26 de agosto de 2017

El vicio de acumular objetos sin quererlo

Sábado por la noche en la ciudad. Cielo nublado, últimos días de agosto. Hoy me propuse organizar la compu, porque se me había llenado de archivos de notas que fui publicando. La pantalla estaba llena de íconos, se los puedo asegurar. No me quedó más remedio que grabar todo en un DVD para tener una copia, y luego borrar todos esas notas y fotos que estaban al pedo, ocupando espacio. Ahora que lo pienso mejor, hubiera sido más práctico un pendrive, pero es lo que haty. 

En fin, así es como uno va acumulando cosas: cada loco con su tema, hay quienes tienen bibliotecas repletas, otros que coleccionan CD's...hay momentos en que es bueno tener algo "físico" (que se pueda tocar), y no que quede todo en una nebulosa. Yo no gastaría guita en Spotify ni en Netflix, no me interesa, para eso tengo los discos que con esfuerzo logré comprar en su momento y un equipo de audio de medio pelo. Hay que reconocer que en el caso de Netflix, su popularidad va en aumento y terminará por imponerse. La gente acepta pagar para ver películas o series por Internet. Otro sector acepta pagar por escuchar música. De algún modo, es una buena forma de no acumular cajas con películas mediocres que uno ya vio y que no volvería a ver jamás. Pero...qué placer tener El Padrino, o Casablanca (por citar sólo dos filmes que hicieron historia) en DVD!!! Y disfrutar una y otra vez de la magia de Marlon Brando, de un mohín de Humphrey Bogart, o el talento de Al Pacino. Pienso que, en definitiva, todo lo "palpable" lamentablemente va a desaparecer, con lo cual no habrá diarios impresos y nos quedaremos con la nostalgia de no tener algo para leer mientras tomamos un café en un bar. En su reemplazo, seguramente estaremos embobados con la pantalla del celular.

Ser coleccionista es un poco enfermizo, en mi caso tengo discos notables, pero no para exhibición, o por mera vanidad, sino para disfrutarlos y escucharlos. Si se rayan (cosa rara porque tengo extremo cuidado), mala suerte. Nada es imprescindible, hoy por Internet todo se consigue, Mercado Libre mediante. Punto final. 

Cuando lo insólito se vuelve costumbre

  Tenía la intención de escribir una nueva nota antes de que finalizara febrero, pero no fue posible. Simplemente no encontraba los horarios...