25 de mayo de 2016

Problemas de comunicación

Cada uno es responsable de su propia vida. Y nadie puede decirte qué hacer o qué no. Llega una edad en la cual no podés delegar en otra persona aquello que no te gusta resolver. Y hay políticos que actúan como niños, porque si bien es necesario contar con un equipo de asesores para determinadas cuestiones, son incapaces de tomar una decisión por ellos mismos. Por eso pasan estas cosas, que un funcionario dice algo y al rato nomás hay otro de lo desautoriza o argumento que "no es tan así, lo sacaron de contexto". Están sumidos en el fragor de esa lucha por el poder, en la incapacidad para demostrarle al pueblo de que todos están peleando para mejorar la calidad de vida de la gente. 

Este Gobierno Nacional, más allá de que uno pueda estar de acuerdo o no, adolece de un problema de comunicación. Los tarifazos de luz y gas fueron informados de un modo brutal, como si no afectaran a nadie, y los anuncios positivos (no muchos) que se hicieron no tuvieron el impacto esperado. En el afán por diferenciarse de los K, prescindieron de la Cadena Nacional, la cual hubiera sido útil para dar a conocer esas medidas que benefician a la gente, en medio de tanta "malaria" y desconcierto. Es sumamente paradójico que una coalición que construyó su campaña basándose en las redes sociales como Facebook o Twitter, hoy no pueda ponerse delante de las cámaras de TV y dar la cara a la sociedad, porque como mencioné en una oportunidad esto no es tierra arrasada, al menos por ahora. Se trata simplemente de comunicar, dejar de lado a los asesores de imagen y a las encuestas, y enfrentarse a la realidad con hechos concretos. Que cada uno pague el costo político que le corresponde por las decisiones que tomó. Y que aprendan a capitalizar las medidas positivas, para que el mensaje llegue de un modo simple y sencillo a toda la ciudadanía. Hoy, mucha gente que podría beneficiarse con la Tarifa Social no sabe cómo hacerlo, porque hay que entrar a Internet o buscar en Google, ningún funcionario se tomó el trabajo de explicar cómo es el procedimiento. La televisión abierta sigue siendo el medio de comunicación más poderoso, el que a más gente llega, y el acceso a la Tarifa Social debería ser tan ágil e inmediato como lo fue el desmesurado incremento de la luz y el gas. Me parece bien que tengas que demostrar que sos jubilado o lo que sea, pero no que el trámite para obtenerlo se vuelva una interminable cadena de burocracia cuando lo que uno busca es simplemente pagar menos. Hasta que no aprendan a comunicar las acciones de Gobierno, no van a lograr revertir el malhumor social. Tener a Aranguren como Ministro de Energía, es como tener un elefante en un bazar, por su falta de tacto, no porque no sea idóneo. Punto final.

El culto a la haraganería es el éxito del celular

  Los recuerdos de la infancia son los mejores. No digo que toda la etapa de la Secundaria carezca de momentos buenos, pero eso es otra hist...