31 de mayo de 2016

El segundo semestre

Bueno, estamos a un día del tan ansiado "segundo semestre", y es hora de que el Gobierno empiece a dar señales de que hay una recuperación económica. Cuando uno se propone metas muy altas o en un plazo corto, la desilusión al no lograr concretarlas suele ser mayor. Sin embargo, el segundo semestre comienza en junio, y Macri prometió reiteradas veces que durante ese lapso se lograría bajar la inflación y fomentar el empleo. Pero ya no importa tanto si es este semestre o el siguiente, lo que importe es si resulta posible. Y cómo lo van a hacer. 
Las Pymes de Lobos y de otras ciudades del Interior no saben qué hacer con las abultadas tarifas eléctricas. Hoy se conoció la noticia de que un recurso de Amparo frenaría transitoriamente el "tarifazo".Nunca me gustó poner a los empresarios en un pedestal, pero debo reconocer que en este momento muchos de ellos están haciendo un gran esfuerzo para no despedir personal. Hasta que no haya una solución de fondo, difícilmente la Casa Rosada pueda reivindicarse del descontento social imperante. Mientras tanto, hay que agudizar el ingenio para llegar a fin de mes, apagar las luces y las hornallas de la cocina a cada rato, o poner la estufa en piloto. La gente se cuida como puede. No hay muchas alternativas para hacerlo. Pasar un poco de frío pero gastar menos energía, es la única que nos queda. Si para el Gobierno los subsidios representaban una carga muy pesada heredada de los K, debieron prever que quitarlos "de un plumazo" traería consigo estas consecuencias. Son decisiones que afectan a millones de argentinos, y por tal motivo, volviendo al comienzo de ese texto, veremos qué sucede en este segundo semestre, que tanto entusiasmo despierta en las huestes macristas. Punto final.

El culto a la haraganería es el éxito del celular

  Los recuerdos de la infancia son los mejores. No digo que toda la etapa de la Secundaria carezca de momentos buenos, pero eso es otra hist...