28 de junio de 2014

24 horas, 24 noches

Sábado por la tarde. Un día soleado, con temperaturas agradables, que invita a caminar y a recorrer las desgastadas calles de la "aldea". El jueves último, tuvo lugar en la Sala de Presidencia del HCD una interpelación al Comisario Capdevilla y al Secretario de Gobierno, Gustavo Cavaleri, por los hechos de inseguridad que son de público conocimiento. Supuestamente iba a ser una reunión secreta, pero... varios medios radiales de nuestra ciudad dieron cuenta de la especie en horas tempranas de la mañana, y luego un concejal me llamó para avisarme de esta citación. "Patricio, si querés publicalo, hacelo, porque escuché en la radio XXX que ya lo hicieron público". Así fue como tomé conocimiento, y con un fotógrafo de El Cuarto Poder fuimos al Concejo. No estaba permitido el ingreso a la prensa. Había dos caminos: irse a descansar o montar "guardia periodística". Elegí este último. Desde las 20 hs. (cuando ingresó raudamente el Jefe Policial) hasta las 22.10, cuando salió de la oficina junto con los ediles, me quedé esperando, con hambre y frío, pero quería la foto. Quería que me dijeran el motivo de la convocatoria. Pero la paciencia tiene su premio: ya bastante cansado, salió Capdevila y los señores concejales, y saqué las fotos en exclusiva. Salieron borrosas, poco nítidas, pero lo importante era capturar el momento. Sentí que lo había logrado. Llegué a mi casa, cené apurado (casi podría decirse que devoré los alimentos), y me puse a redactar la nota. Terminé a la medianoche del viernes. Estaba molido, pero con la íntima satsifacción de haber hecho un buen trabajo, modestia aparte. Quizás a muchos les resulte una boludez lo que estoy exponiendo, pero para mí significó tomar plena conciencia de que soy periodista las 24 horas. Punto final.

El culto a la haraganería es el éxito del celular

  Los recuerdos de la infancia son los mejores. No digo que toda la etapa de la Secundaria carezca de momentos buenos, pero eso es otra hist...