24 de noviembre de 2015

Y la autocrítica dónde está?

Lejos de la autocrítica, cierto sector del kirchnerismo que se cree "más allá del bien y del mal", analiza de un modo retorcido y mezquino la derrota de Scioli, con el diario oficialista Página/12 como canal de expresión y catarsis. No se hacen cargo de que lo dejaron solo, empezando por la propia Presidenta, quien le puso a Zannini de prepo (por las dudas, no vaya a ser cosa de que descarrile), y después se desentendió del asunto. ¿Cómo es esto de que los derrotados se transforman en vencedores, según la curiosa dialéctica de periodistas genuflexos como Víctor Hugo Morales? No resiste la menor lógica. Por primera vez en mucho tiempo, no habrá un "superministro" de Economía como fue Domingo Cavallo. Macri optó por formar un equipo de 6 economistas, con los cuales uno podrá coincidir o no, pero me parece muy bueno. Seis personas podrán ponerse de acuerdo y así tomar decisiones ya sea respecto a las economías regionales, o al modelo de la Argentina ante el mundo. Debemos dejar de ser un país agroexportador como hace dos siglos atrás, porque es mentira que exportamos esto o lo otro, a los K los salvó las retenciones a la soja y el alto precio de los commodities. No vamos a negar las políticas acertadas que tuvieron, sobre todo en el Gobierno de Néstor Kirchner, pero de ahí en más todo se fue saliendo de cauce, y fue así como empezamos a vivir en un estado de confrontación permanente. Si leés o no leés Clarín. Si mirás o no mirás TN. Si apoyás al campo sos un oligarca o un cipayo, porque para ellos todos son terratenientes y no existen los pequeños productores que se cagan de hambre. Lo único que puedo rescatar de Macri, y digo esto porque aún no asumió, es que no parece ser una persona confrontativa. Se puede tener firmeza sin tener que gritar. Se puede gobernar sin tener que pisarle la cabeza al otro. Y por sobre todas las cosas, se puede pensar distinto sin que ello implique un insulto o un adjetivo despectivo. Punto final.  

El culto a la haraganería es el éxito del celular

  Los recuerdos de la infancia son los mejores. No digo que toda la etapa de la Secundaria carezca de momentos buenos, pero eso es otra hist...