8 de agosto de 2017

Un día con el teclado "en llamas"


Hoy fue uno de esos días en los que tuve que corregir muchísimo todo lo que tiene que ver con el diario digital (LOBOS 24), hacer algunos ajustes porque cuando la gente entraba a Facebook aparecían fotos que no guardaban relación con la nota publicada...en fin, uno trata de ofrecer un producto de calidad, desde lo periodístico y también desde la estética, la imagen. Pero les puedo asegurar que así como hay satisfacciones en este laburo, se reniega muchísimo con esto, desde un simple error de tipeo que hay que enmendar, el retoque de las fotos para que se luzcan lo mejor posible..sin embargo, cuando todo se va acomodando, queda a juicio de los lectores determinar si la nota es de interés o no, hacer los comentarios que deseen, y si te dicen algo que no les agrada (siempre que sea con respeto) te la tenés que bancar. Así funciona. 

Este blog tiene una dinámica parecida, porque aunque no se difunden noticias, si yo escribiera cualquier estupidez o si hiciera apología del delito, perdería toda credibilidad. Creo que las claves para subsistir en esta profesión son buscar vetas nuevas, salir un poco de la actualidad política que genera hartazgo y fastidio en mucha gente, publicar alguna nota de salud que siempre despierta interés y es útil para cuidarnos. En este último caso, que sea siempre de una fuente confiable, acreditada, y citando la fuente. 

Saben, a veces pienso que la gente no valora el esfuerzo ajeno. Pero quizás yo tampoco lo haga, o no me dé cuenta que muchos vecinos la están pasando peor que yo, laburando más horas, y teniendo que soportar maltrato en el trabajo, encerrados en una oficina mientras las horas transcurren a cuentagotas.
Por eso, al menos hoy, decidí en estas líneas no quejarme, contrariamente a mi innata costumbre. Simplemente, disfrutar en lo que pueda el resto del día y prepararme para continuar mañana con las pilas "recargadas". Punto final.



Los adolescentes y nuestra lógica incapacidad para entenderlos

Debo reconocer que a veces me decepciona un poco pensar que hay un número mayoritario de adolescentes que nunca leyeron un diario en papel (...