21 de mayo de 2015

Desagravio para el Dr. Carlos Fayt

Buenos días, amigos. Miércoles con calor y mucha humedad en la ciudad. Me propuse actualizar el blog, porque por distintos motivos lo fui postergando, y sentí que si lo redactaba algo la pereza me iba a ganar con holgura. Por estos días, los diarios y la tele hablan de los vergonzosos incidentes en la cancha de Boca, en el partido contra River. Pero quédense tranquilos: Como sucede con todo en este país, nada cambiará, dentro de unos días, dejará de hablarse del tema, y "aquí no ha pasado nada". Ya nadie (al menos los grandes medios) se acuerda de Angeles Rawson, de Melina, de Nisman... y la lista sigue. Ahora la tienen con el Ministro de la Corte Suprema, Dr. Carlos Fayt, a quien tuve oportunidad de conocer y que me merece la mayor estima y consideración. Por eso es que me parece lamentable las acciones que los analfabetos K están llevando a cabo para desplazarlo del cargo. Es cierto que tiene una edad avanzada, pero eso no significa que no tenga lucidez, que esté con sus facultades mentales alteradas, o que no pueda discernir. 

Pedirle pericias psicológicas a Fayt es un bochorno. Sobre todo, cuando muchos de los funcionarios del actual Gobierno no parecen estar en sus cabales, a juzgar por sus dichos (y hechos). No les vendría mal visitar a un terapeuta y a un psiquiatra, al menos para que no se les "salga la cadena" diciendo cualquier disparate como hacen a menudo. Hago la salvedad de que este Gobierno cuenta con  funcionarios inteligentes y que saben lo que hacen, pero generalmente son de segunda línea y por ello sus nombres no trascienden. Muy de vez en cuando, los diarios se limitan a entrevistarlos o al menos mencionarlos en alguna nota. En fin, mejor me dejo de renegar, y dedico el resto del día a limpiar la casa que está bastante descuidada. Gracias por leerme. Punto final.

El culto a la haraganería es el éxito del celular

  Los recuerdos de la infancia son los mejores. No digo que toda la etapa de la Secundaria carezca de momentos buenos, pero eso es otra hist...