13 de enero de 2020

Postales del verano 2020

Lunes por la mañana en la ciudad. Mientras me cebo unos mates, voy preparando el trabajo para el resto de la semana. Estamos a punto de terminar la primera quincena de enero, que quizás nos deje sabor a poco. No obstante, hay que entender que este período tuvo escasa actividad, propia de los meses de verano, y el mayor movimiento recién comienza en marzo. Escribir aquí, en este blog, es algo que no voy a cambiar. A veces podrá ser más esporádicamente, pero siempre he querido transmitir mis impresiones sobre distintos acontecimientos de la realidad. 

En este caso, nos encontramos a poco más de un mes de la llegada al poder de Fernández y de este kirchnerismo reciclado, o "neokirchnerismo". Cepo al dólar, impuestos por doquier, dos bonos a los jubilados que ganan la mínima, y luego el Ejecutivo decidirá si otorga algún aumento. Bajaron las tasas de interés, ya no es negocio tener un plazo fijo. Aunque si querés comprar algo en 12 cuotas, el precio total financiado puede superar el 100 % del valor al contado y en efectivo. Dicen que los billetes dejarán de tener imágenes de animales autóctonos y que volverán los próceres, como si eso fuera lo más importante. Lo principal es que la plata tenga valor, es decir que no se deprecie ante otras monedas. Como siempre, la farándula y la tilinguería argentina va a Punta del Este a hacer acto de presencia, pues para ellos el dólar no es un problema y eligen mostrarse sin prurito alguno. Los laburantes, si juntamos unos pesos, nos podemos ir a Mar del Plata tres o cinco días, con suerte. Por supuesto, la dirigencia K no se mostrará en la costa uruguaya como en los tiempos de Menem, porque supuestamente estamos en un estado de emergencia. Sí lo hacen los actores, actrices, medíaticos, y prostitutas VIP. 


De a poco voy acostumbrándome a este nuevo ciclo. Mucha gente que conozco tiene grandes expectativas para este año...  Sin embargo, tTodo lleva su tiempo, requiere un proceso, vamos pendulando al compás de lo que sucede a nuestro alrededor. No somos dueños de vivir como quisiéramos, quizás porque todos tenemos carencias, ya sea afectivas o materiales. En realidad, vivimos lo mejor que podemos, estamos acá, en un "jardín de gente", donde cada uno busca la manera de sentirse lo mejor posible. Yo encuentro felicidad en cosas que tal vez otra persona ni siquiera tenga en cuenta, y esa diferencia es la que hace que podamos sentirnos plenos. Básicamente, compartir el camino que vamos recorriendo en estos 12 capítulos, algunos de los cuales pondrán a prueba nuestra paciencia y tolerancia a la adversidad.

Hoy no tengo ganas de quejarme (sólo por hoy, aclaro). Creo que la vida ha sido demasiado generosa conmigo, tengo padres que me quieren, no paso hambre ni frío, y me gusta recibir la visita de amigos para compartir unos mates o un café. El secreto está en buscar un equilibrio, no dejarse llevar por los impulsos, por esas emociones que a veces nos hacer provocar daño a los demás. Desde luego, no es sencillo, a mí mismo me cuesta dominar mis impulsos, pero si no fuera así la sociedad sería un caos. Se los dejo para que lo piensen. Punto final.

Cuando lo insólito se vuelve costumbre

  Tenía la intención de escribir una nueva nota antes de que finalizara febrero, pero no fue posible. Simplemente no encontraba los horarios...