25 de marzo de 2018

Piensan más en la reelección que en los problemas cotidianos



Luchar por defender tus ideas, no implica desmerecer o quitarles validez a las ajenas. Pasamos del "se robaron todo", al "Macri gato", o "Macri la p... que te p...". Es curioso, porque aún así, es probable que el actual mandatario vaya por la reelección y hasta es posible que gane, porque es peronismo no logra superar su karma y está dividido.


El hecho de que el Intendente Etcheverry haya anunciado públicamente, en un semanario local, que será candidato para 2019, nos resulta apresurado a la mayoría, inclusive a sus propios simpatizantes. Además, generó una grieta en el seno de Cambiemos, porque otros referentes también se consideran con legítimo derecho para sucederlo en el Ejecutivo Municipal. Esto habla de la escasa “cintura política” del alcalde lobense, que falta más de un año para las próximas elecciones, y se produce un desgaste inútil que muchos interpretaron como un intento de “marcar la cancha” ante otros dirigentes de peso, como se rumoreó el nombre del Dr. Daniel Zabalo, que podría ser un excelente candidato.

El diagnóstico actual, indica que Cambiemos en Lobos continúa en la cresta de la ola, no tanto por méritos propios, sino por la incapacidad de la oposición para instalar una figura convocante para el electorado. Sin embargo, de aquí a un año muchas cosas pueden pasar, y en política cualquier error se paga caro en términos de votos. Por lo general, el ciudadano pondera la obra pública que un gobierno haya hecho, sea éste, el del Prof. Sobrero, o sus antecesores. Porque es lo que más se ve, y no está mal que sea así, pero en Lobos sigue recrudeciendo el delito, mucha gente está sin trabajo y no encuentra respuestas adecuadas en la Oficina de Empleo, y hay un intento por presionar al Juez de Faltas, Dr. Silvio Canosa, un magistrado que nos parece ejemplar y que nunca hizo política partidaria dentro de su función. Además de que el Ejecutivo no puede removerlo, porque concursó para el cargo, sería un error mayúsculo intentar hacerlo. Las multas se aplican conforme la legislación vigente, y más que labrar infracciones, hacen falta más controles de tránsito, en distintos lugares, porque cualquiera sabe que siempre se suelen realizar en la zona céntrica, y la periferia es tierra de nadie.

 Y ni que hablar de otros problemas que siguen sin resolverse, como los perros vagabundos, que es potestad de Estado tomar medidas en ese sentido, más allá del esfuerzo que hacen CAAN o Conexión Animal, que abonan las castraciones con los aportes voluntarios que reciben de los vecinos. El lamentable estado del Hospital, la falta de insumos y medicamentos, afecta a muchos pacientes, y debe gestionarse hasta llegar al hueso, donde sea necesario, golpear las puertas de todas las oficinas y despachos oficiales, para revertir esta situación.
En lugar de pensar en octubre de 2019 y de empezar a disputarse cargos, quienes nos gobiernan deberían estar concentrados en el “aquí y ahora”, en las necesidades que los lobenses tenemos hoy, y no estar enceguecidos por la ambición de poder. Claro está que, siendo Cambiemos una coalición, será más difícil llegar a un acuerdo, pero para eso el pueblo les otorgó el voto y los consagró ganadores en dos elecciones consecutivas. Sin embargo, nada es para siempre, nadie es eterno, ni mucho menos imprescindible. Por lo tanto, una persona que represente el ideario de Cambiemos, bien puede postularse si es que desde la conducción de este espacio político tiene respaldo. Punto final.

Debut 2024

Hoy retomé la nueva temporada del programa de TV: Quién iba a decir que llegaría a tener 5 años de continuidad entrevistando a vecinos de Lo...