27 de junio de 2013

El árbol y el bosque catódico

Me decidí a escribir un nuevo post en el blog, luego de algunos días de ausencia. Parece ser que hasta los programas de chimentos (con Infama como nave insignia) se "judicializaron" y han tomado como tema casi excluyente el crimen de Angeles Rawson. Convocan a psiquiatras, médicos forenses, para que den su opinión. Tipos que probablemente nunca imaginaron que iban a salir en la tele. El caso de Angeles está causando una gran conmoción social, pero mi temor es que transcurrido cierto tiempo se deje de hablar del asunto, como sucedió con Nora Dalmasso, por citar un ejemplo. Muchas veces una noticia tapa a la otra, ya sea porque es más impactante, o porque existen determinados intereses que la mayoría de nosotros desconocemos. Tenemos las elecciones primarias encima, el proyecto de Reforma Judicial impulsado por el Gobierno, muchas cuestiones que nadie parece estar interesado en debatir. Por eso sigo sosteniendo que el nivel de los noticieros argentinos deja mucho que desear, si entendemos que un programa informativo debe ser de amplio espectro, como las secciones que conforman un diario impreso. Abundan los programas de boludeces en la tele. En particular me llama la atención los de bajo presupuesto como los de cocina, donde resulta evidente que gastan dos mangos de producción. Lo lamentable del caso es que de ninguna manera se promueve la cultura, quizás porque "no vende" o no "mide" suficientes puntos de rating. Todos deseamos que el crimen de Angeles se esclarezca lo antes posible, pero no dejemos que el árbol nos tape el bosque. Punto final.

Debut 2024

Hoy retomé la nueva temporada del programa de TV: Quién iba a decir que llegaría a tener 5 años de continuidad entrevistando a vecinos de Lo...