 2011

Esas tardes de verano...

Y llegamos al lunes, nomás. Calor extremo, poca gente en la calle, dificultad para hacer notas o entrevistas, fueron los rasgos distintivos del día de hoy. Más de una vez tengo la sospecha que mientras la gente está en el boludeo, desde el Gobierno aprovechan para tomar medidas impopulares o cuestionables que suelen pasar desapercibidas. Sucesivos gobiernos aprovechan cada cuatro años el Mundial, por ejemplo, para que entre gallos y medianoches salgan leyes y decretos que hubieran merecido un amplio debate. En lo único en que no han logrado desviar la atención es en la inflación, porque la gente necesita guita todo el tiempo y los aumentos en los precios ya son indisimulables.

La nota de color: una mujer se tiró del piso 23 de un hotel en Capital y se salvó. Cayó sentada sobre el techo de un taxi. Cuando veo por el noticiero cómo quedó el auto, realmente no lo puedo creer. Y seguramente, ella tampoco podrá creer cómo sigue viva después de algo semejante. .

La TV del verano, como ya hemos dicho alguna vez, tampoco aporta algo de distensión a quienes no podemos irnos de vacaciones. Boludeces, una y otra vez, programas repetidos, vedettes al borde de un ataque de nervios, y cosas por el estilo. Quien tiene cable tampoco se salva, créanme. A mayor cantidad de canales, mayor basura en la pantalla. No voy a ser tan necio como para negar que de vez en cuando pasan algún documental o película copado, pero lleva mucho tiempo encontrar algo que valga la pena.

En fin, seré un renegado social probablemente, no lo sé. La cuestión es que ahora tengo tanto calor que voy a dejar de escribir este post, para continuar en los próximos días si tengo tiempo.
Gracias por la paciencia!!!

22 de enero de 2011

Cuando el verano nos hace una pausa

Una fresca madrugada del sábado en la ciudad, y no dan demasiadas ganas de salir, más aún cuando muchos amigos y conocidos se encuentran de vacaciones en distintas playas. Otros, en cambio, deben resignarse a permanecer el verano trabajando en las playas de las estaciones de servicio o en las de estacionamiento. Sea como fuere, y casi sin que nos demos cuenta, ya ha transcurrido más de la mitad de enero, un mes muy particular porque la actividad política es casi nula y porque hay que cavar un pozo para encontrar una noticia que valga la pena.

Creí que iba a aumentar la cantidad de textos del blog durante el mes en curso aprovechando esta circunstancia, pero precisamente no hay temas de actualidad sobre los cuales resulte provechoso extenderse. Cuando todo está demasiado calmo, yo siempre sospecho que de algún lado nos van a sacudir. Porque en la Argentina contemporánea que vive de la boludez gestada por la televisión y el circo mediático, todo se vuelve muy volátil y en consecuencia nunca conviene sentirse muy seguro de algo que uno tenía como verdad absoluta. Los damnificados de los distintos robos a bancos perpetrados por boqueteros lo sabrán afirmar mejor que yo, del mismo modo que ya es una lamentable costumbre recibir noticias de turistas argentinos asesinados en Brasil, en episodios que por lo general no son esclarecidos. Me encantaría visitar Brasil y disfrutar de sus playas alguna vez, pero tomaría muchos recaudos antes de hacerlo. Quizás se trate de hechos aislados y la mayoría de los turistas argentinos transcurren sus vacaciones allí sin el menor inconveniente, pero en cualquier caso para viajar por primera vez siempre es mejor tomar el consejo de los que ya han estado antes y conocen las zonas calientes del delito. Sin lugar a dudas, las playas de Brasil son bellísimas, y ojalá tenga la oportunidad de ir en un verano no muy lejano.

Esto es todo por ahora, amigos, porque tuve la idea de redactar un nuevo post en un horario donde mi concentración y lucidez no se encuentran en su plenitud. Pero ya vendrán textos mejores!!! Nos vemos pronto, y recuerden que es mejor saborear una taza de café en casa con amigos que estar deambulando en un boliche donde se vende un falso "glamour" y una extraña concepción de los detalles que componen una discoteca exitosa y festiva como debería ser.

18 de enero de 2011

Aquellas pequeñas cosas...


Un título alternativo para este post bien podría ser: "no quiero ni pensar en mañana". Ya verán por qué sostengo esto.

Por algún motivo, el martes suele ser uno de mis días preferidos para actualizar el blog, aunque no tenga nada demasiado importante que decir. Es cierto que vivimos pensando en lo que vamos a hacer mañana y no disfrutamos el momento, pero esa forma de pensar nunca me terminó de convencer. A menudo el "momento", el instante, no tiene nada que valga la pena disfrutar. La idea de vivir el presente y de abandonar toda proyección me resulta totalmente ilusoria, aunque estaría bueno creer en ella porque de esa manera muchas preocupaciones dejarían de ser tales.

Hoy fue un día duro, difícil, de ésos en los que las horas parecen no avanzar, las agujas del reloj se quedan quietas. Desde que empezó enero, he notado que hasta las 18 hs. aproximadamente el centro parece un desierto, parece ser que todo el mundo tiene piletas, quintas, o se va de vacaciones mientras uno sigue trabajando como siempre. Trato de no quejarme, porque mi trabajo me gusta y puedo decir con cierto orgullo que estoy laburando de aquello que estudié y para lo cual me capacité.

Retomando la idea inicial, quiero ser hedonista por un momento, déjenme con mis discos de Serrat y de Norah Jones, con mis programas de Dolina, con los recuerdos de mi infancia feliz... no quiero pensar en mañana. No quiero vivir exigiéndome en base a lo hipotético. Y seguramente muchos de ustedes se sentirán identificados, porque el hecho de vivir conjeturando cosas es difícil de controlar.Puede ser un ejercicio de organización mental del mismo modo que puede hacernos sufrir. Sobre todo cuando uno imagina los peores presagios. Después de todo, los políticos no son tan culpables de nuestras miserias. Hay algo en nosotros que hace que tropecemos dos veces con la misma piedra, con una torpeza admirable. Que nos sirva de lección.

Discos recomendado del día:

Joan Manuel Serrat, "Utopía" (1992, BMG/Ariola).

Los Tipitos, "El Club de los Martes" (2010, Tocka Discos/Sony Music).

15 de enero de 2011

Siempre se puede recordar

Sábado por la mañana en la ciudad, cielo despejado, y un día que espero resulte tranquilo. Anoche todos los que salimos a dar un paseo debimos revolver el placard para buscar alguna campera liviana o un suéter delgado, porque la temperatura había bajado drásticamente. No puedo afirmarlo con exactitud, pero yo estaba sentado en la mesa de afuera de un bar no sentía más de 20 grados, en pleno verano. Yo reconozco mi desconocimiento de las cuestiones ambientales, pero es evidente de que el efecto invernadero, el calentamiento global o alguna de esas cosas está provocando este tipo de fenómenos, que son mínimos si los comparamos con esas tormentas breves e intensas que provocan anegamientos y caída de árboles.

Boludeando en Facebook, he notado, viendo los perfiles, que muchos tienen como programa de TV preferido a "678". ¿Cómo es posible que un programa propagandístico y ultraoficialista recoja adhesiones entre personas que uno jamás sospechaba que podían ver por la tele ese tipo de cosas? Por supuesto, esto no es una caza de brujas, cada uno tiene derecho a ver lo que quiere, pero no deja de llamarme la atención la capacidad de ha tenido el kirchnerismo para seducir con su retórica a cierto sector de la juventud. Debo reconocer, muy a mi pesar, que muchos jóvenes se proclaman orgullosamente kirchneristas, pero aquí también hay que ser cautos. No podemos vivir de los prejuicios, y si un amigo es un militante K no lo voy a crucificar, va a seguir siendo mi amigo pero evitaré de todas las formas posibles hablar de política con él.

Como habrán notado, todavía los medios no han encontrado "el tema del verano" para las primeras planas. Generalmente suele ser un crimen pasional, como el de Nora Dalmasso o el de García Belsunce, aunque si ocurre un episodio violento o trágico con algún famoso tampoco viene mal, como sucedió el verano pasado con la "Hiena" Barrios y su irresponsabilidad al volante de un auto. Por el momento, ese tema que acapara la atención de todos durante tres meses no se ha encontrado, y la mayoría busca continuar abordando la política pero desde un lugar más frívolo, de forma tal que la gente pueda leer el diario en la playa y no se descomponga.

Discos recomendados del día:

The Wings, "Band on the Run" (edición especial de 2 CD's y un DVD, editado originalmente en 1973).

George Michael, "Twentyfive" (3 CD's, álbum compilatorio. Sony Music, 2006)
.

11 de enero de 2011

Cómo no perderse en el túnel del tiempo



La elección de la foto que ilustra este post está referida a la noticia más impactante de la década '00.¿Quién no recuerda ese momento, dónde estaba cuando sucedió, o cómo se enteró? En fin...volvamos a 2011. Es martes por la noche y estoy en el cuartito de mi casa, actualizando el blog, transitando una semana que parece ser "chata" y de pocas noticias relevantes. Uno percibe un humor extraño en la gente, como si el verano hiciera que todo fuera más lento y más aburrido que de costumbre. El verano es sinónimo de distensión y vacaciones cuando uno es adolescente, pero el paso de los años le otorga una impronta más realista. Hay que seguir, y no está mal que así sea, porque el país no puede estar paralizado tres meses, ni tampoco el Gobierno puede abusar de los feriados para fomentar la vagancia y el ocio inútil. No es cuestión de renegar de todo, pero hoy por hoy, yo no sé si la pasaría bien yendo de vacaciones a la Costa, ya sea en Mar del Plata o en cualquier otro sitio. En realidad, no busco nada exótico ni sofisticado.

Me siento incómodo cuando los demás hacer alarde de su sospechosa prosperidad económica con gastos que superan los límites de lo razonable. Irse unos días a Mar del Plata está bárbaro, desde luego, aunque más no sea para salir de este burbuja que es Lobos. Pero lo que siempre quise hacer, y algún día lo voy a concretar, es agarrar el auto, o tomarme un micro cualquiera, y bajarme en el primer pueblito que me guste, sin pensar si tiene cines, teatros, playas o boliches. Conversar con la gente, ver cómo viven, estar en contacto con otra realidad, es muy enriquecedor. Aunque a veces los contrastes nos hagan sufrir un poco.

Ayer murió María E. Walsh, que no será tan popular como Tinelli o Susana Giménez, pero aportó a la cultura argentina mucho más que estos dos emblemas del rating televisivo. Por supuesto, la comparación no tiene mucho sustento si la analizamos desde el impacto que cada uno tuvo. Es como comparar el fallecimiento del Premio Nobel de Medicina César Milstein con el de Sandro. Los ídolos populares están más allá de la razón, y eso ha sido siempre. Y cuando sobreviene la muerte de alguno de ellos comienzan los recuerdos, la vigencia, el legado, el merchandising. Muchos jóvenes no saben quién es Juan Alberto Badía, pero la está pasando muy mal de salud y fue uno de los locutores y animadores de mayor éxito en los '80. Lo que sería, la era pre-Tinelli, cuando había un programa que se llamaba "Badía y Compañía", los sábados por Canal 13, que duraba ocho horas. Pero como todo es tan fugaz, inclusive el éxito, hoy Badía tiene un perfil muy bajo y sólo es recordado por quienes lo pudimos ver en los dorados años ochenta, cuando el concepto de "TV pública" era muy diferente al que tenemos hoy. Así son las cosas, y cada día me convenzo más del valor de preservar los recuerdos sin caer por ello en una nostalgia patológica que nos lleve a renegar del presente y a vivir sin proyectos.

10 de enero de 2011

Detrás de las barricadas

Mal que me pese, el Rally Dakar parece haberse convertido en la nueva pasión argentina. Desde que comenzó la competencia, el 1º de enero, hasta ahora que todavía continúa, hay programas especiales dedicados a este evento deportivo y también se percibe una suerte de pasatiempo en el espectador por estar viendo algo distinto al habitual puterío de vedettes en el verano.

También otro tema candente es el lógico malestar que hay por la falta de billetes. La mayoría de los asalariados sabemos que no tiene ningún sentido que el billetes de 100 pesos siga siendo el de mayor denominación, y que prontamente habría que imprimir "papelitos" de 200 pesos, habida cuenta de la depreciación de la moneda y del aumento del costo de vida. Naturalmente, no es una buena señal a los mercados, pero es a todas luces un sinceramiento. El dólar está al mismo valor que en los peores meses de 2002. Se desalientan las importanciones, de la mano de la Secretaría de Comercio Interior al mando del "barrabrava" de Moreno. Hablar de guita siempre es complicado, porque para hacerlo con propiedad es necesario no tomar la situación financiera personal como parámetro excluyente, y ampliar la mirada hacia quienes están arriba y abajo de la escala social. Justamente hoy me encontré con un amigo que está estudiando en Capital y me planteaba las dificultades que se le presentan para alquilar un departamento: debe abonar entre dos y tres meses de alquiler por anticipado, y en algunas inmobiliarias hasta le pidieron un certificado de antecedentes policiales. Esto último me pareció inconcebible, porque si vamos a los hechos, hay más delincuentes dando vueltas por la calle y arrebatando bolsos y carteras que habitando viviendas.

Mañana me tengo que levantar temprano, de manera que prefiero no extenderme demasiado. Voy a tratar de transitar el primer mes del año de la forma más tranquila posible, aunque tengo muchas cosas por corregir para lograr la plenitud y la paz interior que tanta falta nos hace a todos.

8 de enero de 2011

Una botella arrojada al mar...


Desde aquel 30 de junio de 2005, el blog se va aproximando a los 500 textos publicados. Desde luego, no todos han podido resistir el paso del tiempo y lograr ser perdurables. También hay otros "posts" que hoy no hubiera redactado, o lo hubiera hecho de otra manera. Creo que he hecho lo mejor que pude, teniendo en cuenta el tiempo que tenía disponible y cómo yo me sentía al momento de escribir cada línea. En sus comienzos se fueron sumando amigos y colaboradores, quienes brindaron un valioso aporte para enriquecer aquel proyecto en ciernes. A partir de 2006, casi todos los textos fueron escritos por mí, lo cual no quiere decir que le cierre la puerta a quien desee colaborar con algún material.

A veces me pongo a pensar que los temas de la Argentina Siglo XXI se repiten, precisamente, porque son recurrentes en nuestra vida cotidiana: violencia, inflación, patotas sindicales, inseguridad. Sinceramente, si tuviera la oportunidad, lo pensaría dos veces antes de irme a vivir a Buenos Aires. Lobos no es, claro está, un oasis, y quienes hay leído mis textos anteriores saben que en ese sentido siempre he sido consecuente con mi modo de pensar. Es una cuestión de "pros" y "contras", quizás. Con el tiempo las prioridades de una persona van cambiando, y lo que parecía tan imperioso y necesario hace unos años, hoy ha dejado de desvelarnos.

Cuando hace unos meses hablé del trabajo, y de la frustración que sienten muchas personas por no poder trabajar de aquello para lo cual estudiaron, varios lectores me manifestaron que compartían ese sentimiento. El tema es que eso no nos impida seguir adelante con nuestra vida, que no nos paralice, que seamos capaces de aceptar la idea de un futuro diferente al que imaginábamos cuando éramos estudiantes. Crecimos con la idea de que nuestro ascenso en la escala social no tenía techo si estudiábamos con dedicación y nos abocábamos a alcanzar la excelencia. Entonces, es natural que la primera frustración sobrevenga cuando en un puesto que creemos merecer con justicia, está ocupando su lugar un mediocre o un inútil. Es normal, a todos nos pasa. Y te digo más: te va a seguir pasando, porque dondequiera que vayas te vas a encontrar con gente que no está capacitada y que no te podés explicar como accedió a un determinado empleo que era el que vos estabas buscando. Yo ya lo tengo asumido, aunque no voy a negar que a veces me da bronca esta situación.


También es frustrante para los padres que dejaron todo atrás para que sus hijos pudieran acceder a una buena educación y hoy los ven haciendo laburos de mierda, totalmente ajenos a su formación intelectual, y en los cuales no pueden desarrollarse plenamente. Inclusive, a veces pienso más en esos padres que en los propios damnificados de este sistema perverso y tóxico.
Por supuesto, no resulta muy alentador redactar un post como éste en los primeros días de 2011, cuando uno tiene todavía las pilas cargadas. Lo entiendo perfectamete. Pero este año, de una vez por todas, aprovechemos el voto cuando lleguen las elecciones. Porque ni a vos ni a mí nos van a "comprar" con un lavarropas o con un puesto público, quizás porque son prácticas propias del Conurbano. Entonces, pensá bien en lo que dicen los candidatos. Escuchalos hablar, aunque a veces sea un castigo. Prestá atención a las contradicciones. Y fijate quién querés que sea el próximo/a Presidente de tu país. Say no more.


Discos que estoy escuchando: Alphaville, "The first Harvest: 1984-1992" (1992, Warner, compilado).
Rihanna, "Loud" (2010, Def Jam/Universal).

6 de enero de 2011

Temporada de verano


Tenía ganas de actualizar el blog desde hace varios días, pero por distintos motivos lo fui postergando. De manera que hoy me propuse el objetivo de hacerlo, aunque más no sea para seguir en contacto. De hecho, Es rarísimo que yo esté redactando un post a las 13 hs., pero si no lo hacía de una buena vez, iban a seguir pasando los días sin renovar el contenido.

Esta semana transcurre con bastante trabajo, actualizando las páginas de Internet, laburando con el tema de las fotos para que aparezcan publicadas lo mejor posible, y procurando que todo esté en orden. No es fácil, desde luego, pero trato de que las cosas no me desborden. El tiempo libre lo aprovecho para dormir y escuchar música. Pero no me vendría mal empezar a caminar un poco para bajar algunos kilos que me preocupan. Caminar solo me aburre, en cambio si voy conversando con alguien durante el trayecto casi ni me doy cuenta de la distancia y además resulta más ameno. Pero los tiempos míos no son iguales a los de mis amigos, y es algo que uno debe entender.

Como ya les he comentado, tengo poca paciencia para ver una película en la cama, pero cuando encuentro un film que tenga "gancho", que me atrape desde el comienzo, casi siempre lo veo completo. Si se trata de series, como "Friends" o "Seinfeld", que duran 22 minutos, puedo llegar a ver varios capítulos sin cansarme. Todo depende, este verano es algo extraño a los anteriores, no sé bien por qué, o al menos no consigo explicarlo claramente, pero lo estoy viviendo de otra manera. Como suele suceder, las noticias escasean, hay mucha gente de vacaciones o en plan de irse, y hay que hurgar entre la hojarasca para rescatar algo que amerite su publicación. Así es la temporada estival en la vida del periodista. Un saludo, y nos vemos pronto!!!!!

Disco para escuchar antes de dormir:
Queen, "Greatest Hits II" (edición remasterizada 2011, con un sonido deslumbrante).

2 de enero de 2011

El futuro llegó hace rato

Y comenzó 2011, y hubo petardos, cañitas voladoras y fuegos artificiales, y pendejos/as borrachos como siempre, y la música a todo volumen, y mensajes de texto de personas que habíamos olvidado casi por completo, y buenos deseos para todo el mundo, felicidades, que tengas un buen año, éste va a ser tu año, de a poco en la ciudad no va quedando nadie, viste cómo es, a la gente le encanta rasgarse las vestiduras pero después se van todos se vacaciones, como siempre las revistas y los programas del verano son los peores, cero presupuesto, y con todo el mambo del Año Nuevo te agarra la melancolía porque te sentís inexorablemente más viejo y no pudiste lograr ni esto ni aquello, y este blog va por su sexto año si todo sale bien, hoy es 2 de enero de 2011 y hace 25 grados pero parece más fresco, nunca escribí un post así pero vamos a ver qué onda, y hay un bar nuevo en Lobos en la calle Rivadavia que está bastante bien para lo que estamos acostumbrados, y hoy fuimos con Mariano y Agustín a tomar algo, yo pedí una medida de Blenders y un agua mineral, y así se nos fue la tarde, en líneas generales el bar está estéticamente muy cuidado pero yo le ajustaría algunos detalles que sería largo mencionar, mañana a laburar de nuevo y que sea lo que Dios quiera, por lo menos descansé unos días así que no me puedo quejar, y qué caro está todo, o mejor dicho qué poco vale la guita, y me cago en la inflación y en el dólar alto, y no entiendo un carajo de economía pero 100 pesos cada vez valen menos, y todo es así, ni hablar de ir a cenar afuera o de comer un asado, en cualquier momento se viene la hecatombe pero ni quiero estar ahí cuando suceda, por favor que alguien dé un golpe de timón porque nos estamos hundiendo, y los K se regodean porque Cristina mide bien en las encuestas, y este es una año electoral y nos van a quemar la cabeza como nunca antes, y mejor me voy a dormir, el 2010 no estuvo tan mal, en lo personal fue mejor a 2009 sin lugar a dudas, pero qué le vamos a hacer, no podemos vivir de recuerdos, así que busquen estar con sus seres queridos que son lo único que vale en esta vida.

Disco recomendado del día: Hilda Lizarazu, "Futuro Perfecto" (Leader Music, 2010).

Análisis final: Panorama político

Estimados: el análisis final (para no ser tedioso), que hago de las PASO, es que un sector de la sociedad, amplio por cierto, decidió contin...