7 de abril de 2021

Que te paguen lo que realmente vale!!!

 Resistió lo más que pudo, hasta que se rompió. No, no se asusten, me refiero a mi celular y a lo desquiciada que está la gente. El tema es que el teléfono tiene una pequeña rajadura en la pantalla (no está astillado ni mucho menos), y tiene menos de un año. Me propuse permutarlo por otro usado, aceptando pagar una diferencia a favor de la otra persona. Pues bien, en todos los lugares donde fui, por el mío me ofrecían dos monedas, con una brecha de hasta 10.000 pesos entre el usado mío y el del potencial vendedor. 

En mi caso, el teléfono es una herramienta de trabajo, sobre todo por el hecho de que necesito contar con una cámara de buena resolución. Por supuesto que también lo uso para entrar a las redes sociales o boludear como todo el mundo, pero tengo poco tiempo para ejercitar el ocio mediante un aparato que a mucha gente le quita horas sin que siquiera se dé cuenta. Mis pretensiones, en la recorrida que hice hoy, eran modestas: hallar un teléfono con buena conectividad, memoria suficiente y cámara de pixeles aceptables. Lo que es inaceptable, es que al móvil que yo tengo me lo quieran cotizar menos de la mitad de lo que lo pagué, siendo que funciona perfectamente y los motivos del cambio se deben más que nada a lo que ya expliqué antes. Funciona igual que una agencia de autos: por el tuyo no te dan ni dos mangos, de manera que no llegás nunca a pegar el salto a un modelo más nuevo a menos que te lo financien y te endeudes casi al infinito. Por un celular nuevo que vale 27 mil  a lo sumo, me ofrecían pagarlo en 12 cuotas de casi 4.000 pesos. ¿Estamos todos locos? 

Ayer renegué bastante con ese tema, pero hoy decidí seguir como estoy a menos que alguien me haga una oferta concreta. Yo laburo como todos y no puedo estar respondiendo mensajitos por valores irrisorio. El motivo de esta nota para aquellos que la lean, es decirles que no se dejen engañar. Que, si pueden hacerlo, viajen hasta Capital o el Conurbano donde se consiguen precios razonables (obviamente, asegurándose de que no sea un teléfono robado). Para la mayoría de los artefactos electrónicos Lobos se ha puesto muy caro, por lo menos un 20 % más de los valores que se manejan en Mercado Libre. Prefiero ahorrar lo suficiente para comprarme uno nuevo en un futuro. El clásico de los "buscas" que proliferan en  Lobos es: "No lo tengo, a ese lo vendí, pero tengo este otro". Si ya lo vendiste, borrá la publicación, gil!! Cuando subestiman mi inteligencia no estas pseudo estrategias de venta, no puedo menos que pensar que tratan de sacarse de encima cualquier porquería que les quedó de remanente usando como anzuelo una publicación falsa. Ojo con esta gente, porque claramente son estafadores. Punto final. 

No hay comentarios.:

El culto a la haraganería es el éxito del celular

  Los recuerdos de la infancia son los mejores. No digo que toda la etapa de la Secundaria carezca de momentos buenos, pero eso es otra hist...