21 de enero de 2016

Despertar después del vendaval


Jueves por la noche en la ciudad. Cada vez que me siento frente a la pantalla, me libero de las tensiones del día y dejo que fluya mi pensamiento, siempre procurando que ello se encauce en un texto coherente y fácil de leer. Me gusta escribir "a la deriva", me refiero a que entro a mi blog sin ningún plan y siempre surge un tema que merece mi atención. 

Me parece un excelente ejemplo de convivencia política que el Presidente Macri haya invitado a quien fuera su ocasional adversario, Sergio Massa, al Foro Económico de Davos. El Frente Renovador está colaborando con este Gobierno, no ha puesto palos en la rueda, contribuyó muchísimo con Vidal para que se pudiera aprobar el Presupuesto en la Provincia... y siempre vi con buenos ojos a Massa, porque no es torpe ni pusilánime, no es arrogante, le ganó las elecciones legislativas de 2013 a los K, y podría seguir enumerando. Aclaración: ello no me convierte en "massista". Simplemente digo que el tipo me dio la impresión de ser capaz e inteligente, y si no fuera porque la pifió bastante en la campaña, podría haber sido el nuevo Presidente. Me pregunto si el kirchnerismo está en vías de extinción, como sostienen algunos analistas políticos. Creo que mientras conserve una fuerza de choque como La Cámpora, y legisladores sumisos como "El Cuervo" Larroque y José Ottavis, este movimiento "nacional y popular" que se afianzó a partir de 2003 gozará de buena salud, mal que nos pese. Si Macri logra mantener una buena imagen pública, si se muestra como un tipo creíble, si logra resolver el problema de la inflación, ¿quién te dice que sea nuevamente candidato en 2019? Por supuesto, de acá a 3 años pueden pasar miles de cosas, pero conociendo la ambición por el poder que tienen los políticos, no vería descabellado que el niño Mauricio se postulara para un nuevo mandato. Insisto, es prematuro, pero como dije en otra oportunidad, Macri no es De la Rúa. No es un sujeto autista, abúlico, que se deja llevar por las narices. Que se restablezcan relaciones con los fondos buitre o con el FMI no necesariamente significa ser un traidor a la Patria, y eso es lo que los K no entienden. Desde luego, cualquier economista de manual sabe que hay que endeudarse lo menos posible, pero una cosa es eso, y otra es romper lanzas porque sí como si fuera un berrinche con un organismo internacional que fue demonizado durante los últimos doce años. Esa es mi humilde opinión. Punto final.

Debut 2024

Hoy retomé la nueva temporada del programa de TV: Quién iba a decir que llegaría a tener 5 años de continuidad entrevistando a vecinos de Lo...