6 de septiembre de 2019

Fin de semana para sacar el pie del acelerador

Viernes al fin! Y uno ya se pone a armar la agenda para el fin de semana... La verdad es que Lobos siempre tiene eventos culturales o deportivos para cubrir, pero no se puede estar en dos lugares a la vez, por lo cual a menudo hay que elegir lo que se considera de mayor relevancia o interés público. Cuando tenés un medio de comunicación, hay que cubrir un amplio espectro, porque los intereses de los lectores no son siempre los mismos. Pero como ya hay medios dedicados sólo al deporte, no escribo demasiadas notas al respecto. Yo estoy convencido de que el periodismo debe cumplir además una función social, de cara a la comunidad, y si ella nos necesita, no podemos permanecer ajenos. Es notable el hecho de que cuando un vecino sufrió un accidente o requiere de una cirugía compleja, enseguida se organizan festivales para recaudar fondos, en clubes o donde fuere. Y eso habla del deseo por participar e involucrarse, de no dejar sola a una familia que está padeciendo ese trance.

Mientras tanto, vivimos "al día", con una estabilidad del dólar totalmente ficticia, y el país atado con alfileres para llegar como se pueda a diciembre. El nuevo ministro Lacunza demostró ser más efectivo y expeditivo que su antecesor, a pesar de que implementa medidas a corto plazo que no son más que un paliativo hasta las elecciones. No creo que se pueda "dar vuelta" el resultado de las PASO como algunos ansían, hay mucha desilusión y frustración en la sociedad como para que este gobierno tenga otra oportunidad. Además, ya demostró su inoperancia respecto a la inflación, el tipo de cambios, y el endeudamiento externo. No es que la gente confíe en Fernández, sino que es el mal menor ante una situación que parece no tener salida. Tampoco es momento para hacer grandes inversiones dentro de la economía doméstica, primero porque no hay guita, y segundo porque cualquier plan de financiación tiene una tasa de interés altísima. Si comprás un electrodoméstico en cuotas, terminás pagando casi el doble del precio de contado. Pero bueno, subir la tasa es una de las formas que los "genios" del gobierno adoptaron para seducir a la gente a poner plata en plazo fijo en lugar de comprar dólares. Estrategia que no ha funcionado de la forma esperada, porque si así fuera estaríamos como en los últimos años de Alfonsín, que hacías un plazo fijo y con el interés que te daba al cabo de 90 días, realmente rendía bastante. Mientras no haya circulante en la calle y la gente no tenga guita para gastar, el consumo no se reactivará, por más promociones que haya. Es algo tan simple que hasta un niño lo podría entender. Como reza el dicho, por ahora hay que desensillar hasta que aclare, en estos días previos a una primavera agitada. Punto final.

El culto a la haraganería es el éxito del celular

  Los recuerdos de la infancia son los mejores. No digo que toda la etapa de la Secundaria carezca de momentos buenos, pero eso es otra hist...