25 de mayo de 2014

Ellos tienen el 4 de Julio, nosotros el 25 de Mayo


Domingo por la noche en la ciudad. Celebramos hoy, 25 de Mayo, el comienzo de nuestra historia como Nación, la cual se vio convulsionada durante los dos siglos que le sucedieron. Del siglo XX, recuerdo algunas conquistas sociales: el Voto Femenino,  la Ley de Divorcio, el Matrimonio Igualitario, el Estatuto de Peones Rurales, y tantas otras que en este momento. Por no hablar de la Constitución Nacional, la Ley de Leyes, que garantiza el derecho a la educación ("enseñar y aprender"), la libertad de cultos, la libertad de expresión, y aquella frase tan ambigua: "nadie puede ser obligado a hacer lo que la ley no manda ni privado de lo que ella no prohíbe". Es decir, si algo no es ilegal, no te hagas problema que no vas a ir en cana por ello. No quiero indagar demasiado con los Presidentes que hemos tenido, en principio porque no es el ánimo de este post agitar aguas al pedo, y porque además conozco mis limitaciones. Cuando estudiábamos Historia en el Secundario, llegábamos hasta Perón (o un poco antes) y ahí terminaba todo, como si nada hubiera sucedido después. Recién ahora los chicos tienen una noción de los que significan los Derechos Humanos, más allá del modo en que los textos o los docentes lo enseñen.

Siempre desconfié del historiador Felipe Pigna: no es ningún gil, pero escribe libros como "la máquina de hacer chorizos" (uno o dos por año). ¿Tendrá un "ghost writer"? Nunca lo sabremos, lo cierto es que este señor ha logrado trascender los ámbitos meramente académicos para acercar un poco la cultura al resto de la gente, lo cual no está mal. Punto final. 

Cuando lo insólito se vuelve costumbre

  Tenía la intención de escribir una nueva nota antes de que finalizara febrero, pero no fue posible. Simplemente no encontraba los horarios...