4 de junio de 2020

Crónica de 15 años de historia: una burbuja en el tiempo

Junio es un mes bastante especial para mí, en principio, porque es mi cumpleaños. Sin embargo, ya cuando uno llega a cierta edad, lo celebra de otra manera, no tiene la expectativa de cuando era un niño. Cumpliré 41, y asumo el paso de los años con naturalidad, cuando cumplí 40 me empecé a hacer preguntas sin sentido, indagando en qué había hecho de mi vida durante todos esos años, en todo lo que no había podido concretar. Si no lo hice es porque no pude o no quise, no hay mucha vuelta para darle al asunto. Otro aniversario importante es el de este blog que ustedes están leyendo. El 30 de junio se cumplirán 15 años desde la primera publicación. Los primeros textos me avergüenzan un poco, ya que quizás eran demasiado frívolos o autorreferenciales, pero ese era yo en ese momento. Tenía menos preocupaciones y responsabilidades. Por eso insisto, que es natural que uno piense distinto, empiece a darle valor a otras cosas, a tener las antenas bien puestas para "diagnosticar" lo que va pasando en la sociedad. Es por ello que me da la impresión de que transcurrió más tiempo entre 2005 y 2020, pero aquellas notas siguen en el archivo, pude haber aggiornado algunas pero la mayoría se mantienen tal cual como las escribí en esa burbuja temporal. Casualmente, 2005 fue el año previo a que comenzara mi primer diario digital, que se llamó simplemente "Lobos Digital". Desde 2017, ese proyecto original mutó a "Lobos 24", que es el medio de información que ustedes conocen y leen en la actualidad. 

Suele decirse que la realidad supera a la ficción, y probablemente sea cierto. El Presidente anunciará dos semanas más de cuarentena, pero lo que desvela al mandatario es el área metropolitana (AMBA). La mayoría de los municipios vecinos a Lobos están "blindados", es casi imposible que permitan el ingreso a un foráneo. Nunca vi con agrado esa medida, que si bien apuesta a reforzar los controles, tiene una lógica bastante extraña que presupone que los que traen "la peste" vienen de afuera. De más está decir que no siempre es así. Antes nos despedíamos de nuestros amigos y prometíamos reencontrarnos "cuando todo esto pase". Ahora, que el "cuándo" es un interrogante, resulta difícil analizar cómo seguirá la vida cotidiana de cada uno. Lobos tuvo tres nuevos casos positivos, que generaron alarma y preocupación. Por suerte, parece que ninguno de los contagiados corre riesgo de vida. Es muy bueno que haya psicólogos comprometidos con esta realidad para brinda una red de contención en momentos que nuestra estabilidad emocional se ve amenazada. Por supuesto que un llamado telefónico no es lo mismo que una consulta presencial, pero es lo que hay disponible en este momento.

Cuando la cuarentena se termine (si es que no la vuelven a extender), llevaremos más de 90 días de aislamiento. Más que en la provincia china de Wuhan, donde se inoculó el virus. Las comparaciones, se sabe, son odiosas. Pero sirven para analizar la realidad en base a casos similares. No habrá una vacuna para el virus en un corto plazo, y la teorías conspirativas sostienen que será un gran negocio para los laboratorios farmacéuticos. Cuando yo me referí en una nota anterior al "Nuevo Orden Mundial", no estaba hablando de logias o masonería, sino de una nueva forma de concebir una pandemia global que no existió nunca en la historia. Brasil y EE UU siguen como si nada hubiera sucedido y las gente muere como moscas. Otra vez la ya remanida cuestión "economía vs. salud".Es natural que si la gente no trabaja para proteger su salud haya menor producción industrial, pero a algunos mandatarios eso no les importa demasiado, por eso prefieren que se incrementen los contagios a cualquier riesgo. 

El mes pasado escribí muchísimo por este blog, pero sentí que me reiteraba en algunas cuestiones, y que involuntariamente me contradecía en otras. No lo veo como un defecto, porque nuestro pensamiento es como un péndulo y reacciona ante un estímulo o un disparador. Lo tomo como un signo de los tiempos, porque yo una vez que publico una nota rara vez la vuelvo a leer, a menos que haya cometido algún furcio que sea necesario corregir. Creo que este blog recién encontró una forma definida allá por 2009/2010, no antes. Pero reitero que todo quien lo desee puede leer mis viejas publicaciones, está ahí, son parte de mi historia. Les agradezco a todos los que me brindaron su apoyo y sus consejos, ya que ese espacio seguirá hasta que me canse y tire la toalla. Punto final. 

El culto a la haraganería es el éxito del celular

  Los recuerdos de la infancia son los mejores. No digo que toda la etapa de la Secundaria carezca de momentos buenos, pero eso es otra hist...