10 de diciembre de 2022

Grieta game over

 Viernes 9. (Nota escrita ese día pero publicada hoy, sábado, por el corte de luz)¿Quién iba a imaginar que 11 tipos corriendo la cancha como podían, vistiendo la camiseta argentina, iban a lograr, aunque más no sea por dos horas, cerrar la puta grieta de un país que atraviesa problemas gravísimos? ¿Quién iba a pensar que iban a ser protagonistas de un partido memorable, sea lo que fuere que ocurra después? Con tormenta, con lluvia, con cortes de luz, con miles de quilombos, tan pronto como el árbitro español selló el final del encuentro, el país estalló en júbilo. El mismo país que estuvo "parado" durante 120 minutos de agónica definición. Los penales decisivos nos pusieron al borde del fracaso o de la gloria, y afortunadamente el resultado fue esto último.

 Es el Mundial más extraño e insólito de la historia, lo dijimos antes, pero que puede consagrar Campeón a una Selección que todavía no termina de digerir la ausencia de Maradona, su constante presencia en las gradas incluso cuando ya se había retirado como jugador. La alegría no es sólo brasilera, cantó alguna vez Charly García. "Primero hay que saber sufrir", reza el célebre tango. Todo eso pasó, a más de 10.000 km. de la Argentina. El Dibu Martínez se vistió de héroe, a imagen y semejanza de Sergio Goycochea en 1990. Y ya tenemos asegurado el ticket a la semifinal. Ojalá logremos sortear con éxito la próxima instancia, y disputemos la final con Inglaterra. Y podamos pisotearlos y humillarlos en la cancha (obviamente puede que sean ellos quienes lo hagan, está dentro de las posibilidades). Pero no es momento de trazar planteos hipotéticos. Es momento de disfrutar de un plantel que no se luce durante buena parte de los partidos, pero que tiene destellos de talento. La jornada futbolera comenzó con la eliminación de Brasil, nuestro eterno rival. Y vale confesar que nos puso contentos que los brazucas se fueran de regreso con las manos vacías. Claro que lo mismo podía haber con el seleccionado, de manera que el knock out a Brasil no hubiera tenido impacto alguno si a nosotros nos terminara sucediendo lo mismo. Así funciona. No hay demagogia. El que piense lo contrario, que se vaya a dormir.

Esos once tipos, por momentos tiran pelotazos que no van a ningún lado, y el balón viaja de un territorio a otro como si se tratara de una pelotita de ping pong. Los laterales repiten hasta el hartazgo la fórmula de proyectarse sobre el área chica del adversario, y tirar un pase hacia un volante central que ande dando vueltas por ahí. A veces, aquellos antiguos wings, que juegan de 7 o de 11, intentan hacer una diagonal o patear hacia la red pese a que no les da el ángulo porque  los defensores del otro equipo no son boludos y se multiplican como un campo minado. Tampoco juegan al contragolpe. Rara vez se lanzan con decisión hacia el ataque aprovechando que los holandeses o polacos bajaron la guardia. Cuesta recordar que Holanda se llama ahora Países Bajos, pero así son las cosas. 

 Pero el equipo compensa sus puntos flojos con una buena dosis de templanza. Y gana "a lo Boca", con huevos, no con un jogo bonito. Plantel de la vieja escuela bilardista, que busca ganar como sea, más aún cuando el hecho de perder implica automáticamente el fin de la ilusión. Y había que sacar de algún lado, tanta bronca contenida, tantas provocaciones o incluso pronósticos de mesa de café que no se ajustaron a la realidad. A título personal, sigo pensando que el equipo no juega bien en muchos pasajes de cada partido, pero eso reavivaría la eterna discusión entre jugar bien y perder,  y ganar como sea. Porque lo que vale, sin darle mucha vuelta al asunto, es lo que refleja el marcador al final del match. No suelo postear sobre fútbol, pero soy humano también. Nos estamos viendo pronto. Punto final. 

Actualización: Inglaterra perdió con Francia y quedó afuera. Por ende, no habrá revancha contra ellos. 

No hay comentarios.:

Cuando lo insólito se vuelve costumbre

  Tenía la intención de escribir una nueva nota antes de que finalizara febrero, pero no fue posible. Simplemente no encontraba los horarios...