30 de julio de 2017

Domingos lluviosos y Plan B

Definitivamente, no es normal transitar un invierno con 20 grados de temperatura, que es lo que estuvo sucediendo durante buena parte de la semana. Naturalmente, hubo que volver a sacar remeras y ropa liviana de las cajas o bolsas donde estaban prolijamente guardadas. Saben, ya perdí la cuenta del tiempo que hace que no veo un programa de TV completo. No es por hacerme el intelectual o el refinado: simplemente la oferta es magra y (como dije en otra nota) sirve para un momento de distensión, pero no destinaría más de una hora de mi tiempo a la tele excepto que Boca se consagre Campeón nuevamente. O el gran anhelo de todos: que la Selección levante un trofeo cualquiera, pero que al menos gane algo. Hoy tenemos una lluviosa mañana de domingo, y según está previsto, el aguacero continuará por unos días más. 

Un buen momento para reflexionar, para tomar unos mates amargos sin ningún apuro, zambullirse en la lectura de algún libro olvidado, preparar el trabajo para el comienzo de la semana... la lluvia no impide salir de casa, llevo un paraguas y voy a donde quiero. Sabido es que el domingo suele ser un día chato, vacío y aburrido, en el cual emergen los fantasmas del pasado, nuestras propias miserias que nos hacen sentir culpables sin serlo. El mejor consejo es dejarlo pasar y afrontarlo con la compañía de alguien que realmente valga la pena pasar el tiempo, un amigo o un familiar que siempre está dispuesto a una buena charla o a compartir una cerveza. Que disfruten de este jornada aciaga y destemplada del mejor modo posible. Una buena siesta puede ser el "Plan B". Punto final. 

PD: Poné el CD (o escuchalo por YouTube) de Eric Clapton, "Slowhand" (1977) a todo volumen. Vas a ver cómo la furia de la viola de Clapton te cambia el humor.

Análisis final: Panorama político

Estimados: el análisis final (para no ser tedioso), que hago de las PASO, es que un sector de la sociedad, amplio por cierto, decidió contin...