31 de diciembre de 2017

Gracias por compartir un año más juntos!


Llegó el final. El día 31. La verdad es que tenía ganas de escribir algo ayer, pero por distintos motivos no se pudo dar. No voy a entrar a reflexionar sobre 2018, porque siempre hago lo mismo y seguramente aburre un poco. Sí voy a comentarles lo que pienso que puede suceder. 

- Si aumenta la presión sobre los contribuyentes, con más impuestos, o aumentando lo que ya existen, vamos por un pésimo camino. Hay quienes buscan desalentar el consumo para que la gente no gaste y ello no genere inflación, y otros que sostienen lo contrario. Sea como fuere. Los años pasan y ninguna receta ha dado resultado.  

- No hay que esperar nada de los políticos, ni de los dirigentes...es más, de ninguna autoridad. Lo que no hacés por vos mismo, nadie lo hará por vos. Y aunque es cierto que cada dos años hay elecciones y es nuestra única oportunidad de expresarnos, hasta que no se elimine la "lista sábana" y se implemente el voto electrónico, seguirán ocupando cargos personas de dudosa autoridad moral y con antecedentes de haber pasado por numerosos partidos políticos. 

- Al ser un año de transición, en 2018 se podrá advertir si Macri está en condiciones de ser reelecto, según lo que marquen las encuestas. Si bien no lograría (hipotéticamente) el caudal de votos de 2015, con el peronismo fragmentado y casi knock out, todo es posible. Porque no va a encontrar un escollo, una oposición genuina. Es decir, que si se postula para 2019 será más por errores ajenos que por méritos propios. 

- Quien sí tiene grandes chances de ser reelecta es Vidal, en la Provincia de Buenos Aires. Hoy por hoy, es una de las dirigentes con mejor imagen del país. Inclusive, la preferencia popular la ubica a la Gobernadora varios puntos por encima de Macri. Por eso, en caso de que el Presidente no goce del respaldo del electorado, una buena chance sería candidatear a María Eugenia Vidal para la Casa Rosada. "Heidi", como la denomina la oposición despectivamente, suena más creíble que el propio Macri, en sus declaraciones públicas. No tiene un perfil tan tecnócrata.

-  Por último, queridos amigos, comprendamos que hay cosas que no podemos manejar o no está a nuestro alcance hacerlo, y no carguemos el próximo año de metas inútiles y sin sentido, dejemos que el tiempo fluya naturalmente, las agujas del reloj correrán igual aunque querramos que sea más de prisa. Una cosa es aceptar la realidad, y otra es resignarse a que sea así por tiempo indeterminado. Tendremos que armarnos de paciencia, y esperar el milagro  de la Selección en el Mundial de Rusia. 
Punto final, yun abrazo a todos ustedes!

Cómo informar: El cliente siempre tiene la razón

Lunes por la tarde en la ciudad. Aquí estoy, luego de haber dedicado buena parte del día a buscar información, aquello que interese a los...