2 de enero de 2014

Bienvenido 2014, espero mucho de vos!!!

Tardó un poquito en llegar, pero aquí está en primer post de 2014. Como me decía un amigo, con gran sabiduría, que este sea un buen año depende de nosotros mismos. Desde luego, pueden ocurrir hechos que escapan a nuestras posibilidades o que van más allá de nuestra voluntad. Pero por lo general, considero que lo más razonable es proponerse metas modestas, de forma tal que luego no nos sintamos frustrados si no las podemos concretar. Es fundamental creer en nuestras capacidades, confiar que podemos hacer tal o cual cosa. Todos tenemos limitaciones, pero si además de ello dudamos de nuestras capacidades, estamos en problemas. Este 2014 comenzó tranquilo para mí, sin demasiada euforia, compartiendo la cena con mi famillia y tratando de pasar un momento de distensión. Tuve un paso fugaz por la "Megafiesta" de la Rural para sacar algunas fotos y saludar amigos, y luego me acosté a dormir, cuando la pirotecnia me lo permitió. 

Ayer fui al El Escritorio (lugar que no suelo frecuentar) con un querido amigo, tomamos algo y comimos una pizza. El plan original era ir a La Marina, pero dicho bar se encontraba cerrado, de modo que buscamos un lugar donde pudiéramos sentirnos cómodos. Disfrutamos de un grato momento, fue una manera de celebrar el nuevo año con un amigo que no vive en Lobos y no suele venir de visita para las Fiesta, quizás por eso se trató de un hecho doblemente significativo. En fin, podría escribir más, pero para cerrar la idea original, estoy convencido de que este será un buen año para mí. Podrán suceder muchas cosas, pero con un poco de paciencia y esfuerzo se pueden lograr buenos resultados. Y los afectos, ya sea los amigos o la familia, siempre ayudan. Punto final.

Cuando lo insólito se vuelve costumbre

  Tenía la intención de escribir una nueva nota antes de que finalizara febrero, pero no fue posible. Simplemente no encontraba los horarios...