17 de julio de 2015

Enfermo y con ganas de dormir

Viernes con frío, y yo "hecho mierda". Si bien no hay un diagnóstico oficial así que lo indique (porque no fui al médico), todo me hace suponer que estoy padeciendo un nuevo cuadro de bronquitis, como me sucedió el año pasado. Lo positivo de aquella vez, es que logré dejar de fumar por bastante tiempo, hasta que como un gil volví a agarrar el vicio. Creo que anoche fue el detonante, porque salí de mi casa rápido a hacer unos mandados, iba muy abrigado, empecé a transpirar, y ese sudor frío me mató. Es la primera vez en el año que se podría decir que estoy enfermo. A tomar antibióticos nomás, y a bancarse lo que venga. Hoy solamente salí para cumplir con mi trabajo y para ir a la farmacia. No hubo demasiada diversión, ni la habrá, mientras esto siga así. Por suerte, la agenda para este fin de semana no viene muy cargada, de manera que podré tomarme un tiempo para hacer reposo. 

Ayer vino el Ministro de Planificación, Julio De Vido, y junto con dos colegas, desde las 13:30 hs, hicimos "guardia periodística" en el Aero Club esperando que llegara. Llegamos antes que todos, pero ésto último no es para  vanagloriarse, dado que nos "clavamos" hasta las cuatro de la tarde, cuando aterrizó el vuelo charter que traía al funcionario desde Bolívar. Custodios, Bomberos, Policía, gente de Ceremonial y Protocolo, todo para un sólo tipo. Eso es tener poder, no? Realmente me llamó la atención, porque nunca había presenciado cómo es el operativo para garantizar la seguridad de un Ministro o de un funcionario de alto rango. Como es sabido, con el tema de la obra pública, De Vido es quien maneja "la caja" de los Municipios, y así se organizan las reuniones y los asados con los Intendentes para asegurarse que la tropa esté disciplinada. Me acerqué al Ministro, lo saludé, y sonreímos para una foto. Todos quienes me conocen saben que no soy K, pero no pude resistir a la tentación de tener una foto con alguien "importante". En fin, confío que mañana será un día más provechoso y que pueda recuperar mi salud. Prefiero gastar plata en cualquier cosa que me guste, antes que hacerlo en remedios. Punto final.

Cuando lo insólito se vuelve costumbre

  Tenía la intención de escribir una nueva nota antes de que finalizara febrero, pero no fue posible. Simplemente no encontraba los horarios...