27 de noviembre de 2016

Una hazaña histórica en Croacia



Histórico, sublime, inconmensurable. No alcanzan los adjetivos. Estoy en mi casa, a miles de kilómetros de Croacia, viendo el momento decisivo por la televisión, y tengo la misma adrenalina que los afortunados que pudieron viajar a presenciar este hito del deporte. No, no es fútbol. Es tenis. Argentina, por primera vez, es Campeón Mundial. Por primera vez, ganó la Copa Davis, y el equipo conmovió hasta las fibras más íntimas por su entrega y sacrificio. Hasta ayer, parecía todo perdido, muy cuesta arriba de remontar. Pero Argentina ganó los dos partidos decisivos de singles y se llevó la "Ensaladera de Plata", como se la conoce en la jerga, el trofeo más importante del tenis mundial. Juan Martín Del Potro primero, y Federico Delbonis después, vencieron en singles a los croatas y todo fue celeste y blanco en Zagreb, la capital de aquel país que nos suena tan lejano, aquel país que alguna vez se llamó Yugoslavia. "Delpo" dio vuelta un partido increíble y le hizo morder el polvo a Marin Cilic, número 6 del ranking mundial. Y luego Fede Delbonis dio por concluido el pleito al derrotar en tres sets a Ivo Karlovic. 

El tenis hace rato que dejó de ser un deporte elitista, o al cual los argentinos permanecemos ajenos. No es para cualquiera, por supuesto, ya que convertirse en profesional exige competir en los circuitos internacionales, viajar mucho, sumar puntos en el ranking de la ATP, y lo más importante: un buen "coach" (entrenador), que trabaje no sólo en lo físico sino en lo psicológico. Esa generación de jugadores dio cátedra mucho antes de consagrarse campeona. Pero faltaba ese trofeo, ese cetro que parecía esquivo, imposible, distante. Argentina ya había perdido 4 finales de la Copa Davis, y como suele decirse, "de los segundos no se acuerda nadie". Había que ganar o ganar. Y no fue una parada cómoda, sentir la presión de un estadio lleno, en embullición, con Maradona alentando como si estuviera viendo un partido de la Selección. Otro mito derribado: el Diez dejó de ser "mufa", al menos hoy. Asistió a todos los partidos de la Davis y el resultado fue el que todos soñábamos. Dejamos atrás la generación dorada del básquet, la que derrotó a Estados Unidos y nos dio el Oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004. Hoy, el protagonista es el tenis. Al gran tenis argentino, salud! Punto final.

Debut 2024

Hoy retomé la nueva temporada del programa de TV: Quién iba a decir que llegaría a tener 5 años de continuidad entrevistando a vecinos de Lo...