24 de agosto de 2014

Los archivos te condenan

Domingo por la tarde en la ciudad. Hora de la siesta. Segundo día (NO consecutivo) sin fumar. Tengo una ansiedad terrible, de manera que voy a comprar chicles, caramelos, o lo que sea. En fin, todo esto no viene al caso, porque dudo que pueda mantener por mucho tiempo la abstinencia al maldito cigarrillo (ojalá me equivoque). 
Creo que unos de los "méritos" del kirchnerismo es que la gente esté más atenta a lo que ve o lee en los medios. Vale decir, a aprender a leer entre líneas. Pero hace un tiempo hablaba con un pseudo-intelectual, y me preguntó qué diarios leía. Le dije que leía Clarín. "Ah, entonces puedo saber cómo pensás", acotó el imbécil. No es así como funciona, hermano. Primero, yo tengo todo el derecho a leer o ver lo que se me dá la gana. Y en segundo lugar, yo soy periodista y me doy cuenta si una nota es tendenciosa o no, si hace "lobby" para un determinado partido político, etc. Compro Clarín porque es el diario más completo en cuanto a cantidad de páginas, suplementos, y otras cosas. En el caso de Página/12, además de que es abiertamente oficialista, trae muy pocas páginas, y vale lo mismo que el resto de los diarios. Al Gordo Lanata lo castigan por haberse "dado vuelta" y trabajar para el Grupo Clarín. Sin embargo, Orlando Barone, ferviente oficialista y panelista de "6, 7, 8", escribió en La Nación y Clarín, medios a los que ahora demoniza. Tengo en mis manos una nota de Barone, en el suplemento de Cultura de La Nación. También supo escribir para la Revista First en los '90, que era carísima (9 pesos/dólares) y se vendía a los socios de la tarjeta de crédito Diners. Por eso adhiero a esa frase de que nadie resiste un archivo. Tu pasado te condena. Ahora bien, si vos aceptás las cagadas que hiciste, y te hacés cargo, por lo menos vas a salvar un poco tu honestidad profesional. 


Jorge Fontevecchia, en su editorial del diario Perfil, el día después de la muerte de Néstor Kirchner, sostuvo que el kirchnerismo "había ganado la batalla cultural". Ahora que lo pienso bien, y mirando desde 2011 a esta parte, creo que tuvo razón. Punto final.

El culto a la haraganería es el éxito del celular

  Los recuerdos de la infancia son los mejores. No digo que toda la etapa de la Secundaria carezca de momentos buenos, pero eso es otra hist...