7 de enero de 2019

A no bajar los brazos!!!

A esta altura de mi vida no me voy a dejar ganar por el desánimo. Por supuesto, no todos los días son iguales y me parece que a veces somos como una "esponja", absorbemos toda la mierda de la sociedad. Pero tengo una familia, tengo amigos, gente en la cual puedo confiar plenamente, y todo ello vale más que cualquier momento de zozobra. Hace rato que, sin darnos cuenta, nos estamos enfermando por no saber "bajar un cambio", nos ser consciente de que si te dejás llevar por la marea, te arrastra el mar. Hay muchas cosas que me disgustan y con las cuales debo convivir, porque la gente se ha vuelto irrespetuosa y maleducada, y ante ello uno debe mantener la calma, y no seguir con la escalada de violencia. Como suele decirse, a menudo el árbol te impide ver el bosque. Sin embargo, puedo afirmar que tengo muchos motivos para sentirme satisfecho, tranquilo, en paz conmigo mismo. Y las relaciones interpersonales surgen mate de por medio, con un café, compartiendo una cerveza. La clave es forjar una suerte de "coraza" para que estés blindado y sólo tengan lugar en tu vida las personas que te quieren de verdad. Abrir tus sentimientos a gente que los pueda comprender y que tenga la capacidad de escuchar, la cual se ha perdido últimamente. 

Desde que comencé a tener que ganarme mi propia plata supe que la vida no es fácil, pero vale la pena luchar y pelearla, aprender que no vas a tener todo servido, que hay que caminar la calle todos los días con el mejor semblante posible para hacerle frente a todo lo bueno y lo malo que te pueda suceder en cada jornada. La mayoría de la gente no tiene la culpa de tus problemas, de manera que no está bien hacer catarsis con ellos. Para eso existe la psicología y la terapia, en caso de ser necesario.

Y es así como salís del ocio, de la pereza y la haraganería, porque te obligás a buscar nuevas oportunidades. Nuevas formar de pensar la realidad, de captar el pulso de la sociedad, y de hacerte más fuerte ante la adversidad. A no bajar los brazos, que el año recién empieza!!! Punto final.

El culto a la haraganería es el éxito del celular

  Los recuerdos de la infancia son los mejores. No digo que toda la etapa de la Secundaria carezca de momentos buenos, pero eso es otra hist...