2 de agosto de 2014

Primer post de agosto....

Sábado con llovizna y mucha humedad en la ciudad. Lo que se dice, un día asqueroso para salir a dar un paseo. En fin, estuve escuchando el último disco de Fito Páez, que descargué por Internet. El álbum se llama "Yo te amo", título que me resultó poco creativo y con una carencia total de criterio. No obstante, siempre es injusto juzgar a un disco sólo por el título, de modo que me puse a escuchar. La letras parecen escritas por un chico de 15 años (o menos). No hay metáforas, no hay juegos de palabras, no hay poesía, no hay nada. Pueden rescatarse un par de temas, pero no es suficiente como para que alguien se tome la molestia en desmbolsar su dinero en comprar este disco. Para mí, el último disco bueno que hizo Páez fue "Abre" (de  1999), y luego entró en una franca decadencia, con algunos chispazos de talento como "Naturaleza Sangre" (2003). 

Fito Páez no está dentro de mis artistas favoritos. Pero sí debo reconocer que los discos que editó entre mediados de los '80 y principios de los '90 son notables. Siempre fue la sombra de Charly García, de hecho fue el propio Charly quien lo convocó para integrar su nueva banda allá por 1984. Eso, en sí mismo, no quiere decir que sea mal músico. Pero tampoco es del todo cierto esa gansada que se repite con frecuencia, y que dice que "el alumno supera al maestro". El capo es Charly, lo otros vienen detrás. Y aunque el "señor Say No More" ya no esté en condiciones de componer o ni siquiera cantar, con todo lo que hizo en 30 años alcanza para pasarles el trapo a los que vinieron y los que están por venir. Punto final.

Debut 2024

Hoy retomé la nueva temporada del programa de TV: Quién iba a decir que llegaría a tener 5 años de continuidad entrevistando a vecinos de Lo...