31 de julio de 2014

"Don Julio" (parte 2)

"De la AFA me van a sacar con las patas para adelante", se jactaba Grondona. Y, en efecto, así fue, aunque hubo que esperar 35 años para que sucediera. Julio Grondona es responsable (directo o indirecto), de la reventa de entradas, de los cientos de hinchas muertos en medio de los enfrentamientos entre barras, de la corrupción en el manejo de los fondos, y de tantas cosas más que sería largo enumerar. Pero también hay que decir, que cuando se realizaba una asamblea, con "Don Julio" y los presidentes de los distintos clubes, todos cerraban el culo aunque por lo bajo se resignaban a esa conducción verticalista. Grondona concibió al fútbol como un negocio, incluso desde antes de asumir en la AFA en 1979. Los jugadores "le chupaban un huevo", lo importante para él era "hacer caja" y distribuirla generosamente entre los clubes amigos. Quedará para la historia como la peor lacra del fútbol argentino, que tuvo la sagacidad para escalar rápidamente en las esferas del poder y asegurarse una fluida comunicación con Presidentes y Ministros. 

No se puede culpar únicamente a Grondona por la violencia en el fútbol doméstico. Hay connivencia con los clubes, y se ha hablado tanto del tema que ya resulta tedioso abordarlo nuevamente. Pero el sucesor de "Don Julio" (que seguramente será elegido a dedo), deberá hacerse cargo de estos frentes de tormenta. A ver si de una vez por todas, la AFA deja de ser una cueva de corruptos para convertirse en una institución que privilegia la práctica del fútbol por sobre todas las cosas. Punto final. 

El culto a la haraganería es el éxito del celular

  Los recuerdos de la infancia son los mejores. No digo que toda la etapa de la Secundaria carezca de momentos buenos, pero eso es otra hist...