23 de mayo de 2015

25 de mayo

Probablemente nunca sabremos qué sucedió en realidad durante la Revolución de Mayo. Cuando éramos niños, nos relataron un cuentito que sonaba muy bien, pero que se fue repitiendo por generaciones sin que nadie se preocupara en que los estudiantes conozcan la verdad. Creo que, lo más importante, es qué significó para nosotros, como Nación, el 25 de Mayo. No importan tanto los nombres, o el chocolate, o las escarapelas, o esas cosas. Los chicos necesitan alguien que les explique por qué el 25 de mayo no es un día más. Por qué esos próceres que se reunieron en el Cabildo tuvieron h... para romper lanzas con España.

Si es necesario que a los adolescentes les den un ensayo como material de lectura, que lo hagan. Pero no intentemos torcer la historia a nuestro antojo. Y tampoco nos fiemos de historiadores como Felipe Pigna, quien se hizo unos buenos mangos desentrañando supuestos "mitos". No importa si existen o no los mitos en la historia, lo que realmente tiene valor es qué significa para nosotros. Por qué nos importa tan poco la bandera, por qué tenemos un concepto tan equivocado de la Patria. Por qué los pueblos originarios, los indios, viven en condiciones de extrema pobreza, cuando son nuestra reserva cultural. 

Tanto para el que vive en Jujuy como para el habitante de Tierra del Fuego, la Revolución de Mayo debe ser una acontecimiento histórico permanente. No se trata de actos protocolares que no conducen a nada, de discursos huecos o vacíos, y de la manipulación política de la Historia. Se trata de resignificar día a día, el significado de la Patria, porque ello es lo que nos debe motivar a la cultura del trabajo. Punto final.

Cuando lo insólito se vuelve costumbre

  Tenía la intención de escribir una nueva nota antes de que finalizara febrero, pero no fue posible. Simplemente no encontraba los horarios...