15 de septiembre de 2015

Lo efímero de la tecnología

Noche de martes en la ciudad. Dudé antes de emprender la tarea de escribir algo, pero siempre surgen cosas para contar y reflexionar. A veces uno pone una palabra cualquiera en Google, y aparecen los resultados más inesperados. O busca en las imágenes, por ejemplo escribiendo la palabra "escuela", y aparecen fotos que no tienen nada que ver. Google nos cambió la vida y dejó atrás los buscadores como Altavista o el propio Yahoo, que son una mierda. Ni siquiera Microsoft, con su buscador Bing, pudo hacerle algo de sombra. En cuanto a los navegadores, cada uno tiene su preferido, el Chrome (de Google) va ganando muchos adeptos, pero en lo personal desde que hace varios años me recomendaron el Mozilla Firefox, no lo dejé de usar nunca. El "ancho de banda" del que dispongo no es gran cosa, y me jode bastante, sobre todo, que se corten los videos de Youtube. Entonces no queda otra que darle pausa con un clic del mouse y esperar que el video se descargue por completo. 

Por lo pronto, como mencioné en un post anterior, mi notebook se encuentra con "pronóstico reservado": la compactera no funciona, y dudo que vuelva a hacerlo a menos que dé con la persona idónea para resolverme el problema. Hay tantos técnicos en Lobos, y tantos que cobran tarifas disparatadas, que uno no sabe a quién recurrir. En fin, no deja de ser un mal menor, al menos por ahora. Sólo lamento muchísimo toda la música que tenía en MP3 y que perdí por un problema con el Itunes. Pero no es nada que no pueda resolverse. Como podrán ver, me siento optimista, al menos por un día. Punto final.

Debut 2024

Hoy retomé la nueva temporada del programa de TV: Quién iba a decir que llegaría a tener 5 años de continuidad entrevistando a vecinos de Lo...