6 de noviembre de 2015

El pueblo pide sangre

Ya lo dije una vez y no me canso de repetirlo: es totalmente FALSO eso de que "el pueblo nunca se equivoca". Nos equivocamos con Menem (no una, sino dos veces), con De la Rúa, con 12 años de kirchnerismo, y quizás no se trata tanto de una equivocación, sino que los tipos una vez que ganaron hacen lo que quieren y se "cagan" en las propuestas de campaña. Tanto Scioli como Macri prometieron crear "millones de puestos de trabajo". Que me expliquen cómo lo van a hacer, cuando las reservas del Banco Central están tocando fondo, el único país que nos presta plata es China, pactamos con el terrorismo internacional (entiéndase por esto el Memorando con Irán), e innumerables desaciertos de los cuales nadie se quiere hacer cargo. Si una persona está convencida, pero convencida de verdad, de que Scioli puede cambiar esto, me parece perfecto, que vaya el 22/11 a la urna más próxima a su domicilio y que lo vote. Lo que yo creo, anticipándome a los hechos (probablemente pueda hacer un análisis erróneo), es que si Scioli no se pone las pilas y se da cuenta que se está jugando la Presidencia, en el debate del 15/11 la va a pasar pésimo. Macri es un tipo de lengua filosa, inclusive podríamos decir que es forro y soberbio en muchos aspectos. Y el actual Gobernador es un tipo que tiene que hacer equilibrio para seducir por igual a los estratos sociales más bajos y a la clase media. Y lo que no entiende Scioli, es que sus propios asesores le están mintiendo y la están pifiando con la estrategia. La gente no es boluda, y se da cuenta. Pero todo puede suceder en el largo camino hacia el 22/11. Punto final.

El culto a la haraganería es el éxito del celular

  Los recuerdos de la infancia son los mejores. No digo que toda la etapa de la Secundaria carezca de momentos buenos, pero eso es otra hist...