12 de agosto de 2014

"Rollingtrucha"

La edición argentina de la revista Rolling Stone, supo tener un nivel de calidad excepcional en todos los sentidos: calidad del papel, selección de notas y críticas de discos que eran públicadas casi simultáneamente con la edición USA...pero desde aquel lejano 1998, varias cosas cambiaron. Diría que hasta 2001-2003 aún era grato adquirir un ejemplar, pero luego contrataron a inútiles que ni siquiera saben cómo traducir una nota correctamente. El papel es de "cuarta", cada dos páginas te encontrás con una publicidad (de cigarrillos o cerveza), y el valor de la revista (hasta donde yo sé) es de $ 27. Una locura, y una estafa. Hay cosas que no se entienden: ¿Cómo puede ser que músicos mediocres hayan sido tapa de la revista? Por ejemplo, Ciro (ex "Los Piojos"), Calamaro, grupos como Kiss, y los propios Rolling Stones aparecen cada dos o tres números. O Omar Chabán, que si bien estuvo vinculado al rock desde los '80, hoy es un delincuente que está preso y que no tiene ninguna autoridad moral para hablar, después de algo aberrante como fue Tragedia de Cromanón. Cuando Charly (García) estaba en su peor etapa, lo bardeaban alevosamente y con mala fe. Cuando se recuperó, pusieron una foto en la tapa RECONTRA PHOTOSHOPEADA y publicaron un supuesto reportaje, siendo que Charly aún no estaba en condiciones de expresarse de un modo fluido y coherente. Seguramente la escribió su manager, y -en el mejor de los casos-, Charly la leyó y le hizo algunos retoques. 
Felizmente, hace unos años salió otra revista similar pero mucho mejor, como Billboard, que sin bien también es cara, hace periodismo de verdad. Punto final!

Cuando lo insólito se vuelve costumbre

  Tenía la intención de escribir una nueva nota antes de que finalizara febrero, pero no fue posible. Simplemente no encontraba los horarios...