3 de septiembre de 2012

Alguien debe decir basta

¿Qué es esta locura de promover el voto a partir de los 16 años? ¿Cómo podemos pretender que exista un grado de compromiso y participación ciudadana entre los jóvenes si los adultos no dan el ejemplo y buscan cualquier excusa para no votar? Quiero esbozar algunas reflexiones, que no implican de ninguna manera subestimar a los adolescentes. La cabeza de un pendejo de 16 años está en otra cosa, y es lógico que así sea, porque está en pleno despertar sexual y descubriendo el mundo que se abre ante sus ojos. Ni siquiera conoce los nombres de los candidatos, y tampoco tendría por qué hacerlo. Liberemos a los chicos de una responsabilidad innecesaria y oportunista. Y digo que es oportunista porque el kirchnerismo sabe que con su discurso demagógico cosecha mayores adhesiones en los sectores juveniles. Dudé mucho antes de redactar este post porque no quería que se malinterpretara. No estoy diciendo que los chicos de 16 carezcan de conciencia cívica, porque seguramente la tienen. Pero los adolescentes viven perdidos en su mundo, piensan en el último modelo de celular, en que llegue el sábado para salir al boliche, etc. Y ESTA PERFECTO QUE ASI SEA, porque por algo son adolescentes. Esta es una de las maniobras más perversas del kirchnerismo para fogonear la re-reelección de Cristina. Algunos podrán pensar que estoy equivocado, pero dejemos que los "pendex" disfruten de esa maravillosa etapa de la vida sin manipularlos con campañas electorales que ya de por sí resultan insoportables para los adultos. Punto final. 

Cuando lo insólito se vuelve costumbre

  Tenía la intención de escribir una nueva nota antes de que finalizara febrero, pero no fue posible. Simplemente no encontraba los horarios...