10 de enero de 2014

Hablemos de música

Grata sorpresa fue escuchar "New", el último álbum de Paul McCartney, y su mejor trabajo desde "Chaos and creation in the backyard" (2005). Para este nuevo material McCartney contrató a los mejores productores, con la intención de que el disco tuviera un sonido fresco y rockero. El resultado, en mi humilde opinión, es por demás satisfactorio. Nunca fui muy "fan" de McCartney, pero con 71 años a cuestas ha pasado por diferentes etapas: folk, country, pop, y algunos discos de covers. Sin embargo, el ex Beatle siempre tuvo la lucidez para que uno pueda rescatar aunque sea una buena canción de cada disco suyo. 

A veces me pregunto qué hubiera sido de la carrera de John Lennon si no hubiera sido asesinado a los 40 años. Justo cuando John volvía a ser noticia por su música luego de un prolongado paréntesis, ocurrió la tragedia. Lennon siempre me pareció más cínico, pesimista y melancólico que McCartney, pero es sólo una percepción, no tengo elementos como para afirmar algo semejante. Lo que casi todos sabemos es que Macca quería continuar con los Beatles, en tanto que Lennon (¿Quizás influenciado por Yoko?) fue uno de los primeros en propiciar la ruptura. 
La trayectoria post-Beatles de los cuatro músicos merecería un capítulo aparte, todos ellos lograron meter algún hit pero si analizamos la discografía de cada uno, es bastante despareja.

En síntesis: Escuchen el último disco de Mc Cartney, realmente vale la pena y lo más destacable es que no hay ningún tema de "relleno", todos merecen ser disfrutados. Punto final.

El culto a la haraganería es el éxito del celular

  Los recuerdos de la infancia son los mejores. No digo que toda la etapa de la Secundaria carezca de momentos buenos, pero eso es otra hist...